CIUDAD

Rosario, la mejor ciudad para vivir para algunos extranjeros

Tanto del Mercosur, como de ciudadanos europeos o africanos, el nivel de otorgamientos de radicaciones en Rosario ha aumentado en los últimos años. ¿Qué es lo que cada uno viene a buscar aquí?

 Por Paula Kearney

La ciudad de Rosario ha aumentado en los últimos años el número de otorgamiento de radicaciones a extranjeros. Tanto latinoamericanos y norteamericanos como europeos y africanos arriban a la ciudad en busca de un lugar donde vivir. En diálogo con Rosario/12, la titular de la Dirección Nacional de Migraciones en Rosario, Mariana García, explicó que "los registros migratorios son registros de ingreso y egreso que se construyen con los datos en frontera. Esos datos se pasan al Indec, y dan una idea del flujo, no del stock, del movimiento de personas extranjeras y argentinas entradas y salidas del país".

La importancia de estos registros reside en que permite consultar en el banco de datos cuándo ingresaron al país los antecesores de los actuales residentes. "Otra de las informaciones que tenemos en Migraciones es las radicaciones otorgadas, es decir el tipo de residencias otorgadas a los extranjeros, que es un dato que es accesible fácilmente porque es un dato que lo registramos nosotros mismos, y además lo producimos nosotros mismos", apuntó García.

Por otra parte, está la información que es producto de los censos, que sí refiere al "stock" de personas que habitan un país, una región o una ciudad en un momento determinado, por lo tanto "la cantidad de extranjeros que habitan la provincia de Santa Fe, o el departamento Rosario se saca de los datos del Indec y del Ipec", informó García, quien especificó que de acuerdo al último censo, en 2001, "aproximadamente en la provincia de Santa Fe, en números conservadores, hay alrededor de 17 mil y 20 mil extranjeros de países del Mercosur y Estados Asociados".

Además, continuó, "en la delegación Rosario tenemos un termómetro que son las radicaciones otorgadas, que en el año 2005 por ejemplo te marcan un índice según nacionalidad: el 33% de las radicaciones otorgadas en la delegación Rosario son peruanas. Esto no quiere decir que en la delegación Rosario haya más peruanos, son termómetros indicativos de cómo se radica la gente y hace su trámite de regularización. Un 17% son paraguayos, un 7% son italianos, un 6% estadounidenses, un 2% español, etc.

-¿Qué pasa con las personas que no tienen documentos, que pasan por la frontera y no queda registrada?

-Eso es una situación de irregularidad, tanto en el control de fronteras como para el extranjero en sí. En caso de que un extranjero haya traspasado las fronteras y no se haya registrado, no haya pasado por el pertinente control migratorio, es una situación que está prevista en la ley como una situación que no debe suceder y que está penada. Aparte ahora hay facilitaciones en cuanto al tránsito concretamente en lo que tiene que ver con el Mercosur y Estados Asociados. Con nuestra Ley de Migraciones, hay un nuevo criterio inmigratorio.

-¿Y por fuera del Mercosur? Por ejemplo el caso de los africanos, ¿cuál es la condición del refugiado?

-La condición del refugiado es un estatuto internacional que para quienes gestionamos la cuestión migratoria es sagrado. Es un estatuto muy importante que debe ser respetado y que supone que una persona por condiciones de persecución racial, étnica, religiosa o política, solicita ayuda internacional humanitaria para salir de ese país adonde viene sufriendo estas condiciones y debe ser protegido en el territorio de otro país. Esto supone el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que es un organismo de Naciones Unidas que tiene como misión justamente proteger el refugio y el desplazamiento interno, y a la vez Argentina como suscriptor de el convenio que protege a los refugiados, también está encuadrado en estos términos del derecho internacional humanitario y protege al refugio.

García aclaró que "en el caso que viene un buque con un pasajero clandestino o indocumentado de Africa, nosotros vamos a hacer el control pertinente al buque, el control de frontera, y detectamos la presencia de esta persona, y si esta persona nos solicita refugio, o bien nosotros de la declaración que nos brinda en el interrogatorio que tenemos con él, deviene que está en situación de persecución, le brindamos refugio. En caso de que se trate de un menor, ponemos de inmediato en conocimiento a la Policía Federal para que se encargue de su protección". Y aclaró que "en caso de que la persona no pida refugio formalmente, o de que del interrogatorio que nosotros hacemos no se entienda que es una persona solicitante de refugio, se procede al rechazo en frontera por carecer de la documentación habilitante para ingresar al país. Esto es que no tiene pasaporte, o no tiene visa. Pero la realidad es que muchos de estos casos que se han producido en los últimos años en la frontera fluvial se han producido por el gran volumen de transporte agro﷓exportador y los problemas estructurales en Africa".

La funcionaria explicó además que "nosotros hemos aceptado la petición de refugio a algunos de los extranjeros que se presentaron en estas circunstancias. El proceso de resolución del refugio es un proceso ciertamente largo en el cual participan en forma tripartita el ACNUR, Migraciones y Cancillería Argentina, y es un proceso de legibilidad que lleva adelante un organismo que se llama SEPARE que toma la decisión de si el extranjero es realmente un refugiado dadas las condiciones internacionales y las condiciones de su país de origen. Pero mientras tanto es un extranjero regular".

Compartir: 

Twitter
 

La titular de la Dirección Nacional de Migraciones en Rosario, Mariana García. En 2005 hicieron trámites peruanos (33%), paraguayos (17%), italianos (7%) y estadounidenses (6%).
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.