CIUDAD › MáS IMPORTANTE EL NúMERO QUE EL LíMITE

Control de alcoholemia

 Por Juan Giosa

El concejal Jorge Boasso advirtió que el porcentaje de positivos registrados en los controles de alcoholemia disminuye a medida que se aumentan los mismos. El edil llegó a esta conclusión, luego de recibir el informe solicitado al Secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, respecto a los controles que se realizaron en la ciudad en los últimos tres años. Al ser contactado por Rosario/12, el edil también hizo referencia al proyecto que impulsa el concejal Sebastián Chale para reducir el nivel permitido de alcohol en los conductores, que actualmente es de 0.5, y anticipó su voto negativo: "Este informe demuestra mi vieja teoría, de que el problema no está en el 0 o en el 0.5 sino que se encuentra en la falta de controles. Por lo tanto, considero que hay que triplicarlos y no tanto concentrarnos en el grado de tolerancia".

Según el informe que presentó el funcionario municipal, en 2014 se realizaron 10.520 controles de alcohol, representando más del doble de los realizados en 2013, que fueron tan sólo 4.141. Y sólo en el primer semestre de 2015 ya se superó lo realizado el año anterior, llegando a 10.671 hasta el momento. Correlativamente se advierte que el porcentaje de positivos registrados disminuye sustancialmente a medida que se aumentan los controles: 16% en 2013, 14% en 2014 y 9% en 2015.

Ante estas cifras contundentes, Boasso aseguró que "antes de lanzar modificaciones a la ordenanza actual, primero hay que saber dónde reside el problema: si es una cuestión de normas o de controles". Al mismo tiempo, el edil radical mencionó dos modificaciones del Código de Tránsito que presentó en la última sesión del Concejo.La primera consiste en que sea el SIES, que es el primer servicio en llegar en los choques en que hay lesionados, quien haga los controles. "De lo contrario, en la mayoría de los casos quedan sin hacerse, porque no llegan los inspectores de tránsito para realizarlos, y de esa forma no sabemos cuántos de los accidentes en que colisionan y hay heridos, se dan positivos de consumo de alcohol, excepto aquellos en que haya una orden judicial".

Por otro lado, propuso la modificación del artículo que exige que un médico debe estar presente en los exámenes de alcoholemia. "Esto no tiene ningún sentido porque el profesional no puede hacer absolutamente nada, debido a que el alcoholímetro esta validado por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), y por eso el médico termina siendo meramente un testigo. Sin embargo, de esta forma dificulta que se realicen mayor cantidad de controles, ya que se tendrían que contratar 50 médicos y hoy hay 5. Por eso, propuse la modificación para excluir este punto, y que sea suficiente el alcoholímetro validado, para poder así aumentar la cantidad de controles", explicó Boasso.

Al ser consultado por su postura respecto al tratamiento del proyecto para bajar el nivel permitido de alcohol en los conductores, el representante del Bloque Radical adelantó su negativa de acompañar esta modificación y apuntó contra el Municipio: "En tantos años de experiencia, en este tema llegué a la conclusión de que ante la falencia de los controles del Ejecutivo Municipal, le terminan echando la culpa a la norma. Entonces, nos detenemos nosotros discutiendo modificaciones de la ordenanza, y ellos son ineficientes en el control. Los argentinos tenemos una facilidad para desviar el eje de la atención, donde no hay un problema, crearlo. Todavía nadie me demostró que el inconveniente está en la franja entre 0 y 0,49".

Asimismo, Boasso contó que le había solicitado a Seghezzo el dato de cuántos son los accidentes en los que los conductores sacaron un nivel menor a 0.5 de nivel de alcohol, a lo que le contestó que no tenían esa medición. "Tienen que demostrarme con datos concretos que el problema está en esa franja", recalcó, y evaluó que el conflicto se presenta en el gran consumo de alcohol, y no en "el tipo que consumió un vaso o dos vasos al cual le da 0.2 o 0.3".

Finalmente, hizo referencia a que actualmente no existen controles las 24 horas ni todos los días, sino que solamente se realizan viernes, sábados y días festivos hasta determinados horarios. Ante esto, propone que deberían efectuarse las 24 horas del día, durante toda la semana. "Una vez que el municipio haga esto, y me demuestre que el problema está en el índice de 0.49 para abajo, ahí sí voy a votar a favor de bajar el nivel de tolerancia", concluyó el concejal.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.