CIUDAD

Un permiso con restricciones para los vendedores ambulantes africanos

Se los otorgó la municipalidad ayer después del escandaloso desalojo
que sufrieron en la esquina de San Martín y Rioja, que generó todo tipo
de denuncias, incluida la de racismo, y malos tratos de parte de la policía y la Guardia Urbana Municipal.

La Municipalidad de Rosario le otorgó un permiso provisorio por seis meses -aunque con marcadas restricciones- a los dos vendedores ambulantes africanos que la última semana fueron desalojados violentamente por efectivos de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la policía. El acuerdo llegó luego de una reunión concretada ayer entre integrantes del sindicato de vendedores ambulantes y de la Dirección de Habilitaciones municipal que dispuso que ambos vendedores no podrán establecerse en una esquina determinada sino deambular en el sector comprendido entre las calles Rioja, España, Montevideo y San Martín. Sin embargo, ayer se instalaron en su clásica esquina y nadie los molestó. Es más fueron alentados por vecinos, vendedores, y ocasionales clientes que se acercaron a su ya conocido paragüas rojo repleto de bijouterie.

De acuerdo a los dichos del director de Habilitaciones, Gustavo Leone, la medida está relacionada con la saturación de vendedores ambulantes en el microcentro. Tampoco podrán establecerse en ninguna ochava y deberán estar a 25 metros de cada esquina, como tampoco podrán ofrecer su mercadería en las peatonales. Sin embargo ayer por la tarde el dúo de morenos vendió su mercadería en la esquina de siempre, donde fueron saludados por quienes cruzaban por peatonal San Martín a la altura de Rioja. En esa esquina Steve dialogó con Rosario/12: "Fuimos a la Aduana con el presidente del Sindicato Jesús (Lazarin), y nos dieron el permiso de seis meses precario para esta esquina, como yo quería", confió y agregó que "hoy estamos muy contentos porque viene la gente que nos quiere, nos alienta y nos felicita".

El joven vendedor de bijouterie confesó que pensó en irse en algún momento pero que lo alentó quedarse la forma en que muchos pelearon por él. "Me gustaría quedarme en la Argentina porque tengo una nena de 3 años y siete meses, si la gente me trata bien me gustaría quedarme por ella también". Con respecto a la GUM, reconoció que "pasaron y nos vieron pero no nos molestaron".

A su lado Isaac, su compañero de venta, se mostraba feliz por el permiso logrado e intentaba explicar en su medio español que el "rosarino no es racista, rosarino gente buena, me gusta laburar, me gusta trabajar mucho. Muchas gracias a todos", repitió el joven africano.

En tanto el director de Habilitaciones, Gustavo Leone, remarcó ayer la situación de la venta ambulante: "En el microcentro hay 100 puestos, después hay unos 50 hasta los límites de Oroño, Pellegrini y el río, con otras características porque son deambuladores. Después fuera de esos límites hay un total de 270 previsiones de cupo y en el resto de la ciudad hay otras 230 o 250. La realidad es que dentro de los límites de Oroño, Pellegrini y el río los cupos están cubiertos y en el resto de la ciudad se han entregado unos 90 en parques y plazas de un total de 250, y en el resto de la ciudad cuatro de un total de 270".

Por su parte la Delegación de Rosario de la Dirección Nacional de Migraciones informó que los dos jóvenes africanos -uno liberiano y otro ghanés- "se encuentran en el país en situación regular, ya que se les ha otorgado la documentación migratoria que corresponde de acuerdo a su situación, es decir, un permiso de residencia precaria hasta tanto se resuelva su situación definitiva, lo que depende tanto de la Dirección de Migraciones, como de los propios interesados", expresó la delegada rosarina Mariana García.

Desde esta dependencia nacional explicaron que una vez efectivizados los requisitos legales, los inmigrantes comienzan a gozar de los mismos derechos y posibilidades que un argentino. "En nuestro país no existe, en lo que de ésta Dirección dependa, ningún tipo de discriminación sea por el lugar de nacimiento, por el color de su piel, por su sexo, por su religión, por sus opiniones políticas", expresaron en un comunicado.

Compartir: 

Twitter
 

Steve e Isaac volvieron ayer a "su" esquina y fueron alentados por los todos vecinos. Pero no pueden estar en ese lugar, sino que tienen "deambular" por un sector de esa zona.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.