SOCIEDAD

Opinión

 Por Silvia Ausgburger

*Silvia Ausgburger, presidenta del bloque de Diputados Socialista.

En cuanto a la letra del proyecto tenemos tres puntos en los que seremos inflexibles porque de ellos dependen que se sancione una ley que ayude a profundizar el proceso democrático o en hacer una que sea funcional a un gobierno de turno.

Esos tres puntos tienen que ver, en primer término, con la que será la autoridad de aplicación, luego con la regulación de la publicidad oficial y por último con el ingreso de prestadores que sean los grupos que concentran el servicio de telefonía. Somos fieles defensores de lo elaborado por la de iniciativa ciudadana por una Radiodifusión Democrática.

En el punto 19 de esa iniciativa se expresa que la autoridad de aplicación democrática deberá respetar en su constitución el sistema federal y estará integrada, además, por organizaciones de la sociedad civil. Eso es lo que queremos para la autoridad de aplicación, pero para el proyecto del gobierno no es federal y tiene una mayoría del Poder Ejecutivo Nacional, porque dependerá de la Secretaría de Medios. Creo que ese artículo hace de una ley que sea funcional al gobierno de turno o sirve para una ley democrática.

En cuanto a la regulación de la publicidad oficial, el punto 3º elaborado por la Coalición sostiene que "también estará prohibida por ley la asignación arbitraria o discriminatoria de publicidad oficial, créditos fiscales o prebendas". Es necesario un articulado o capítulo que tenga en cuenta este tema y el proyecto oficial no lo contempla.

Nuestro tercer punto de gran preocupación se refiere al ingreso de prestadores que vienen de los grupos que se dedican a los servicios de telefonía. Estamos en desacuerdo con esa posibilidad y creemos que hay que prohibirla expresamente. ¿Por qué? Porque estas empresas que han sido oligopolios durante mas de 15 años van a generar oligopolios en los medios de comunicación. Y lo que se intenta es garantizar la pluralidad y democracia en los medios.

En cuanto al momento de discutir la ley creemos que este es el momento y por supuesto que queremos dar el debate y contar con una ley de la democracia. Durante estos 26 años fuimos participando de sucesivas propuestas y nuestra vocación por contar con una ley de la democracia es desde siempre. Sin embargo el de ayer fue un mal comienzo en la cámara. En todos los temas que hemos tratado siempre nos pusimos nos pusimos de acuerdo en una agenda o una metodología de trabajo. Creo que la mayor responsabilidad en que la situación fuera ésa la tiene el oficialismo que debió haber recurrido a Labor Parlamentaria para discutir esa agenda de trabajo. ahora estamos convocados para una reunión el martes próximo. Lo que se llevó adelante el jueves fue la agenda que impusieron.

Al Partido Socialista le interesa ponerse de acuerdo en una nueva agenda y decidirá su voto en función del dictamen de las comisiones y de que tengamos la letra exacta de lo que será aprobado.

Con respecto a la fundamentación de que hay que aprobar la ley antes del 10 es tan interesada como la que dice que no se puede discutir hasta después del 10 de diciembre. Los primeros quieren aprobar cualquier ley sin debate y los segundos no quieren que haya ley. El socialismo quiere una ley que respete en forma irrestricta los 21 Puntos de la Iniciativa Ciudadana por una nueva ley para la democracia. Porque fue esa Coalición la que sostuvo, desinteresadamente en la agenda publica, la necesidad de una nueva ley con las características que se sintetizan en esos 21 Puntos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Opinión
    Por Stella Hernández
  • Opinión
    Por Daniel Fossaroli
  • Opinión
    Por Silvia Ausgburger
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.