CIUDAD › LOS ASPIRANTES A LA INTENDENCIA Y LAS PREOCUPACIONES DE LOS ROSARINOS

Candidatos, temas y propuestas

Cómo mejorar el sistema de transporte, dónde depositar la basura que produce la ciudad, qué tipo de integración se puede establecer con el área metropolitana, el problema social y el déficit habitacional, la salud, lo urbano y el perfil de la ciudad autónoma. Sobres estas cuestiones exponen Lifschitz, Comi, Sylvestre Begnis y Cavallero.

El próximo domingo el Frente para la Victoria y el Frente Progresista definirán en internas abiertas a su candidato para conducir la municipalidad durante los próximos cuatro años. A falta de debates públicos, este diario elevó un cuestionario a los aspirantes sobre los aspectos centrales de la agenda local: transporte, autonomía, la cuestión social, la salud y lo urbanístico. Aquí las respuestas.

Transporte, residuos e integración metropolitana

Lifschitz: El Area Metropolitana necesita crear un ámbito institucional con objetivos y recursos compartidos. Proponemos la conformación de un Ente de Planificación y Gestión de la Región Metropolitana. En el Transporte se trabajará en el fortalecimiento institucional del Ente, se avanzará con la implementación del nuevo sistema el cual propone mayores exigencias de servicio, mejoras de la movilidad urbana y un nuevo marco jurídico, lo cual debe permitir un avance gradual en calidad, tecnología y eficiencia. Antes de fin de año toda la flota estará totalmente renovada. En el tema residuos se reemplazarán los actuales contenedores por un nuevo tipo de contenedor metálico de mayor capacidad, triplicando la cantidad de cuadras asistidas. Respecto del sistema de Puntos Verdes, ya se encuentran seleccionados los lugares para instalar más de 30 nuevos puntos.

Comi: La ciudad posee un modelo de transporte basado en el colectivo a gas oil, que está en decadencia en todo el mundo. Proponemos organizar un nuevo sistema basado en el transporte eléctrico, especialmente en el trolebuss y el tren urbano, en un plazo de cinco años invitando a invertir a la provincia y la Nacion. Los objetivos de la primera etapa del sistema serán el establecimiento de un corredor norte sur de troles desde San Martin y Muñoz hasta el control de Granadero Baigorria y la apertura de una estación de tren urbano en Rosario Norte que reciba pasajeros desde la zona oeste y norte de la ciudad y localidades vecinas.

Cavallero: El transporte público en la ciudad fue objeto de experimentaciones y propuestas ilusorias que alejaron a los rosarinos de la posibilidad real de ver mejorada la accesibilidad urbana. La falta de proyección a futuro del sistema con la utilización de modos alternativos de transporte que utilicen infraestructura existente (tranvías, tren de cercanías, troles), la desconexión de las líneas urbanas y metropolitanas, el caos del tránsito en el centro y en algunas arterias por falta de decisiones deben replantearse. El agotamiento del sistema de derivación de la basura a Ricardone se evidencia en el alto costo económico que paga la ciudad y en el elevado costo social y ambiental regional.

Sylvestre Begnis: Garantizar la continuidad del servicio revisando las concesiones de líneas de colectivos otorgadas para evitar que las mismas queden en manos de solo tres empresas. Rearmar los recorridos para integrar efectivamente Rosario y la región de manera ágil y complementaria. Preparar las bases para la aplicación del transporte multimodal. Respecto de la basura hay que avanzar hacia la planta de tratamiento en Rosario y generar una campaña de formación para el reciclado y la separación de desechos orgánicos e inorgánicos.

Promoción Social y hábitat

Lifschitz: Se privilegiarán las acciones destinadas a generar empleo y oportunidades laborales para la población en situación de pobreza en particular la capacitación para el empleo, la creación de Oficinas de Intermediación laboral, el desarrollo del sector de economía social. No hay proyecto posible de inclusión social en la ciudad que no aborde en conjunto con la provincia y la Nación, el problema del hábitat. Política de construcción de viviendas populares y de urbanización, adaptando el modelo del Plan Rosario Hábitat, con el objetivo de incorporar a la trama urbana a los asentamientos más importantes.

Comi: Venimos trabajando medidas tendientes a dar solución habitacional a los rosarinos. Una propuesta es el Servicio Público del Alquiler, herramienta que permite equilibrar la relación entre locador y locatario mediante la participación del municipio, creando, entre otras cosas, un fondo específico de asistencia al alquiler. También propusimos el Registro Unico de Contratos Locativos para garantizar la transparencia y legitimidad de los mismos, preservando a las partes de los abusos. Hemos planteado la creación de residencias municipales para adultos mayores, donde se asista a personas víctimas de desalojo, que podría funcionar en el inmueble del ex Heca.

Cavallero: Pondremos en marcha un fuerte programa de inclusión social, que además de paliar la situación inmediata de los sectores con necesidades especiales, ponga en funcionamiento junto con la Nación y la Provincia, alternativas para erradicar el trabajo infantil. Crearemos Centros de Capacitación Laboral Permanente, asociados con organizaciones empresariales y sindicales, para integrar jóvenes al mercado laboral. En materia de hábitat, requeriremos a la provincia que sean transferido a la órbita municipal todos los conjuntos habitacionales (FONAVI) para regularizar su situación dominial.

Sylvestre Begnis: Incorporar efectivamente las ONG a la ejecución y control de las políticas sociales. Creación de espacios de diálogo y propuestas donde las Instituciones intermedias efectivamente puedan desarrollar sus propuestas para el mejoramiento de la ciudad y discutir las del municipio garantizando ámbitos de respeto estricto de la decisión ciudadana y hacerla motor del desarrollo especialmente a lo referido a clubes y vecinales de barrio. También desde lo social es importante pensar en la integración de los ancianos y niños. Creación de una Secretaria de la Niñez y la Ancianidad que permita desarrollar programas de envejecimiento activo y atención a la niñez y la adolescencia.

Política sanitaria

Lifschitz: Nuestro objetivo central es permitir que cada ciudadano pueda acceder según sus necesidades a una atención integral de la salud. Promoción, prevención, atención y recuperación son hoy una realidad en el sistema público municipal, cuyos logros han sido reconocidos internacionalmente. Profundizaremos y ampliaremos la prevención en salud: adicciones, tabaquismo y alcoholismo, promoción de la alimentación saludable, prevención del VIH Sida y programa de salud sexual y reproductiva. Se continuará potenciando el trabajo en red, culminando la informatización de todo el sistema de salud, el pleno funcionamiento del nuevo HECA como Hospital Regional, y completando las estructuras de los centros de Atención Primaria. Se priorizará la transformación de la estructura del Hospital Roque Saenz Peña en la zona sur.

Comi: Más allá de reconocer el buen funcionamiento del sistema de salud en el ámbito municipal es necesario equilibrar la calidad de las prestaciones en toda la ciudad. La zona oeste desde hace años sufre una suerte de discriminación por no poseer un hospital de alta complejidad por lo que promoveremos la jerarquización de Policlínico San Martín a hospital de primer grado. Como Binner, propondremos también el traspaso de las unidades provinciales de salud al municipio para terminar con una superposición de competencias que sólo provoca pérdida de recursos.

Cavallero: Garantizaremos 20 nuevos centros en los barrios con atención las 24 horas. La recuperación del policlínico San Martín y del Hospital Roque Sáenz Peña, la refuncionalización de los hospitales Carrasco y Alberdi, así como el pleno funcionamiento del CEMAR, la maternidad Martín, el Hospital de Niños Vilela y el HECA, garantizará la integración de la red pública de la ciudad y la región, trabajando coordinadamente con los efectores provinciales, para la inversión adecuada del recurso, incrementando la capacidad operativa del sistema de emergencia (107) y el número de camas en los hospitales. La modalidad de organización por cuidado progresivo del paciente y desarrollo de cuidados ambulatorios, como la internación domiciliaria, ampliaran las posibilidades de atención de pacientes crónicos y quienes requieren cuidados paliativos.

Sylvestre Begnis: Revisión integral y estratégica del sistema de atención pública de salud, complementando y sumando esfuerzos con la provincia. La emergentología debe ser producto de un estudio profundo de las necesidades de los ciudadanos, las proyecciones en el crecimiento demográfico y los lugares donde estadísticamente ocurren más accidentes para garantizar un acceso rápido a efectores de salud que tengan todas las herramientas necesarias para la atención. Es por eso que debemos garantizar que en todos los barrios haya efectores de salud contando con unidades móviles de alta complejidad para atención en los barrios.

Perfil de la ciudad autónoma que se viene

Lifschitz: Es fundamental que la autonomía municipal sea reconocida por la Constitución Provincial. La autonomía plena permitirá que la ciudad pueda determinar la forma de su gobierno local y su sistema de elección de autoridades, dictar su propia carta orgánica y defina sus competencias; que la prestación de servicios públicos y demás actos de administración municipal se realicen sin interferencia de autoridad de otro orden de gobierno; y que el municipio pueda administrar sus propios recursos. En mayo firmamos un convenio con la Facultad de Derecho de la UNR para la elaboración de una propuesta de Carta Orgánica Municipal.

Comi: Promoveremos la elección de concejales por distritos. Se elegirán 3 por distrito y 6 por listas de partidos políticos, para darle mayor jerarquía a la representación geográfica y barrial en una ciudad en donde los barrios están siendo postergados. También, en virtud de aportar a la solución del problema de la seguridad, emprenderemos la conversión de la Guardia Urbana en una policía municipal con todas las facultades necesarias y especialmente destinada a la prevención de delitos en la vía pública y con una fuerte presencia barrial.

Cavallero: Hay que integrar a las partes internas, definiendo una política de descentralización que no se quede sólo en la construcción de edificios para cada uno de los Distritos, sino que también permita la elección directa por parte de los vecinos de cada uno de los Jefes de esos Distritos. Además, la incorporación de un sistema electoral mixto, en donde la mitad de los Concejales ingrese al Concejo como en la actualidad y la otra mitad sea electa por los vecinos de cada uno de los distritos en los que se divide la ciudad.

Sylvestre Begnis: Cuanto mayor cantidad de servicios se transfiere a los municipios, obviamente con los recursos correspondientes, esa prestación va a tener mayor impacto real sobre los vecinos y como beneficio posterior un mayor contralor por el solo hecho de encontrarse en contacto directo con la sociedad.

La cuestión urbanística

Lifschitz: Continuar y profundizar el Plan Urbano Rosario 2007-2017. Completar los accesos a la ciudad. Desarrollar un programa continuo y sistemático de ejecución de los pavimentos definitivos. Durante el período 2003-2007 se ejecutó un importante plan de pavimentos definitivos. Para avanzar hacia el objetivo de eliminar las zanjas en los barrios se trabaja en la búsqueda de financiamiento requiriendo programas de ejecución de desagües cloacales para el 40 por ciento de la población que carece de ellos. Avanzar en el Plan de la Costa. Generar iniciativas de cuidado del patrimonio arquitectónico.

Comi: Inmediato reordenamiento del Código Urbano y Reglamento de Edificación, dando participación a los distintos sectores involucrados. La descentralización municipal no sólo debe ser administrativa, vamos a realzar los centros comerciales de cada barrio, brindando especial apoyo a las pymes regionales, y a los clubes barriales.

Cavallero: La visión urbanística de la ciudad se ha afirmado en la recuperación de la costa dándole un perfil nuevo, pero sólo un perfil que ha descuidado y abandonado a la ciudad en su conjunto, una fachada atractiva que oculta la verdadera política urbana de mejoramiento de la calidad de vida para unos pocos residentes y visitantes de fin de semana en detrimento de barrios históricos y nuevos cada vez más carenciados. Es necesario promover la identidad en la diversidad.

Sylvestre Begnis: El plan de reordenamiento urbano es superficial. Hay que pensar la ciudad del futuro, este plan debe discutirse con mucho tiempo porque proyectar la Rosario del 2100 no puede ser tarea de un mes o sesenta días. Hay que pensar en el problema de cocheras del centro, pero también en la infraestructura de servicios de los barrios. Es importante que nos aboquemos a solucionar el problema del tránsito en las arterias céntricas, desarrollando transportes públicos eficientes que permitan que la gente no deba desplazarse en automóvil y proyectando la creación de vías de acceso de superficie (tipo autopistas).

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz busca la reelección desde el socialismo Comi, rival del intendente en el Frente Progresista Sylvestre Begnis el candidato local de Agustín Rossi Cavallero el referente municipal de Rafael Bielsa
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared