CIUDAD

Por lo menos, un día de sol pleno

 Por José Maggi

Con un sol que acompañó durante toda el día, el número de evacuados siguió descendiendo en Rosario. A media tarde eran 380 las personas que seguían desplazadas de sus casas por las consecuencias del agua por lo que el municipio dispuso concentrarlas en un sólo centro: el Batallón de Comunicaciones 121, que había sido el primero que se habilitó la semana que pasó. Esa baja está acompañada además por un descenso del agua en las zonas más complicadas de la ciudad, en el extremo noroeste. En Cristalería, el agua seguía bajando por lo que estiman que desde el miércoles ya no harán falta las bombas y se abriría la ruta 34.

Los vecinos que sufrieron el desborde del canal Ibarlucea en Nuevo Alberdi comenzaron a regresar lentamente a sus hogares. Como Rubén Faletti, de 61 años, quien vive en el Nuevo Alberdi desde hace 57 años, y que tiene su esposa que sufre hipertensión y artrosis, y un hijo de 25 años que es discapacitado neurológico, y cuando sube el agua se descompone y sufre convulsiones.

Llegó a tener 80 centímetros de agua dentro de su casa, nivel que ayer bajó ayer a 20 centímetros. Rubén nunca dejó su casa, solo llevó a su familia "al galpón", una vieja construcción lindera con la ruta 34, donde funciona el centro de evacuados administrado por organizaciones barriales, el pare Daniel Siñerys y la Municipalidad. El miedo al robo de lo poco que ha quedado lo empuja a dormir sobre el techo de su vivienda.

Sin embargo no es lo más duro de su historia. "Cuando baja el agua llega la parte más grave, porque todo lo que se te moja como ropa o colchones, zapatos, no sirve y lo tenés que tirar, no es que lo secás al sol y lo recuperas porque se ensucia con toda la porquería de las cloacas. Así que cuando volvés tenés que tirar un montón de cosas, porque no sirven y tenés que volver a comprar. Por ejemplo al lavarropas automático lo tapó el agua, al igual que la heladera, y por si fuera poco el aparador que ya me lo agarró varias inundaciones, se pudrió todo y se cayó de costado y se perdió todo lo que tenían arriba. Eso se perdió todo. El botinero me desapareció con todos los zapatos".

Rubén ubica esta crisis en su lugar, sin exagerar. "Esto la verdad fue siempre asi, no es de ahora. En otras oportunidades tuve más agua que ahora, tuve agua hasta las ventana, más de un metro".

El futuro inmediato no promete ser esperanzador. "Faltan tres días para que se vaya el agua siempre que no llueva", pronostica Rubén. "Es que la gente de barrio Cristalería está bombeando el agua y la tiran al canal Ibarlucea", confiesa resignado Faletti.

Ayer en tanto los vecinos de Nuevo Alberdi se reunieron en asamblea para discutir la ayuda recibida desde el municipio. Durante el encuentro hubo cuestionamientos, tal como reconoce Estela Roldán, empleada administrativa del centro de Salud Salvador Mazza, y vecina del lugar."La verdad es que vivo hace 23 años en este barrio pero esta vez sufrimos la desorganización de área de Promoción Social, no asi del área de Salud municipal que trabaja muy bien. Pero hay que decirlo tal como nos lo dijeron en la cara nuestros vecinos esta mañana: estamos abandonados por parte de Promoción Social, y me refiero al responsable de la zona Daniel Gálvez, que no tiene decisión y no ha traído soluciones para el barrio". Por eso el enojo de hoy de esos vecinos porque se siente abandonados".

En este sentido Estela explicó que el centro de salud se trasladó el fin de semana hasta el galpón donde funcionaba el centro de evacuados del barrio, hasta que bajaron las aguas, y volvieron a atender en el mismo centro. "Nunca nos fuimos, eso la gente tiene que entenderlo. Nos fuimos porque el agua estaba a 10 centímetros de la puerta del centro de salud, no porque quisiéramos irnos, no podíamos hacer otra cosa".

Compartir: 

Twitter
 

Rubén llegó a tener 80 centímetros de agua en su casa. Llevó a su familia a resguardo y se quedó en Nuevo Alberdi.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.