CIUDAD › SOZA BERNARD INTENTó DESPEGARSE DEL CRIMEN DE FABRICIO ZULATTO

"Defensa infantil" y poco creíble para el juez

"Yo no maté a nadie. Soy consumidor y era habitué de ese lugar (Génova al 2100, donde se halló el cuerpo de Fabricio Zulatto). Ese día fui, y estos dos muchachos estaban manchados de sangre y me dijeron que me daban droga gratis si me llevaba el auto y lo dejaba por ahí". Con esas palabras Andrés Soza Bernard intentó despegarse del crimen del chico de 21 años asesinado y enterrado en un búnker de zona norte, el 9 de agosto pasado. Para el juez Héctor Núñez Cartele se trató de una "defensa infantil" y consideró que la evidencia reunida por la fiscalía basta para considerarlo probable autor del hecho, por lo que ordenó su prisión preventiva sin plazo, en la cárcel de Piñero. Soza Bernard fue detenido la noche del miércoles, en la casa de sus padres y ayer quedó imputado por el delito de "homicidio calificado por promesa remunerativa y uso de arma", lo que prevé pena de prisión perpetua.

El acusado, que estaba en libertad condicional tras haber sido condenado en 2010 por matar a su novia, se sumó ayer a la causa donde ya está imputado Darío "Pilo" Montier, a quien Andrés le prometió 20 mil pesos por el crimen, según testificó otro de los acusados por encubrimiento. Para la fiscalía la relación entre ellos es de dealer (Andrés) y vendedores (los dos carreros).

En el legajo judicial ya se tomó declaración a varios amigos de Fabricio, quienes sindicaron como el autor del hecho a Soza Bernard, ya que un mes antes mandó un mensaje revelador. "¿Qué le pasa a tu amigo? Tengo ganas de pegarle un tiro", le escribió a uno de ellos, tras una pelea con la víctima. La relación empezó para adquirir drogas que los chicos le compraban a Andrés en la zona de Córdoba y Vera Mujica o Suipacha y Tucumán, hace unos dos meses. Spelta reveló que un par de veces Fabricio llevó a Andrés al búnker de zona norte a buscar plata, pero en uno de esos viajes hubo una discusión entre ellos, aunque no está claro el motivo, por lo que después Andrés le mandó el mensaje mencionado al chico que los presentó.

El testigo José Luis Gómez (quien está imputado por encubrimiento), declaró haber escuchado que Andrés pagaría 20 mil pesos a su compañero (Pilo) si éste mataba al "loco que le quería robar".

Spelta también reveló que ayer tomó declaración a la pareja del imputado, quien dijo reconocer al hombre en el video que se difundió esta semana, en el que bajaba del auto de la víctima. Incluso, él estaba al tanto "y no se presentó a la Justicia", reprochó el fiscal.

Cuando fue arrestado en Nicaragua y White, la noche del miércoles, lo primero que hizo al ver al personal policial fue tirar su teléfono al suelo, con intención de romperlo. Además, en la casa de su pareja se encontró una bolsa donde había cuatro teléfonos, chips y baterías, que también serán peritados. Sobre la remera manchada con sangre encontrada en su casa de Vera Mujica y Santa Fe, la defensa del imputado dijo que se trata de sangre del acusado, quien tiene problemas nasales.

Tras la imputación por el brutal crimen del chico de 21 años, el acusado fue trasladado a la Justicia Federal, donde sería imputado por el hallazgo de drogas en su casa. En esa causa también aparece implicado su hermano, Raúl.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.