CIUDAD › ALLANAMIENTOS Y DETENCIONES EN BARRIO CABIN 9 DE PEREZ

Los que ocupaban el territorio

Integrantes de dos bandas que se repartían el vecindario para robar motos, hacer escruches y cobrar peajes quedaron detenidos luego de una investigación que se inició a partir de la denuncia de los propios vecinos del lugar.

 Por Lorena Panzerini

Ocho personas fueron arrestadas ayer en 17 allanamientos realizados en Cabín 9, en Pérez, donde además se secuestraron armas utilizadas para cometer "delitos territoriales". El operativo de saturación en la zona estuvo a cargo del Ministerio Público de la Acusación, la secretaría de Delitos Complejos junto a la Dirección de Trata de Personas y de Prevención y Control de Adicciones, y de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE); a partir de una serie de denuncias que ingresó a la Unidad Fiscal de Investigación y Juicio, contra dos bandas que mantenían "aterrorizados" a los vecinos. Desde el barrio indicaron que mucha gente tenía que dormir con colchones en el suelo y mantenían las ventanas protegidas con chapas por las balaceras que se escuchaban permanentemente. "Quieren las casas para poner bunkers", dijo una de las vecinas. A los acusados -uno es menor de edad- se les achacan delitos contra la propiedad y contra las personas. Según indicó a este diario el titular de las TOE, Adrián Forni, Los Cuatreros (sindicada como la banda principal por la Fiscalía) y Los Stifler se dedicaban al "cobro de peajes, escruches, amenazas y robos".

Luego de la toma de denuncias "con nombres que se repetían", la Fiscalía avanzó en la investigación. Con la orden de allanamientos firmada por el juez Gustavo Pérez de Urrechu, ochenta efectivos y tres fiscales realizaron el procedimiento, a partir de las 7 de mañana de ayer, para dar con las personas mencionadas en las denuncias, entre quienes estaban Matías y Antonio Cabrera, mencionados por las vecinas de la zona como integrantes de Los Cuatreros.

Según se indicó, cinco de los arrestados eran buscados por la Justicia (muchos sólo con apodos); mientras que otros tres fueron apresados por resistencia a la autoridad, en el momento del procedimiento.

Si bien la fiscal adjunta Verónica Caíni fue quien estuvo a cargo de la investigación que logró los arrestos en viviendas allanadas, en jurisdicción de la seccional sub 18ª; el jefe de la Unidad de Investigación y Juicio, Fernando Dalmau, señaló que luego de recibir la denuncias "la subcomisaría hizo tareas de campo para determinar en qué domicilios se encontrarían estas personas".

Sobre los resultados, dijo que se secuestraron dos armas de fuego, una calibre 22 largo, que fue encontrada dentro de un Peugeot 505; y una carabina calibre 22. Además, fueron halladas dos motos "con los guarismos adulterados". Pese a las denuncias, no se encontraron estupefacientes.

Los vecinos de la zona acusaron a los arrestados de ser "soldaditos, ladrones y personas que pedían dinero a cambio de permitir la libre circulación por el barrio". Dalamu dijo que las denuncias tenían que ver con delitos por "lesiones graves, abuso de armas, amenazas", entre otros. Y señaló que en el lugar sorprendieron algunas "construcciones importantes internas". Por eso, "se seguirá investigando para determinar el origen del dinero; porque hasta ahora no se justifica tamaña inversión. En una de las edificaciones, solo de mano de obra eran 200 mil pesos", dijo.

Forni detalló que se logró la captura de los acusados de ambas bandas, por delitos cometidos en el barrio. "Hay hechos habituales en el vecindario, como reparto del territorio para ejercer el delito, robar motos, hacer escruches, cobrar peajes; y los vecinos conviven con eso porque estas personas ocupan el territorio", dijo. Y agregó: "La gente quería ver esas caras subiendo a un móvil".

Compartir: 

Twitter
 

Las TOE participaron del operativo de saturación.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared