CIUDAD › EL ESTADO BRINDO AYUDA A POBLADORES DE BARRIOS SANTA LUCIA Y LAS FLORES

Los reclamos de los que menos tienen

La ciudad amaneció con varios piquetes, en reclamo de chapas, frazadas y colchones. La acción coordinada de Nación, provincia y municipio permitió bajar la tensión social. "Se levantan los piquetes en función de la disuasión y no de la represión", dijo la vicegobernadora Bielsa.

 Por José Maggi y Alicia Simeoni

El día después de la tormenta que asoló a Rosario con lluvia y granizo, estuvo marcada por los piquetes: diseminados entre el oeste y sur, reclamaban la ayuda que después de 24 horas empezó a llegar, aunque en menor medida que la deseada. La discusión entonces se centró en la dimensión de la ayuda necesaria. Asi mientras la vicegobernadora María Eugenia Bielsa se reunía con el intendente Miguel Lifschitz y Sergio Berni, subsecretario de Emergencias del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, remarcó la llegada de camiones desde la Nación con chapas, tirantes y frazadas "de acuerdo a lo que se le había pedido", el intendente señalaba que el municipio se movía con "fondos propios". Más allá de estas diferencias, ayer Rosario fue escenario de un acuerdo político entre peronistas y socialistas que dividieron el trabajo territorial: del barrio Santa Lucía se ocupó la provincia mientras de Villa Banana, otra de las zonas más castigadas, se hizo cargo el municipio. Asi a lo largo de la jornada se lograron atender al menos una decena de reclamos corporizados en piquetes en otros tantos puntos de la ciudad.

Lo cierto es que hubo acuerdo y una división de tareas: el concejal justicialista Osvaldo Miatello corrió hacia la zona sur cuando un tren había sido detenido en Arijón y Paraguay para destrabar el conflicto, mientras gente de Promoción Social hacía lo propio en otros piquetes.

De este modo se fueron abordando los distintos cortes de tránsito que se instalaron en avenida de Circunvalación en su intersección con San Martín y con Cerrito, Rivarola y Las Palmeras Castellanos y 27 de Febrero, Presidente Perón y Felipe More, Avellaneda y Garibaldi, Flamarión y Arijón, Paraguay y Arijon, Uriburu y Ayacucho, autopista a Buenos Aires y arroyo Saladillo, y en la Ruta 34 en el ingreso a esta ciudad.

A media tarde sin embargo, una declaración del presidente del Concejo Municipal, el socialista Miguel Zamarini llevó intranquilidad, cuando comparó "el clima social que se vive en algunos barrios con el que se vivía durante diciembre del 2001".

En ese sentido, propuso esperar hasta hoy para distribuir más ayuda, para evitar la superposición de los reclamos. Es que el propio Lifschitz se había quejado por la "excesiva promoción que se hizo de la ayuda de la Nación que se producían reclamos y pedidos que excedían los de los daños causados por la tormenta de granizo y causaban algunas situaciones de tensión y cortes conflictivos".

Lifschitz dijo a Rosario/12 que "a las demandas propias de los destrozos por la tormenta se sumaron otras de los mismos vecinos y de otros barrios de la ciudad, tal el caso de Bella Vista zona Oeste o la zona sur, en Las Flores o San Martín Sur". Y apunto a la gran difusión que se hizo de que estaban llegando materiales de asistencia lo que "multiplicó la demanda y en algunos lugares se generaron situaciones conflictivas con cortes de calles varios". "Es natural que esto ocurra, la gente plantea lo que necesita por los daños que causó el granizo pero por además reclama por las otras necesidades que tiene" dijo el intendente.

El ministro de Gobierno Roberto Rosúa confirmó anoche "la política de disuasión para resolver los conflictos" y rechazó "cualquier intento de represión de los piquetes". En igual sentido se mostró contrario a la implementación de la emergencia educativa, sanitaria y de seguridad. Y confirmó que "la ayuda que llega de la nación, es muy importante: camiones con chapas de cartón y zinc, frazadas, colchones y materiales".

