CIUDAD › IMPUTADO POR EL ASESINATO DEL COMERCIANTE SMUD

Con prisión preventiva y junta médica

La jueza que investiga el asesinato del comerciante Néstor Smud -cuyo cuerpo fue hallado descuartizado en Capitán Bermúdez- imputó ayer a su supuesto matador, Eduardo R., de 52 años, por homicidio y tenencia de armas. La jueza Roxana Bernardelli ordenó además la prisión preventiva sin plazo, solicitó una junta médica para el imputado, y ordenó que sea alojado en un lugar donde se garantice su salud psicofísica ante el hecho de autoagresión que protagonizara antes de declararse culpable.

Ayer los fiscales Guillermo Apanowicz y Florentino Malaponte aclararon algunos puntos de la investigación: los llamados a la familia fueron "disuasivos" para evadir a la justicia. Cuando la esposa de Smud fue contactada varias veces se le solicitaba una suma de dinero, luego incluso de haber sido asesinado el comerciante, lo que llevó en un primer momento a un confusión.

En la casa del imputado encontraron una calibre 38 y otra 32 pero al parecer no fueron usadas para matar a Smud. Además, en el allanamiento del lunes encontraron una sierra con mango de madera a la que se le realizó prueba de luminol positiva para sangre, y el mismo resultado arrojó en otros sectores del departamento de Salta 2316. También se hallaron un cuaderno y una agenda con los números de Smud.

Un testigo, en tanto, dijo que días antes de su desaparición Smud le manifestó haber conocido a "una persona, y que a las 17.30 del lunes 7 de julio tenía una cesión de masajes".

Los fiscales recordaron que Eduardo R. dijo a la policía que "quería morir porque era un asesino, que lo mató en su casa, y lo puso en bolsas. Después lo trasladó en su Polo".

En tanto ayer se conoció el informe preliminar de Medicina legal que afirma que Smud murió por un "hundimiento de cráneo por un golpe con un objeto contundente". Y que en dos partes del cuerpo hay signos de trabajo con una sierra, descartando que hubiese sido ultimado a tiros.

Entre las pruebas esgrimidas por el fiscal Malaponte para pedir la prisión preventiva figuran "la sierra que se está peritando, y que los perros marcaron lugares donde habría estado Smud".

El imputado era dueño del gimnasio frente al edificio de calle Salta 2141, que explotó hace un año.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.