CIUDAD › OTRA INSTANCIA CLAVE DEL JUICIO POR EL TRIPLE CRIMEN DE VILLA MORENO

"Es hora de confirmar la justicia"

La Cámara Penal revelará este lunes si ratifica o no las sentencias de entre 24 y 33 años de prisión para los asesinos de Jere, Mono y Patom. Los condenados apelaron por su absolución. El entorno de las víctimas vuelve a movilizarse

 Por Lorena Panzerini

A tres meses de las audiencias de apelación a las condenas de entre 24 y 33 años de prisión dictadas por el triple crimen de villa Moreno, este lunes se conocerá la resolución de la Cámara Penal. "Hicimos justicia. Ahora vamos a confirmarla", es el lema de la movilización que se realizará poco antes de las 9, en Balcarce al 1600, convocada por el Movimiento 26 de Junio, donde militaban Jeremías Trasante, Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patom" Rodríguez, los pibes asesinados el 1º de enero de 2012. Las defensas de Sergio "el Quemado" Rodríguez, Brian "Pescadito" Sprío, Daniel "Teletubi" Delgado y Mauricio Palavecino pidieron que se revoque el fallo y se absuelva a sus clientes, o que se apliquen penas mínimas. En tanto, Fiscalía y querellantes pidieron que se mantengan las penas y que a Delgado y a Sprío se les sume el delito de portación arma de fuego. Expectativa y ansiedad en el entorno de las víctimas.

Las jornadas de audiencia oral en las que los jueces Georgina Depetris, Daniel Acosta y Adolfo Prunotto oyeron a las partes, se realizaron a principios de junio; y según dijo a este diario Pedro Salinas, referente del M26, pasado mañana darán a conocer el fallo con los fundamentos. Desde el movimiento recordaron que los acusados fueron condenados el 4 de diciembre de 2014. "En ese momento, expresamos nuestra conformidad no sólo con la casi totalidad de la sentencia, sino que además ﷓y por sobre todo﷓ nos declarábamos abiertamente satisfechos con la posibilidad de haber acercado las distintas instancias del proceso judicial a la ciudadanía. Demostramos que existe otra forma de la justicia: una que no necesariamente se corresponde con transacciones abreviadas y circunscriptas a esos sombríos pasillos. Una justicia capaz de hacerse accesible a la sociedad en su conjunto, que sea pasible de reproche público o no, como sucede con cualquier otra esfera de lo que se conoce como sistema democrático. Una justicia que se parezca cada vez más a lo que desde un comienzo debería haber sido: un servicio público", expresa el comunicado.

Más temprano, Salinas dijo a Rosario/12 que hay expectativas de que "la pena del Quemado (el principal acusado en la causa) se confirme a 32 años de cárcel, porque en su caso hay mucho elemento probatorio. Quizás se bajen un poco los años en los otros casos; pero no vamos a permitir que se haga lugar a los planteos de nulidad y revocatoria que pidieron las defensas", adelantó.

En el texto agregaron que el fallo "ejemplificador" de diciembre pasado se vio "oscurecido por distintos hechos que contrastaron con una claridad pasmosa las formas que puede asumir la Justicia: las idas y vueltas del cuestionado acuerdo abreviado con la banda Los Monos; la desaparición y muerte de Franco Casco, con sus irregularidades consabidas y cambio del fuero de la investigación; la desaparición y muerte de Gerardo "Pichón" Escobar; y la eximición de prisión preventiva a los ocho procesados por la desaparición de Paula Perassi", enumeraron. Sobre el último hecho, consideraron que "un sector de la Justicia santafesina mostró con crudeza su verdadera cara: no ya a través de fallos o resoluciones controversiales, sino invitándonos con absoluto desparpajo a conocer su íntima idiosincrasia moldeada al calor de los repetidos -intocados- privilegios. En sus propias palabras, el camarista Prunotto Laborde, integrante de la Sala que deberá pronunciarse sobre las apelaciones del triple crimen, fustigó a Alberto Perassi por 'someterlo al escarnio público'. 'Yo defiendo mi honor y el de mi familia, en la que tuve un padre camarista y una hija fiscal y otro abogado', dijo. Todos ellos, desde ya, laureles y pergaminos con peso específico propio y excluyente; tanto que resulta indignante recordar que Alberto no tiene ni una hija fiscal, ni camarista, ni abogada: tiene una hija desaparecida, por la cual peregrina reclamando justicia hace más de cuatro años", plantearon en el comunicado.

La de este lunes es "una nueva instancia en este largo proceso de lucha por Justicia", señalaron. "Esperamos, una vez más, que la Justicia esté a la altura de las lamentables circunstancias históricas que atraviesan a nuestra provincia, y a la ciudad de Rosario en particular. La lucha por Justicia para Jere, Mono y Patóm demostró las enormes potencialidades de una experiencia nacida del corazón mismo de los entornos periféricos, desde allí mismo fue que iniciamos una pedagogía de la búsqueda de justicia, que ni por un segundo se degeneró en venganza", concluyeron.

El triple crimen de Villa Moreno ocurrió a las 4 de la madrugada del 1º de enero de 2012, cuando un grupo de personas abrió fuego contra los militantes, quienes se encontraban frente a la canchita de fútbol del club Oroño. Según la investigación, los asesinos buscaban vengar un ataque previo, en el que fue herido el hijo del Quemado.

Compartir: 

Twitter
 

El Quemado, Delgado, Palavecino y Sprío, luego de oír sus condenas en diciembre pasado.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.