CIUDAD

El ministro tuvo que retroceder y en el Registro nada ha pasado

Rosúa había intervenido el Registro Civil de Rosario y desplazado a su directora por las demoras en la atención al público

El martes, el ministro Roberto Rosúa anunció la decisión de intervenir el Registro Civil de la provincia y suspender a su directora, la abogada Iride Mariani, durante treinta días, fastidiado por un colapso en la atención del público en la sede del organismo en Rosario, en calle Salta al 2700, por la caída de un vidrio de proporsiones en el hall del edificio. Pero ayer tuvo que dar marcha atrás al enterarse de que la funcionaria estaba de licencia desde el 1º de noviembre último, por lo que se vio obligado a convocarla a su despacho y ratificarla en el cargo. Lo curioso es que Mariani apareció en la entrevista con Rosúa de zapatillas, calzas y remera deportiva, con la excusa que estaba estudiando para un concurso en el Consejo de la Magistratura. El fallido del ministro convirtió entonces la intervención del Registro Civil ﷓anunciada hasta en un comunicado oficial de la Casa Gris﷓ en el nombramiento de un veedor, Gerardo Rondina, pero sin tocar a Mariani de su puesto.

La propia Mariani fue la primera en manifestar su sorpresa por la intempestiva decisión de Rosúa de desplazarla del cargo. "Yo creo que mis autoridades (por el ministro) tendrían que conocer mi trayectoria. Así que lo voy a estudiar. Lo voy a hablar con mi conciencia y con la gente que me rodea y después veré que voy a hacer", dijo no bien se enteró por la prensa que el ministro de Gobierno había decidido intervenir el Registro Civil durante 30 días.

"Estoy muy sorprendida. Conozco al doctor Rosúa desde hace muchos años.

Eramos compañeros. Por eso me llama la atención que como mínimo no me haya preguntado que pasó", agregó la funcionaria, con toque irónico. "Quiero creer que como mínimo me pedirán que me reintegre, o no. No lo sé".

Mariani reveló que pediría una reunión con el subsecretario de Justicia, Gabril Somaglia, "de quien tengo el mejor de los conceptos y supongo que me explicará que fue lo que pasó, realmente", afirmó en un diálogo con emisoras locales.

Sin embargo, ayer más que reunirse con Somaglia, Mariani fue convocada por el ministro Rosúa, quien la ratificó en el cargo y le anunció que la figura de la intervención sería atenuada por el nombramiento de un veedor, Gerardo Rondina, quien desempeñará su tarea también durante 30 días.

La situación tomó tan de sorpresa a Mariani que ayer transitó por los pasillos de la Casa Gris con un look deportivo: zapatillas, calza y remera.

"La verdad que no sé que pasó. Pedí licencia para dar un examen, estoy como en una burbuja. Entonces, no sé que sucedió en estos días. Me preguntaron sobre un tema puntual en Rosario -el colapso en la atención al público﷓ pero lo desconozco".

-O sea que esto la toma de sorpresa- le preguntaron.

-Totalmente, porque no sé de qué se trata -respondió la funcionaria.

La oficina del Registro Civil en Rosario colapsó ante un pico de demanda de partidas de nacimiento y obras de reparación del lucernario ﷓aún sin habilitar﷓ que afectaron el sistema informático. "Fallas gravísimas", las definió Rosúa para anunciar la intervención convertida ahora en el nombramiento de un veedor: El doctor Rondina.

Compartir: 

Twitter
 

Rosúa recibió ayer a la directora Mariani en su despacho. Tras la reunión, la funcionaria quedó ratificada en el cargo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.