soy

Viernes, 20 de febrero de 2015

Para Compartir

La historia de las personas transexuales suele recibir oídos en tiempo pasado, cuando quien narra ya es una persona adulta. Poder construirla y divulgarla en tiempo presente contribuye a ampliar muchas vidas, a abrir secretos y revalorizar las versiones personales.

“En noviembre de 2004 me enteré de que estaba embarazada de mi segundo bebé”, dice la primera placa de un video que se divulgó desde una cuenta de Facebook y que al cierre de esta edición ha sido visto unas 6 millones de veces y compartido más de 100 mil. La madre de ese bebé, que hoy tiene 9 años, relata por este medio a sus amistades de Facebook mediante un video de ocho minutos una serie de hitos en la historia de su hija Millie que culminan en la comprensión, por parte del mundo de los adultos, de que Millie es un niño trans. Aquello que al principio la institución médica quiso ver como una fase, era una identidad trans. Con el formato de un álbum familiar en tiempos tecnológicos y música de fondo como en los videos que se hacen en los cumpleaños o en las despedidas, este mensaje recorre el proceso vivido por el niño y por su familia. No se deja de insistir en que los médicos aconsejaron, que los padres no fallaron en algo específico y que la transexualidad no es una elección. El video es emotivo, y se dirige a todos los prejuicios más presentes hablándoles con el mismo idioma. El niño se presenta al final, apoyado por sus padres y también por un régimen que ve en la patologización una salida menos riesgosa: “Tengo disforia de género. Siento que estoy en el cuerpo equivocado”, dice Milla, que un día se acercó a su madre y le preguntó si existía alguna medicina que lo convirtiera en un niño. “Lo único que cambió para nosotros fueron los pronombres”, concluye la madre.

La comunidad transgénero de Nueva Zelanda hizo un fuerte hincapié en la enorme importancia que tiene el apoyo incondicional que recibe Milla de parte de toda su familia. Toni Duder, jefe de comunicaciones de Rainbow Youth, una organización que ofrece contención, educación e información para personas gay, transgénero, familiares y amigxs, declaró: “No importa cuán joven puede ser un o una niñx. Si tiene angustia o no está conforme con su identidad de género, es muy importante tomar esas palabras seriamente”.

Lxs visitantes de la página de Facebook de la familia Brown ofrecen palabras de amor y aliento, un gran apoyo desde todos los rincones del planeta, y consideran a Milla un niño muy valiente y un ejemplo inspirador. Milla se despide de sus espectadorxs con una declaración simple y contundente: “He decidido dar el próximo paso. Desde hoy, quiero vivir y ser reconocido como un niño. Espero contar con tu apoyo”. Más enigmática pero tan contundente es la frase final del video: Cada uno está luchando una batalla de la cual nadie sabe nada. Recuerda ser siempre amable.

www.facebook.com/renee.fabish.9

Compartir: 

Twitter
 

Desde el principio Milla insistió en usar ropa interior de niño, pijamas
y disfraces.
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.