soy

Sábado, 8 de noviembre de 2014

A LA VISTA

El sexo de los aparatos

En la segunda década del siglo XXI, Tim Cook, un hombre espigado de 54 años, blanco, multimillonario, solitario y adicto al gimnasio, hizo algo tan del siglo XX: salió del armario. Y no pasó nada. La Tierra siguió dando vueltas alrededor del Sol como lo viene haciendo hace 4600 millones de años.

 Por Federico Kukso

No hubo marchas de ciudadanos indignados y enardecidos que pedían su cabeza. No se quemaron muñecos con su rostro. Nada, sólo los habituales comentarios anónimos y cobardes que nos acostumbramos a obviar y esquivar como basura en nuestro andar cotidiano por la web. El coming out público de Tim Cook en una columna publicada la semana pasada en la revista Bloomberg Businessweek no causó mucho escándalo porque en el fondo casi todo el mundo lo sospechaba, lo intuía. Sea o no el jefe supremo de una compañía tan omnipresente como Apple, cuando se ve a un hombre de más de 40, 50, 60 años sin compañía femenina se sabe. Se es culpable por omisión. “Tim Cook es el hombre gay más poderoso del planeta. Y eso es noticia”, exclamó como si hubiera descubierto la pólvora un tal Felix Salmon, blogger de la agencia de noticias Reuters en 2011. A lo que el periodista Tom Foremski, de ZDNet, le contestó desde la Meca tecnológica de Sillicon Valley: “No me importa lo que un directivo como Cook haga con sus genitales. Ni quiero imaginarlo”. Como si alguien le exigiera reconocer a Bill Gates o a Sergey Brin de Google o a Mark Zuckerberg su heterosexualidad. Cook ya tenía suficientes problemas para llenar los zapatos de Steve Jobs para que vengan a señarle con el dedo: “Sos gay, sos gay”. Durante todos estos años, no lo negó pero tampoco lo aceptó. Hasta la semana pasada: “Aunque nunca he ocultado mi sexualidad, no la había reconocido públicamente hasta ahora –escribió–. Estoy orgulloso de ser gay y considero que ser gay es uno de los mayores dones que Dios me ha dado. No me considero un militante, pero soy consciente de cuánto me he beneficiado del sacrificio de otros. Así que si escuchar que el jefe de Apple es homosexual puede ayudar a alguien que ha tenido problemas en aceptar quién es, o dar apoyo a alguien que se sienta solo, o inspirar a la gente que insiste en la igualdad, entonces vale la pena el golpe de dejar esto fuera de mi vida privada. Ser homosexual me ha dado una mejor comprensión de lo que significa formar parte de una minoría y me ha abierto una ventana hacia las dificultades a las que la gente de otras minorías se enfrenta diariamente. También me ha dado la piel de un rinoceronte, que es útil cuando dirigís Apple”.

Quizá lo sorprendente del asunto –si es que hay alguna sorpresa– es que el mundo tecnológico suele ser retratado y publicitado hasta el hartazgo prácticamente como un escenario asexual. Un ecosistema movido por la tiranía de lo nuevo y poblado por nerds y geeks sin deseos ni erecciones ni poluciones nocturnas, sin una vida social (y sexual) más allá del mimo de las máquinas, los gadgets, los chiches y demás chupetes electrónicos que tanto enaltecen y entronan como objetos de sus afectos. Si se corriera la cortina y se viera la realidad como en verdad es, muchos se asombrarían. Después de todo, el rey geek y uno de los máximos genios del siglo pasado, el padre de la computadora y la informática y héroe de la Segunda Guerra Mundial, Alan Turing era gay. Y por ser gay murió: como gran drama queen, se suicidó en 1954 comiendo una manzana rociada con cianuro luego de ser obligado a someterse a castración química por cometer el crimen de ser homosexual. Y la lista sigue. Peter Thiel –uno de los cofundadores de Paypal– también es gay. Lisa Brumel de Microsoft. Gay. David Geffen (fundador de Dreamworks). Gay. Nick Denton (del sitio Gawker). Gay. “El mundo se ha vuelto gay”, aclamó alguna vez el gran pensador occidental Homero Simpson. Y quizás es bueno que así sea para horror de miles de homofóbicos que a diario aman, tocan, abrazan sus dispositivos hechos por una compañía dirigida por un hombre gay.

El texto completo de Tim Cook: www.businessweek.com

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.