rosario

Miércoles, 18 de mayo de 2016

CIUDAD › FISCALíA PIDIó PRISIóN PERPETUA PARA POLICíA

El crimen del pibe que iba en moto

La Fiscalía pidió que se condene a prisión perpetua al policía acusado de matar a Roberto Arrieta, el joven de 22 años que recibió un disparo de arma antitumulto en la puerta de la comisaría 5ª de Puerto General San Martín, en septiembre pasado. La acusación estuvo a cargo de la fiscal de Violencia Institucional, Karina Bartocci, y Aquiles Balbi, de la unidad de San Lorenzo, y se presentó la semana pasada. Al parecer, una nueva apelación de la defensa del imputado frenaría la realización de la audiencia preliminar al juicio oral y público que tendrá al agente Jonatan Puebla, de 25 años, como el principal acusado del delito de "homicidio calificado por abuso de sus funciones".

El domingo 6 de setiembre pasado, Roberto festejaba su cumpleaños y en determinado momento salió en su moto a buscar alimentos para continuar con el festejo. En el trayecto, fue interceptado por un control policial que intentó evadir, porque no tenía el casco puesto. Fue entonces cuando uno de los agentes del Grupo de Operaciones Complejas (GOC), apostados en el operativo, decidió perseguir al joven, lo que provocó un choque entre el móvil policial y la motocicleta, que terminó con la caída de Roberto. En ese momento, llegó uno de sus hermanos y desde allí fueron a la comisaría 5ª de Puerto General San Martín donde ya estaban reunidos sus familiares para protestar por el suceso.

Mientras Roberto estaba adentro de la seccional con su novia, intentando realizar la denuncia por lo sucedido, el agente de la GOC, Jonatan Puebla, salió con una pistola con balas de goma. Al parecer, allí comenzaron los insultos y el policía habría efectuado disparos al aire. En medio de las agresiones verbales, Puebla trastabilló al toparse con unas motos estacionadas. Fue entonces cuando Roberto salió de la seccional y le dijo que parara de tirar, que había niños. Según la Fiscalía, el suboficial "se reincorporó, luego de trastabillar, cargó el arma nuevamente y tiró a muy corta distancia de Arrieta", hiriéndolo de muerte. De hecho, los fiscales aseguraron en audiencias anteriores que "el cartucho (con balas de goma) ni siquiera alcanzó a abrirse".

Desde la defensa, se negó que el policía haya cometido un hecho doloso (con intención). "No tuvo la voluntad de matar, solo debía disuadir el tumulto", dijo el abogado en oportunidad de la audiencia de Cámara que en noviembre pasado confirmó la prisión preventiva de Puebla.

Compartir: 

Twitter

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.