La vicegobernadora Bielsa interpretó los piquetes como "una respuesta ante el dolor por las pérdidas totales que generó la tormenta". Y remarcó que "nuestra política no es reprimir sino disuadir. Estamos conversando con todos los sectores. Se levantan los piquetes en función de la disuasión y no de la represión". Y descartó cualquier intencionalidad política en los cortes. "Siempre trato de ver las cosas con un determinado realismo. Hubo un episodio que fue doloroso y para quienes menos tiene es más doloroso aún".

En el Distrito Oeste su titular Susana Bartolomé lograba consensuar la entrega de chapas alrededor de las 18.30, momento en que fue levantado el corte sobre la ex avenida Godoy, previa concreción de un censo entre las familias afectadas por el fenómeno meteorológico. "El relevamiento no está terminado -aclaró- y hasta ahora tenemos unas 400 familias entre Villa Banana y Villa Pororó, donde encontramos familias enteras con sus ropas y colchones mojados, aunque sus viviendas aún sirven. Construimos un acuerdo con los vecinos que nos costó mucho para poder distribuir, que es poco frente a la necesidad. Ahora estamos evaluando de qué manera podemos reunir recursos para dar una mejor respuesta", aseguró Bartolomé.

Bielsa y Lifschitz hablaron durante toda la jornada sobre la atención de problemas puntuales para algunos barrios que sufrieron de manera especial las consecuencias de la granizada. El intendente participó con su gabinete de la reunión que en la sede local de la gobernación convocó Bielsa. Estuvieron presentes dos funcionarios nacionales, Berni y Carlos Montagna del Area de Asistencia Crítica del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Tanto el intendente como la vicegobernadora plantearon que el esfuerzo se pondría en la asistencia a las personas cuyas viviendas habían sufrido los mayores daños, la de los barrios Santa Lucía, San Francisquito y la Villa Banana en el oeste de la ciudad. Justamente la Escuela Santa Lucía fue desde anteanoche el albergue para muchos de los que vieron sus viviendas destrozadas. En la mañana de ayer la escuela alojaba a cerca de 150 personas, entre madres y niños mientras que hasta el Batallón 121 llegaron familias de Villa Banana, unas 15 madres con alrededor de 50 niños.

Bielsa también explicó que Berni, el funcionario de Desarrollo Social de la Nación participó en trabajos de asistencia cuando el tsumani asiático y que su equipo trabajaría con Municipalidad y provincia.

Junto a integrantes del gabinete provincial recorrió Santa Lucía y Las Palmeras, cuyos accesos estaban cortados por algunos grupos de vecinos que interceptaron la avenida de Circunvalación entre Cerrito y Pellegrini. "Si continúa la lluvia buscaremos una opción para proteger los bienes de las viviendas afectadas y si mejoran las condiciones climáticas comenzaremos de inmediato a reparar los techos. Este es el compromiso que asumimos ante los pobladores del barrio porque es la prioridad para que puedan regresar a sus hogares", precisó Bielsa.

Además participó de una asamblea junto a vecinos del barrio Santa Lucía, con quienes asumió el compromiso del gobierno provincial de realizar un relevamiento de los techos dañados por el granizo de ayer y proceder rápidamente a la reparación de los mismos. Bielsa indicó que también en los barrios Las Palmeras y Los Eucaliptus, linderos a Santa Lucía, se realizará una tarea similar.

A ultima hora de la tarde, recorrio el barrio entregando coberturas de plastico para las casas sin techo. La vice también supervisó las tareas de organización en torno del relevamiento que los equipos del gobierno provincial han salido a realizar casa por casa en el barrio Santa Lucía, para constatar los daños ocasionados por el fenómeno climático. Se constituyeron 12 equipos de relevamiento, que se encargarán de las distintas manzanas del barrio para relevar los daños causados por la tormenta de granizo en los techos de las 420 unidades habitaciones. Cada equipo estará encabezado por un arquitecto de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo o un trabajador social de la Secretaría de Estado de Promoción Comunitaria, quienes serán acompañados por personal del área de Seguridad Comunitaria y docentes de la escuela del barrio.

Compartir: 

Twitter
 

Un poblador de Santa Lucía carga con la chapa entregada en el distrito Oeste.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.