soy

Viernes, 20 de marzo de 2015

TEATRO

Chicas de salón

El Affair Skeffington, de María Moreno, biografía transgénero de una poeta imaginaria, tratado de amor entre amigas y socialismo gay, es llevado a escena por Alejandra Flechner e Iride Mockert, dirigidas por Silvio Lang, con tenaz irreverencia.

 Por Walter Romero

El Affair Skeffington, de María Moreno, acaso ya contenía en sí un destino de performance. Su texto escenificaba ya un acting de asombrosos enmascaramientos. La literatura es un problema de la voz, decía Barthes, y los textos de María Moreno –“que simulan voces”– se reconocen más en la tradición de lo escuchado que en la de lo leído. Si de máscaras se trata, no hay nadie mejor en el arte del polianonimato que María Moreno, nacida como María Cristina Forero y que, en este texto desopilante, habla (o se deja hablar) a través de una tal Dolly Skeffington y otras más que supo o quiso ser. Gérard Genette lo confirma: quien cambia de nombre sabe escribir. Pasaron más de veinte años desde aquel lejano verano del ’92/’93 en que Skeffington tuvo su primera publicación y su circulación entre chicxs que regalaban el libro a sus amores de igual sexo, pero no es casual que sea hoy el momento en que Dolly o, en este caso, Dolly y Maldon (otra de sus máscaras) tomen por asalto la calle Corrientes. Dos actrices ejemplares: la colosal y otrora under Alejandra Flechner, la Evita “negra” de Copi, e Iride Mockert, más que una actriz es un acelerador actoral. Quien las dirige está decidido a barajar valientes tesis feministas tomadas ahora de María Moreno, ayer de Gambaro y, siempre, de las teorías barrocas de Severo Sarduy. Skeffington, en su primigenio modo textual, puede ser muchas cosas, pero sobre todo es un deslumbrante artefacto trans. Su ambiente es el del París sáfico de los años ’20 y ’30, pero en verdad su manierismo es vasto. En clave de “relato para entendidos” la performance –que se estrena este domingo en el ciclo Teatro Bombón– asume la fricción como procedimiento. Hace suyos y “teatrales” los múltiples recursos de un libro de culto: esta performance bien podría ser una nota al pie muy bizarra de un texto rarísimo. Si Skeffington es un prólogo-nouvelle, luego un poemario en traducción y, en su conjunto, un aparato crítico en torno de una biografía dislocada, esta versión 2.1 asume la fisicalidad de actrices “pensadas” como médium que engarzan poemas y canciones, que se arropan de un vestuario estrambótico y que asumen el “desarreglo lésbico y opiáceo de los sentidos” de uno de los laboratorios de escritura más deslumbrantes de la literatura argentina. Como diría María Elena Walsh, enciéndanse, prepárense, el Salón (del varieté) Skeffington abre sus puertas.

El Affair Skeffington.
Dramaturgia y dirección: Silvio Lang. Domingos a las 17 y 18. La Casona Iluminada, Av. Corrientes 1979

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.