CIUDAD › SE INAUGURO EL NUEVO HOSPITAL DE EMERGENCIAS CLEMENTE ALVAREZ

"Tenemos un gigante de la Salud"

Es una imponente estructura vidriada, 22 mil metros cuadrados de superficie cubierta que demandó una inversión de 45 millones de pesos, financiada por el BID, que en 90 días ya estará en funcionamiento.

 Por Guillermo Zysman

Diez años después del anuncio original, sucesión de crisis económicas mediante, la municipalidad de Rosario dejó ayer formalmente inaugurada su obra pública más emblemática: el nuevo Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Una imponente estructura vidriada, 22 mil metros cuadrados de superficie cubierta que demandó una inversión de 45 millones de pesos, financiada a través de un crédito del BID, que en 90 días ya estará en funcionamiento. "Para encontrar un hito similar en la historia de la ciudad hay que remontarse cien años atrás cuando los rosarinos construyeron el Hospital del Centenario", destacó el intendente Miguel Lifschitz ante la multitud que desbordó las instalaciones del efector, el más moderno de Latinoamérioca por su alta tecnología e infraestructura. Lifschitz encabezó el corte de cintas junto al gobernador Jorge Obeid, el ex jefe comunal y mentor de la iniciativa Hermes Binner -el más ovacionado de la noche- y el director de la obra, el arquitecto Mario Corea Aiello.

Desde afuera, por avenida Pellegrini, la nueva estructura lucía imponente. Luces de colores iluminaban su fachada, completa de cristales. En el interior del edificio, no había lugar siquiera para moverse. Gente en los pasillos, en las escaleras y hasta en las salas de espera. Tanto fue así que a las autoridades les costó caminar por el hall central desde el lugar del corte de cintas hasta el improvisado escenario. Orgullosos, los casi 900 empleados del nuevo Heca -que están en plena etapa de capacitación- oficiaban de gustosos anfitriones.

El único orador previsto era Lifschitz. El intendente le cedió en un momento la palabra a Corea Aiello para que éste precisara detalles arquitectónicos de la obra (ver aparte). Binner no habló oficialmente en el acto, pero su recurrente mención fue ovacionada una y otra vez.

El ex intendente fue el impulsor del proyecto que demandó una inversión total de 45 millones de pesos (29 millones destinados a la obra y 16 millones al equipamiento médico) que contará con 155 camas y habitaciones dobles con baño privado dentro de 22 mil metros cuadrados cubiertos, 13 mil más que el actual de calle Virasoro. Contará con un novedoso sistema de digitalización por imágenes, valuado en 400 mil dólares.

Entre otros elementos de seguridad, el edificio tiene sistema de alarmas, detectores de incendio, salidas de emergencias dobles y muros corta llamas, capaces de resistir dos horas de fuego.

Visiblemente emocionado, Lifschitz reiteró que "los rosarinos son los verdaderos dueños del edificio" ayer inaugurado. Agradeció a quienes participaron de la planificación y construcción del Hospital, "al querido Hermes", y al personal del Heca.

"Este es un día de alegría, es la inauguración informal para que los rosarinos puedan conocerlo, recorrerlo durante 60, 90 días ya que después no se podrá hacerlo. En esta etapa se harán las pruebas de los diferentes sistemas, del complejo equipamiento, y se entrenará al personal", detalló el intendente para después agregar: "Para encontrar un hito semejante en la historia de la ciudad hay que remontarse cien años atrás cuando los rosarinos construyeron el Hospital del Centenario, luego dependiente de la Universidad y hoy bajo la órbita del Ministerio de Salud provincial".

Lifschitz hizo eje en los cien años "que tuvieron que pasar para que la ciudad tenga ahora este gigante de la Salud. En aquel entonces la ciudad vivía un momento de esplendor, por el crecimiento del puerto, la construcción de sus grandes obras de arquitectura. Hoy estamos viviendo nuevamente momentos de recuperación de la actividad económica, que tal vez puedan desembocar en algo similar".

Sobre el final de su discurso Lifschitz remarcó que el hospital inaugurado será "no sólo para la ciudad y los rosarinos sino para toda la región. Es de otra escala, de otra dimensión".

El acto protocolar había comenzado con la entrega de un presente simbólico a los familiares directos del doctor Clemente Alvarez de parte del director del centro de salud.

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz le cedió la palabra a Corea Aiello para que precisara detalles de la obra. "Los rosarinos son los verdaderos dueños del edificio", dijo el intendente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared