CIUDAD › SE CUMPLE UNA SEMANA DE LA PROTESTA Y CAMPAMENTO EN LA PLAZA SAN MARTIN

"Tenemos miedo de que nos repriman"

Al reclamo de vivienda y planes, los manifestantes le sumaron ayer un pedido a los candidatos a gobernador: compromiso de no desalojarlos con violencia. El jueves hubo una requisa de la policía.

 Por Claudio Socolsky

Los vecinos de barrios humildes que están manifestando en la Plaza San Martín, frente a la sede local de la Gobernación, en reclamo de planes de vivienda y una mejora en los planes sociales, cumplirán mañana una semana de protesta. Soportando las duras condiciones climáticas, cientos de familias siguen esperando por una respuesta de las autoridades; aunque está latente el temor a que los repriman para desalojarlos. Además del cumplimiento del petitorio que entregaron oportunamente, los manifestantes pretenden ahora un compromiso público de los candidatos a gobernador de la provincia, Hermes Binner y Rafael Bielsa para que atiendan sus reclamos y encaren un plan de 20 mil viviendas sociales, cuyo garante sea la iglesia católica. Eduardo Delmonte, integrante de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) dijo a Rosario/12: "Ojalá esto sirva como un antes y un después, en relación al tema de la pobreza, porque a nivel de Gobierno no había respuesta. Esperemos que esto los obligue a pensar que hay otra Rosario, que no es la que sale en el turismo".

Luego de algunos incidentes en la noche del jueves con la policía, que comenzó a requisar las carpas montadas en la plaza, y llegó a efectuar algunos disparos intimidatorios al aire, los manifestantes temen por su integridad física. "Fue una provocación para medir el estado ánimo, y ver si podían asustarnos. Pero la reacción de la gente fue muy firme y seguimos manteniendo la masividad de la protesta", precisó Delmonte. De todas maneras, ante el silencio de las autoridades, el temor ante un desalojo por la fuerza persiste en los manifestantes. "Evidentemente, si están estudiando una respuesta a lo que se pide, deben estar pensando de qué forma nos sacan -continuó Delmonte- y acá hay dos formas de sacarnos. Una es recibiendo a la gente oficialmente, entablando una negociación real. La otra es con la represión; creemos que no hay formas intermedias. Hay mucha masividad y decisión de la gente de llevarse lo que vino a buscar, el compromiso de las autoridades en abordar los problemas de la tierra y la vivienda; y algunos paliativos en relación al frío".

Antes de iniciar el diálogo con este diario, una pareja de vecinos le ofreció al dirigente de la CCC comprar nylon porque la gente está durmiendo a la intemperie, y las improvisadas carpas que se montaron en la plaza no alcanzan para todos. Luego de intercambiarse teléfonos con el matrimonio, Delmonte destacó que "la gente nos acerca donaciones. Se han acercado los gremios; algunos trabajadores de la Educación, que hicieron jugar a los chicos, y trabajadores de la Salud, que instalaron una carpa sanitaria, con estudiantes de medicina. Otro de los inconvenientes que tenemos está relacionado con el alquilar de los baños químicos, pero el problema es que no los quieren alquilar. No sabemos si habrá alguna presión política, pero no los traen. Y el que estaría dispuesto a traerlos, nos ha pedido una fortuna, que es como decirnos que no. Por eso la gente está yendo al baño donde puede".

A pesar de la presión mediática para que desalojen la plaza, y las versiones sobre la mala relación que tendrían los manifestantes con la gente que vive en los alrededores del paseo céntrico, Delmonte expresó: "Entiendo que la plaza cambió su fisonomía, y que mucha gente no quiera venir a pasear a sus perros; realmente nosotros molestamos. Pero el problema es que no hay otra forma y las autoridades tienen una insensibilidad terrible, no han sido capaces de venir a hablar".

El dirigente social dijo además: "Nos vamos si se resuelve bien la Comisión por Tierra y si los candidatos a gobernador e intendente firman un compromiso público, realizando una conferencia de prensa con las organizaciones sociales, donde se comprometan a que el que asume en diciembre, sea quien sea, va a encarar un plan de 20 mil viviendas sociales, que tenga como garante a la iglesia católica".

Los organizadores de la protesta frente a la delegación local de la gobernación precisaron que "mientras tanto, pedimos que se forme una Comisión, que esté integrada por los distintos estamentos del Estado, las organizaciones sociales, los sindicatos, los Colegios de Arquitectos e Ingenieros, para ir trabajando en lo técnico. Además, pretendemos que el gobierno nacional defina cuánta plata va a poner, creando un fondo fiduciario para que se destine al plan de viviendas, y de esa manera poder, con el nuevo gobierno, arrancar todos juntos trabajando para eso".

Compartir: 

Twitter
 

La postal actual de calle Santa Fe entre Dorrego y Moreno, frente a la Gobernación. El tránsito está cortado y los carros de los cartoneros instalados en plena calle
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.