CIUDAD › ASESINARON A UN HOMBRE DE 71 AñOS EN UNA ENTRADERA EN BARRIO BELLA VISTA

Un nuevo crimen que rebalsó el vaso

Héctor Villalba era comerciante, y fue
ultimado cuando intentó resistirse al
asalto, alrededor de las 8 de la mañana.

Héctor Villalba, de 71 años, fue asesinado de dos disparos en plena mañana de ayer, en barrio Bella Vista, cuando dos hombres intentaron ingresar a su casa para cometer una entradera. La víctima era dueño de una agencia de autos ubicada a dos cuadras de allí, en Avellaneda y Riobamba. Los agresores vestían ropa "de trabajo" y cargaban un balde de albañilería, por lo que se cree que se hicieron pasar por trabajadores de la construcción para entrar a la vivienda de Avellaneda al 1900, justo cuando Villalba se preparaba para salir, alrededor de las 8. El hombre habría resistido el robo y recibió dos disparos en la zona de las costillas. Fue el tercer homicidio en menos de dos semanas. Y en sólo 30 días hubo 24 crímenes en la ciudad. Ante este panorama, el ministro Maximiliano Pullaro, declaró la emergencia en seguridad en la ciudad y apuntó contra la justicia. "Las personas que cometieron los últimos homicidios en la ciudad de Rosario tenían reiteración de delitos. Si hubiesen estado presos la realidad es que no hubiesen cometido esos delitos", consideró Pullaro.

El asesinato de Villalba fue en el ingreso a la casa donde ocurrió el forcejeo y, según relató el fiscal Rafael Coria, la víctima alcanzó a tomar una escopeta para defenderse e incluso disparar balas que quedaron estampadas en una pared. En el barrio Bella Vista, todo era consternación. "Hay que irse de Rosario", fue la reflexión de un vecino del barrio, que llegó hasta la casa de Villalba junto a otros vecinos de toda la vida.

Coria detalló -en base al testimonio de una mujer que estaba en la parada del colectivo de la esquina- que el homicidio fue cometido por "dos personas que entraron a la casa con un balde como si fuesen obreros. Después, al escapar se subieron a un auto que estaba en la esquina, en el pasaje Vélez. Actuaron a cara descubierta y eran personas jóvenes de unos 30 años. Estamos intentando identificar ese vehículo mediante las cámaras del sector", dijo el fiscal.

Entre las voces de lamentación y bronca por lo sucedido, una amiga de la familia describió: "El siempre trabajó duro; era un luchador". Villalba y su esposa vivían solos en la vivienda de Avellaneda 1988. Ayer por la mañana, alrededor de las 8, la señora salió para ir a buscar el diario y al regresar se encontró a su marido forcejando con dos delincuentes en la puerta de la casa. "Esa es la versión que tenemos. No sabemos cómo hicieron para entrar, porque cuando la esposa del comerciante volvió se encontró con el esposo forcejando con las dos personas, y en esas circunstancias se produjeron los disparos", agregó Coria, desde el lugar del hecho. Al mismo tiempo, dijo que la víctima alcanzó a tomar una escopeta que tenía en su casa, porque se dedicaba a la caza; pero murió al tratar de defenderse. "La persona fallecida llegó a disparar, pero no sabemos si el disparo lo efectuó él o fue producto del forcejeo. Hay dos impactos de los proyectiles de la escopeta en la mampostería de la casa", detalló Coria.

El hombre tenía dos hijos. El varón se encuentra radicado en Holanda y la mujer que vive en una localidad vecina a Rosario. La joven llegó a la casa de sus padres a los pocos minutos de ocurrido el crimen. "No sabemos nada. Dicen que le tocaron el timbre. Se ve que abrió la puerta y algo pasó. Pero no sé más que eso", dijo.

Ante ese panorama, Pullaro habló por la tarde. "Los que tenemos responsabilidad en cuestiones de seguridad no nos podemos hacer los boludos", dijo el ministro, quien advirtió que los 120 ó 130 patrulleros que hay en la calle "no alcanzan".

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal Coria contó que dos personas que se hicieron pasar por obreros cometieron el crimen.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.