CIUDAD

El abogado y la escribana

Junto a los hierros retorcidos de la carpa de Pueblos Originarios derrumbada a escasos metros del río, ayer por la tarde un abogado -se presentó como José Diego Ghirado- trajo a una escribana que constató los daños causados por el temporal. Luego, ambos reunieron en torno a una mesa a algunos representantes de las comunidades indígenas que integran el stand y le hicieron firmar un acta. Con ese documento -revelaron- piensan demandar a la Municipalidad "por no haber controlado las condiciones de seguridad en las instalaciones y prevenir que esto no ocurra", según su punto de vista.

Mientras la escribana tomaba fotografías del stand, que ayer por la tarde parecía un campamento de refugiados, el abogado se explayó: "Entendemos que la Municipalidad es responsable de este desastre por no haber tomado los recaudos necesarios para asegurarse de que todas las carpas sean iguales. No supervisó que todas las estructuras estuvieran en las mismas condiciones. Si no, no hubiera pasado nada, porque es evidente que otras carpas aquí cerca resistieron muy bien la tormenta. Y aquí, además, hubo gente que resultó herida, que debió ser hospitalizada", interpretó el letrado, resuelto en materializar la ofensiva judicial contra el municipio.

El reclamo judicial, amparado en la Ley 10.000 de Intereses Difusos, lo hará en nombre de los pueblos kolla y toba.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • El abogado y la escribana
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.