CIUDAD

El caso López y la asistencia a damnificados por la tormenta

La Multisectorial Rosario se movilizó por la aparición con vida de Julio López y la incorporación de organizaciones sociales al Comité de Crisis, como consecuencia del temporal.

 Por Claudio Socolsky

Convocada por la Multisectorial Rosario, se llevó a cabo ayer una marcha para reclamar por la aparición con vida de Julio López, además de exigirle al gobierno provincial respuestas concretas para los damnificados por la tormenta de granizo que azotó a la ciudad el pasado 15 de noviembre. La movilización partió desde la plaza 25 de Mayo y se dirigió hasta la sede de la Gobernación, donde los referentes de las organizaciones convocantes, fueron recibidos por la vicegobernadora María Eugenia Bielsa, el ministro de Gobierno, Roberto Rosúa, el subsecretario del Seguridad, Gustavo Peters, y el concejal justicialista, Osvaldo Miatello. A pesar que las organizaciones habían recibido un mensaje del municipio diciéndoles que iban a participar del encuentro, ningún funcionario municipal estuvo en la reunión. Consultado por Rosario/12, Antonio Tesolini, de la Coordinadora de Trabajo Carcelario dijo: "Planteamos al gobierno que se incorpore a las organizaciones al Comité de Crisis, la no represión de las protestas, y que exista un dispositivo institucional ágil para dar una respuesta rápida a los ciudadanos más desprotegidos".

La movilización, que contó con la presencia de distintas organizaciones populares, representadas por la CTA, Amsafé, FUR, CCC, PTS, MST y el PO, entre otras, llegó a la sede de la Gobernación al mediodía. Allí, los referentes de las organizaciones fueron recibidos por los funcionarios provinciales, quienes informaron que, entre otras medidas, abrirán un registro de las personas que recibieron ayuda.

En tanto, desde la Multisectorial, solicitaron la constitución de un fondo de emergencia, como así también la posibilidad que se otorguen subsidios a los damnificados, como se hizo en su momento con las personas que se vieron afectadas por las inundaciones en Santa Fe. Los funcionarios propusieron volver a reunirse la semana próxima.

Minutos antes de comenzar la marcha, Tesolini dijo, en relación al reclamo por la desaparición de Julio López, que "se cumplieron dos meses de la desaparición del compañero y lamentablemente las noticias que tenemos no son las mejores, porque la aparición de las llaves en su casa es un mensaje claramente intimidatorio y amenazante. Por eso mantenemos el reclamo y las exigencias de aparición con vida de López, y acompañamos el pedido de los abogados del compañero para que se cambie la carátula, ya que ésta es una desaparición abierta".

Según el dirigente, la desaparición de López "es un claro mensaje para detener los futuros juicios. Nos llama la atención que no haya otra respuesta del poder político. Prácticamente, López ha desaparecido de la agenda política de este país. Hace dos meses que un ciudadano argentino está desaparecido por haber sido testigo clave contra un terrorista".

Para el dirigente de la Corriente de Trabajo Carcelario, "acá estamos exigiendo, por un lado al Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, porque esto no puede seguir buscándose como paradero de persona. Y en segundo lugar, a los poderes nacionales, que es necesario limpiar toda la mugre que todavía queda del terrorismo de estado, y aglutinar a todas las fuerzas políticas, sociales y sindicales para exigir la inmediata aparición con vida de Julio López. Lo que se está jugando es el destino de las libertades democráticas, y las autoridades nacionales no están a la altura de las circunstancias".

En relación al pedido que le hicieron al gobierno para que asista a los damnificados por la granizada, Tesolini manifestó que "este reclamo lo aglutinamos, porque entendemos que forma parte de lo mismo, con lo que ocurrió la semana pasada, con el granizo que destruyó las viviendas de muchos compañeros en Rosario, y tratando que las autoridades, tanto municipales como provinciales, reciban al conjunto de organizaciones sociales para exigir una respuesta mayor, ya que hay varios lugares de la ciudad donde la ayuda no llegó, y en función de eso nos estamos movilizando".

El dirigente social expresó: "Entendemos que en un país, donde el Estado se jacta de tener superávit, debe ser utilizado para hacer un fondo especial, porque los recursos deben utilizarse para reparar los daños sufridos, y esto no puede dilatarse más en el tiempo porque en Rosario tenemos más de 5 o 6 cortes con ciudadanos a los que no les llegó ningún tipo de ayuda".

Una de las consignas de las organizaciones fue, según Tesolini, "volver a reiterar que el conflicto social se resuelve con diálogo y respuestas concretas, y no con la represión policial. Creemos que la experiencia histórica reciente del 2001, tiene que hacerle entender a las autoridades que la única forma de resolver esto es dando una respuesta concreta, incorporando a los comités de crisis que se crean a las organizaciones sociales y representativas de los sectores populares. En tanto y en cuanto esto no ocurra, el conflicto seguirá agudizándose".

Para Tesolini, los cortes que están llevando a cabo los ciudadanos que sufrieron las consecuencias del meteoro "no lo están haciendo porque quieren y les gusta estar en el medio de las calles, cortándolas. Lo hacen porque el impacto y la gravedad de lo sucedido en Rosario es tan grande, que afectó a una gran cantidad de ciudadanos. Y más allá de lo que se dijo oficialmente, a todas las organizaciones nos están llegando reclamos de ciudadanos y personas que continúan con el mismo problema".

El dirigente expresó además que "el hecho puso sobre la mesa algo que habitualmente está oculto, que es la Rosario negra; los profundos bolsones de pobreza que fue desnudado por un hecho de esta naturaleza. Ahora hay dos caminos para esto. O se resuelve no escuchando a la gente y tratando de reprimir o creando un ámbito donde estos reclamos puedan ser relevados y resueltos. Hasta que eso no ocurra, los cortes van a continuar".

Finalmente. Tesolini indicó que "pareciera que hay algunos funcionarios que ven fantasmas, y no sabemos de qué tipo. En el 2001 también nos decían que habían fantasmas. Si no aprendemos de la experiencia histórica reciente, podemos cometer los mismos errores. Las organizaciones no somos alarmistas, somos realistas. Si hay cortes, hay que sentarse con la gente a discutir cómo se resuelve la ayuda que no llegó".

Compartir: 

Twitter
 

La movilización contó con la presencia de distintas organizaciones populares. "Lo que se está jugando es el destino de las libertades democráticas", señalaron.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.