CIUDAD › CINCO POLICíAS EN LA MIRA POR LA MUERTE DE UN JOVEN

Dudan si fue tiroteo o gatillo fácil

Un supuesto intento de robo y una respuesta policial que terminó con la muerte de uno de los presuntos asaltantes, en barrio Rucci, derivó ayer en una investigación con varios "puntos oscuros". Así lo indicó el fiscal de Homicidios Pablo Pinto, quien dejó demorados a cinco efectivos policiales de la Patrulla de Intervención Barrial. La policía habló de un "tiroteo" con los dos jóvenes que habrían intentado robarle a dos menores de edad, en la intersección de Matheu y Polledo, en la zona norte. Sin embargo, no se encontraron otras armas mas que las policiales; y el único herido fue Elías Martínez, el chico de 18 años que murió en el lugar. Hay varios peritajes en marcha.

"Recién comenzamos con la investigación y tenemos datos preliminares", dijo Pinto sobre el testimonio que dieron tras el hecho las dos víctimas de un presunto intento de robo; mientras se espera la declaración de una persona que estaba en la zona, cuando ocurrió el hecho, en horas de la madrugada de ayer.

Los chicos asaltados, de 14 y 17 años, dijeron que dos jóvenes en moto se les acercaron "con intenciones de robo". Incluso -relató el fiscal- "les hicieron ademán de tener un arma de fuego, pero ellos no la vieron en ningún momento". Aparentemente, los increparon y "se produjo un forcejeo del que lograron zafar. En ese momento llegaron los agentes policiales", dijo Pinto. Al parecer, hubo un llamado al 911 por otro hecho en la zona, y se advirtió la situación de los cuatro jóvenes.

Siempre según el relato fiscal, tres de los policías se quedaron con las víctimas del intento de robo y los dos restantes iniciaron una persecución a pie, con los presuntos ladrones. "Se efectuaron disparos. Hay puntos oscuros todavía. Cuando los dos jóvenes se fugaban en la moto, el que viajaba atrás, recibió un disparo en la espalda", expresó.

Uno de los "puntos oscuros" mencionados por el fiscal tiene que ver con que en el acta policial, según le informaron telefónicamente, se habla de un "tiroteo"; pero para el investigador aparece la necesidad de establecer si hubo disparos por parte de los presuntos ladrones, ya que ningún oficial resultó herido, ni se secuestraron armas que no sean las policiales. Además, no se pudieron secuestrar vainas en el lugar, porque tras el hecho llegaron familiares de los agresores y comenzaron a arrojar piedras a la policía. Entre los familiares estaba el supuesto cómplice del fallecido, que fue reconocido por los menores y arrestado. Su situación procesal quedó a disposición de la Unidad Fiscal de Investigación y Juicio.

Ahora, los cinco oficiales están demorados mientras el fiscal busca establecer cómo sucedió todo hasta terminar con la vida del joven de 18 años. Dos de ellos están directamente involucrados en la balacera. Además, Pinto indicó que en la autopsia del cuerpo de Martínez se pudo extraer la bala, que está siendo peritada para determinar de qué arma partió; y así analizar las diferentes responsabilidades del personal policial implicado.

Si bien el joven fallecido tenía antecedentes penales, se desconocía hasta ayer en qué instancia estaban las causas penales, que estarían radicadas en el fuero de Menores, por ser anteriores a su mayoría de edad.

Entre las medidas realizadas para esclarecer el caso, se realizaron pruebas de dermotest --para determinar si se dispararon armas-- a todos los involucrados, incluso al muchacho abatido. También se están peritando las armas y un testigo ocular aportaría datos sobre el hecho en las próximas horas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.