CIUDAD › KIRCHNER ANUNCIO EN LA BOLSA UN DRAGADO DEL PUERTO A 37 PIES

Más profundidad para más producción

Fue el anuncio más concreto que hizo el presidente en Rosario. Pocas novedades por el Plan Circunvalar y el tren rápido.

 Por Guillermo Zysman

Durante las casi cuatro horas que estuvo en la ciudad encabezando los actos centrales del Día de la Bandera, Néstor Kirchner desplegó ayer toda su impronta: rompió el protocolo para tomar contacto con "la gente", repartió señales políticas para la tropa propia y la ajena, enumeró obras en marcha y proyectos a concretarse en la región y pronunció un discurso de fuerte contenido productivista que fue aplaudido por el empresariado local en la Bolsa de Comercio. "Cuando Rosario crece, crece el país", dijo a modo de síntesis el presidente. La expectativa que se había generado en torno a los anuncios se vió concretada parcialmente: del Plan Circunvalar no hubo novedades, salvo la ratificación de un crédito para iniciar los trabajos y del tren "bala" tampoco -apenas la promesa que se podrá viajar a Buenos Aires en tan sólo 85 minutos-. La novedad: si el Congreso lo aprueba, se llevará el dragado del río a 37 pies de los actuales 34, una medida que según los especialistas permitirá aumentar en 600 millones de dólares las exportaciones anuales que salen del puerto local. Hubo elogios a Hermes Binner, gestos hacia Agustín Rossi y Rafael Bielsa -los candidatos del Frente para la Victoria- y menciones a quienes gestionan, el gobernador Obeid y el intendente Lifschitz.

Tras su paso por el Monumento, Kirchner llegó a la Bolsa de Comercio. Allí, el titular de la entidad bursátil, Jorge Weskamp agradeció la presencia de Kirchner y destacó que era el Presidente "que más veces ha visitado la institución, tres veces en lo que va de su mandato".

En la previa se había especulado que el discurso presidencial iba a ser corto y vinculado a anuncios concretos. Fue más bien largo y con enunciados vinculados a obras ya en marcha. Kirchner inició sus palabras recordando cómo se encontraba el país cuando le tocó asumir, el 25 de mayo de 2003. "Los desafíos eran enormes", rememoró para después plantear que la agenda para el período 2007-2011 deberá estar vinculada con la búsqueda de variables que garanticen "un crecimiento económico sostenido como España que viene creciendo desde hace 15 años en forma consecutiva".

Luego enumeró logros económicos que permitieron mejorar indicadores como el descenso en la desocupación, la pobreza y la indigencia. En ese marco adelantó además mejoras en la distribución del ingreso, que más tarde el Indec confirmaría: "En el 2005 la brecha (entre ricos y pobres) era de 39 veces, el año pasado fue de 36 y ahora está en 30", precisó para después remarcar que con estos guarismos Argentina se convertía "en el país de América Latina que más ha avanzado en este tema tan trascendente".

Al comentar las claves del modelo económico, resaltó dos variables: "El superávit fiscal primario que en mayo fue récord pese a las importantes inversiones públicas que estamos haciendo y el superávit comercial que sigue siendo importante, pese al aumento de las importaciones que seguimos de cerca para que no perjudiquen a la industria nacional", planteó el Presidente para después hacer otro adelanto estadístico: el Producto Bruto creció en abril un 8 por ciento "más allá de los que dicen que se está desacelerando la actividad económica", aclaró.

Después habló de los problemas "propios del crecimiento económico", en especial en el área energética. Allí cargó contra las transportadoras de gas TGN y TGS por los problemas de abastecimiento del fluido en las últimas semanas y advirtió que "el Estado va a actuar y ejercer el poder de policía. Las empresas tienen que estar a la altura de las

circunstancias porque en estos días ellas tenían gas suficiente, y

si tuvimos inconvenientes fue por culpa del transporte".

Puesto a hablar sobre la ciudad mencionó las obras que su gestión está llevando adelante y las que piensa concretar: "Tenemos un crédito por 300 millones de dólares ya asignado para el Plan Circunvalar, una obra que se tendría que haber hecho pero cuando llegamos no estaba el proyecto. Ayer, la Uniren (Unidad Renegociadora de Contratos) firmó el acta con Hidrovía para llevar a 37 pies (el dragado, que ahora deberá aprobar el Congreso) para que toda la actividad portuaria pase por Rosario", anunció el jefe de Estado. El ministro de Planificación, Julio de Vido asentía sorprendido.

Actualmente el dragado se encuentra en los 34 pies. Un especialista en la materia confió a este diario que de concretarse la profundización anunciada por Kirchner se exportarán 600 millones de dólares más al año desde el puerto local. Al mismo tiempo el Estado recaudará más en concepto de retenciones a las exportaciones.

"Cuando Rosario crece, crece el país", aseveró el Presidente para después prometer que, tren bala mediante, se podrá hacer el tramo Rosario-Retiro en 85 minutos, emprendimiento que ya está preadjudicado a un consorcio francés. "Para muchos es una obra faraónica, puede ser cara pero sino hacemos estas obras que el país necesita, la Argentina se va a chocar a si misma", se defendió el primer mandatario.

Sobre el final pronunció palabras que fueron, música para los oídos de los presentes en la Bolsa. "Necesitamos de empresarios a los que les vaya bien, que tengan rentabilidad para así consolidar una burguesía nacional, industrial, agropecuaria", promovió. Un cerrado aplauso se escuchó en el coqueto hall en adhesión a su planteo.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente con Cristina, Obeid, Scioli y Lifschitz, ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario. "Es el Presidente que más veces ha visitado la institución", dijo el titular Jorge Weskamp.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.