CIUDAD

Historia de los barrios recopilada por chicos

Alumnos de 4º año EGB de siete escuelas de Rosario tomaron
con mucha seriedad el trabajo de reconstruir historias
de los barrios consultando la memoria de los más viejos.

La memoria permite conocer y pensar el pasado, analizar el presente y planear el futuro, que no es poca cosa. Así, los alumnos de 4º año EGB de siete escuelas de Rosario se abocaron a reconstruir, a partir de la memoria de las personas mayores, la historia de sus barrios y la plasmaron en un libro. En el marco del Programa Historias Singulares y Compartidas de Adultos Mayores, la Escuela de Gerontología junto a la Secretaría de Promoción Social de la Municipalidad de Rosario, editaron el libro La Memoria en la Escuela, que contiene los relatos de 350 chicos que, en grupos de trabajo, recopilaron información sobre siete barrios de la ciudad a partir de los relatos de las personas mayores, con las que reconstruyeron la historia de los lugares más significativos de cada barrio.

Así conocieron cómo cada barrio fue cambiando, cuándo comenzaron a pavimentarse las calles, cómo eran las casas, los negocios, las plazas, las escuelas, en qué se transportaba la gente, qué hacía, de qué vivía.

"El profesor Carlos nos dijo que íbamos a hacer como un cuento. Entonces nos dijo que les preguntemos a nuestros padres cómo era el barrio antes. Entonces empezamos a escribirlo en una hoja y así se fue formando", relató Franco, un alumno de 4º año EGB turno mañana de la Escuela Nº 109 Juan Chassaing, ubicada en Sucre al 1400, en el barrio La República.

Además de los padres, colaboraron con estos relatos los vecinos más antiguos de cada barrio. Fue así que los chicos supieron que en el barrio La República "antes había una canchita, que era todo césped y que después se fue formando la Escuela, que antes estaba en calle Mendoza", según continuó el relato de Franco, al que Camila agregó que "los techos (de la escuela) eran de chapa y que cuando hacía frío los chicos llevaban guantes para escribir". Otro aspecto que destacaron de la escuela es que los alumnos no llevaban mochilas y carpetas, sino que llevaban bolsos con un lápiz, una goma y la merienda.

Los chicos también comentaron que la plaza que ahora se encuentra frente a la escuela no existía y que a la Estación (Rosario Oeste) llegaban "pasajeros que venían del Chaco y de todos lados". En relación a esto, el profesor Carlos Diab explicó que una de las características de esta Escuela es que muchos de los chicos que asisten no son del barrio, sino que viven en otros barrios, pero que muchos de sus familiares también fueron a esa escuela y que mucha de la gente que venía en los trenes es la que se asentó allí.

En relación al modo de trabajo, manifestó que fundamentalmente se centró en la historia de la Escuela y de la Estación, y en la vinculación de estas migraciones con el abandono actual.

Además de la Escuela Juan Chassaing de barrio La República, también participaron la escuela Nº 6394 Martín J. Thompson de barrio Triángulo, la Nº 615 República del Perú de barrio La Tablada -que fue la única que participó con alumnos de 7º año EGB mientras que los demás alumnos eran de 4º año EGB-, la Escuela Nº 1280 Soldados de Malvinas de barrio Saladillo, y la Escuela Nº 816 Rodolfo Rivarola de barrio Villa Nueva.

En tanto, también participaron del libro otras tres escuelas con alumnos de 6º año EGB, pero que realizaron sus trabajos durante el 2004, cuando estaban cursando el 4ª año: la Escuela Nº 92 Aristóbulo del Valle de barrio Saladillo, la Nº 560 Provincia de Jujuy de barrio Las Delicias, y la Nº 91 República Federativa del Brasil de Barrio Belgrano.

Los 350 participantes participaron el 22 de noviembre de una jornada en el Jardín de Los Niños en la que les entregaron a cada uno un ejemplar del libro.

Por su parte, la responsable del Programa Historias Singulares y Compartidas de Adultos Mayores, Mariana Nemcovsky, asegura que el Proyecto Memoria en la Escuela tiene el objetivo de "favorecer el encuentro y colaboración entre niños y mayores en torno a la memoria colectiva sobre el espacio urbano vivido".

Además, plantea que el hecho de que los recuerdos de los mayores sean abordados luego de que hayan sido re-significados a través de los relatos, "es un ejercicio que, al poner en relación la vida cotidiana desenvuelta en tiempos distintos, posibilita en los niños la desnaturalización del presente y por tanto introduce, al menos en el germen, la dimensión histórica en la conceptualización del pasado, el presente y el futuro".

Informe: Paula Kearney.

Compartir: 

Twitter
 

El extenso trabajo de los chicos se recopiló en un libro. Se hizo en el marco del programa municipal Historias Singulares.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.