SOCIEDAD

Opinión

 Por Daniel Fossaroli

*Daniel Fossaroli (secretario general de la Federación Argentina de Radios Comunitarias-FARCO, fundador de Aire Libre Radio Comunitaria de Rosario)

*La primera comisión en el congreso en tratar el tema fue la de Libertad de Expresión, todo un contrasentido porque casualmente lo que se vio sobre el tema del proyecto de ley de medios, y en los medios más grandes y de alcance nacional en todo el país, fue la exhibición de una sola mirada. Se habló de la ley de medios K y eso significa un sólo modo de ver y decir cómo es la realidad. ¡Cómo si no se pudiera ver este tema desde otro lugar, como si no hubiese otra manera de entenderlo!...También podría haberse titulado acerca de que se trataba del triunfo de la sociedad, porque ese anteproyecto llega a las cámaras

después de una pelea de muchos años. O se podría haber dicho que una de las grandes deudas de la democracia se empezaba a tratar legislativamente.

Si en todo el país hay una sola lectura de la realidad no existe la libertad de expresión ni la multiplicidad de voces. ¿Qué es lo que quieren defender, entonces, los diputados de la oposición?. ¿Quieren que haya menos libertad de expresión que la que hay hoy?

Si se presta atención, si se quiere demostrar que la comunicación está concentrada en muy pocas manos, es suficiente con mirar dos o tres medios que llegan a todo el país, para comprobar que son los mismos tres o cuatro temas los que concentran la atención. El resto no existe, y el resto no pasa, no ocurre.

Hay un sector que se opone a esta ley y quiere buscar cualquier artimaña para que no salga y esperar a que haya mejores condiciones para impulsar una ley que favorezca a sus intereses.

La dilación y el no tratamiento tienen que ver con buscar excusas para estirar el debate. Esto que pasó en la Comisión de Libertad de Expresión de plantear que se realicen audiencias públicas fue otra estrategia dilatoria.

Parece que la oposición cree que el debate comienza ahora. Lo que pasa es que ahora sale a la luz pública y el debate comenzó muchos años atrás, mientras nos ignoraron toda la vida. Y queríamos dar la discusión. Como trabajadores de la comunicación e integrantes de radios comunitarias, venimos reclamando este debate hace muchos años. Hasta este momento los grandes medios y muchos más no quisieron hacerlo. Para ellos las condiciones sociales hoy son adversas. Podrían llegar a detenerlo o a dificultarlo, pero lo que no podrían hacer es imponer una ley que favorezca a sólo 4 o 5 grupos económicos. Por eso quieren retrasarlo para que todo quede como está, que no cambie nada. En esta situación de no reglamentación los beneficiados son ellos, porque seguramente quienes pueden ejercer la "libertad de expresión" son quienes más poder económico tienen.

Siento profundísima pena porque personas por las que uno siente respeto y admiración, como Pino Solanas, y que en algún momento fueron referentes en temas como este, no puedan ver más allá de sus intereses al momento de encasillarse en estructuras partidarias.

Cabría agregar algo sobre cómo se posicionan estos compañeros cuando lo que dicen se parece cada vez más al discurso de la derecha. Si lo que yo digo intentando defender una causa popular es lo mismo que dice la derecha debería preguntarme qué sucede. ¿Quién es el enemigo, quien está del otro lado? Si se respetara el proceso de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, como tantas veces se dice, no entiendo por qué tantos que hoy hablan no se sumaron a discutir, a construir con nosotros el que se sintetizó como el proyecto de cientos de organizaciones. Esas ideas, esos puntos, fueron recogidos por el proyecto que el Ejecutivo envió al Congreso Nacional.

Favorablemente se pudo lograr no dilatar tanto. Se pudo quedar en hacer tres audiencias públicas. Rozando pero les ganamos esa pulseada.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Opinión
    Por Stella Hernández
  • Opinión
    Por Daniel Fossaroli
  • Opinión
    Por Silvia Ausgburger
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.