CIUDAD › LA SORPRENDENTE DECLARACIóN DE TORO E. AL QUE LA POLICíA LE PIDIó 50 MIL PESOS

Lo que reveló el preso extorsionado

Estuvo en Seguridad Personal

 Por José Maggi

El "Toro" E. es el interno con salidas transitorias que denunció haber sido detenido por una brigada policial que le plantó un arma y droga y le exigió 50 mil pesos para no iniciarle una causa. El dinero se lo pidió prestado a quien conocía bien, Milton Damario, señalado como uno de los sicarios del clan Bassi, a quien le arreglaba autos tiempo atrás. La intervención telefónica del teléfono de este ultimo, prófugo de la justicia, ordenadas por el juez Alejandro Negroni permitió a otra brigada policial descubrir el hecho. En ese llamado el "Toro" le decía a su financista que lo estaban apretando "los de Judiciales". Sin embargo era otra la Brigada la que había concretado este "secuestro extorsivo". En esta declaración a la que accedió Rosario/12 y que fuera brindada por orden del juez de la causa Juan Donnola ante la División Judiciales, el detenido revela que fue trasladado "a la oficina de la Brigada de Seguridad Personal", en el predio de la Jefatura.

Es justamente el juez Donnola quien trata de identificar a los policías, cuyo ardid quedó expuesto esta misma semana, cuando personal que investiga a uno de los buscados en la causa de Los Monos, interceptó el llamado de este preso con salidas transitorias pidiéndole dinero a un amigo, que resultó ser uno de los prófugos investigado por el juez Alejandro Negroni en una causa conexa con la que instruye Juan Carlos Vienna. Las escuchas en cuestión las ordenó el juez Negroni y las desgrababa un equipo a cargo del comisario inspector Marcelo Marcos.

El preso "detenido irregularmente" está procesado por un homicidio ocurrido en Villa Gobernador Gálvez el 11 de agosto de 2010, en la esquina de Coronel Aguirre e Iriondo. El Toro E. está esperando condena con régimen de prisión preventiva morigerada con salidas laborales. Todos los días sale de la Alcaidía de Jefatura a trabajar como mecánico a las 8 de la mañana y regresa a las 22 a pernoctar en el pabellón ocho del penal de Francia al 5200.

En su testimonio aclara de entrada que esta enfrentado con Damario: "Quiero denunciar que estoy amenazado de muerte tanto yo como mi familia por Milton Damario y su gente, que el día 22 (no especifica) a las 21 horas cuando me encontraba en mi domicilio, frenó una moto negra con dos encapuchados y un Peugeot 206 color gris y una Ecosport color gris y se bajó Milton Damario y con una metra (lleta) tipo Uzi empezó a tirar tiros hacia el portón de mi casa, habiendo disparado como ocho tiros, cinco de los cuales pegaron en el portón y se fueron sin decirme nada, los tiros iban hacia mi persona pero no alcanzaron a herirme".

De inmediato el "Toro" avanza sobre el hecho concreto: "Hace un mes atrás un día lunes a las 12 horas fui a visitar a Jonathan B. internado en el HECA y a las 13 cuando me retiraba a bordo de mi automóvil VW Bora color rojo dominio IME 168, cuando iba circulando por avenida Francia ( hacia el sur) pasando la calle La Vincha, me entra a seguir un Polo gris con dos ocupantes, que me hace sonar una sirena. El conductor de ese auto me hace descender a mí y a mi compañero. En ese momento el que lo acompañaba al que me paró, me dice ' mirá lo que te encontré', mientras me mostraba dos paquetes envueltos con una cinta marrón. No vimos lo que tenía adentro, pero ellos aludían que era droga, y además me mostraron un 38 ( arma). Yo les dije que no tenía nada que ver con eso que ellos decían que estaba adentro de mi auto. Les dije que buscaran un testigo o me dejaran ir, y entonces pasó por la avenida Francia en sentido contrario una Ecosport negra que era manejada por un hombre al que acompañaba una mujer rubia, que se acercó a nosotros y les dijo a quienes me habían detenido 'ese es lleválo'".

El Toro continuó relatando que "me hacen subir a mi auto y el acompañante del Polo se sienta atrás de mi auto, y me saca mi teléfono celular. Mientras a Coco lo traían en el Polo. De allí vinimos todos a la Jefatura derecho por avenida Francia, y entramos ala oficina de Seguridad Personal, y digo el lugar porque conozco el lugar, y dejo mi auto estacionado bien enfrente. Ya estaba en el lugar la Ecosport que vi antes. Los mismos que nos detuvieron nos llevaron a una oficina que esta pasando la guardia, y me empezaron a decir que yo era 'el Toro de los Cantero' y que tenía un homicidio en la (comisaría) 21º, y yo le decía que estaban confundidos. Todo esto hasta que uno se paró y fue a ver un foto, y me dijeron que estaban 'equivocados, porque el que buscamos era más grandote'. Igual me pidieron 50 lucas para poder irme sino me embagayaban, con lo que me habían puesto en el auto. Me decían que como yo era gente de Milton Damario, que lo llamara a él y le pida las 50 lucas".

"Así que lo llamé a Damario, y le cuento todo, y le digo que eran los de Judiciales los que me apretaban, y él me contestó 'joya esa es la llegada que me faltaba', y me pide que viaje a buscar la plata. Así que mientras me voy , se queda Coco preso. Salgo con mi auto por donde entré y voy a mi casa a explicarle todo a mi mujer Jessica Victoria L.. A las 16 horas me llama Milton y me dice que vaya a la segunda estación de la YPF sobre la autopista a Santa Fe. A las 17.30 llegamos con mi mujer al lugar, y en sector de la playa de estacionamiento de camiones en el norte, me da 20 mil pesos en billetes de 100. Milton circulaba en un automóvil BMW , pero cuando me da la plata me pide el Bora. Así me hizo traer en su BMW que me llevó a mi casa donde llegué a las 19 horas".

"Esperé en mi casa para ir a la alcaidía, y siendo las 18 horas Coco me llamó avisándome que estaba libre, y que lo habían cagado a palos. También le dijeron a mi compañero que 'no teníamos código', y que donde me engancharan me iban a romper el ojete y que salió por calle Ovidio Lagos, pero que no lo querían dejar salir de la Jefatura porque no sabían de donde venían Coco explicó que salía de Seguridad Personal, y que el de la guardia llamó a esa oficina y le dijeron que sí, y pudo salir".

El Toro describe la dependencia policial donde estuvo: "El lugar al que me llevaron da al paredón sur dela Jefatura y es la última oficina de la calle interna, tiene en su frente mirando hacia el oeste y hacia el paredón, un ventanal grande. Para entrar en esta oficina hay que subir dos o tres escalones de material, y allí está una chica rubia petisa flaquita, de 40 años que estaba bien vestida, y que era la que iba en la Ecosport negra" Y agrega: "puedo reconocer a cada uno de los policías que me detuvieron".

Compartir: 

Twitter
 

La víctima de este "secuestro extorsivo" pasó por oficinas de la Jefatura de Policía.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.