soy

Viernes, 22 de mayo de 2015

SALUD

En alerta

Denuncian faltantes de medicación antirretroviral

 Por Gustavo Pecoraro

El estado de optimismo en el que hemos vivido en los últimos años en relación a la atención sanitaria de las personas que vivimos con VIH-sida no debe convertirnos en avestruces. Es cierto que los ’90 menemistas son un escenario que se antoja lejano, pero lo vintage se impone en la política con proclamas rinoscópicas y la posibilidad de Menem candidato a gobernador por La Rioja. Mejor que mirar para otro lado o hacer una defensa corporativista sobre el caso –en general teñida por intereses laborales o activistas– es dar una respuesta a decenas de personas viviendo con VIH que en estas semanas han reclamado la falta de medicamentos antirretrovirales en el sistema de las obras sociales y la medicina prepaga. Cabe aclarar que pocos hacen referencia a hospitales y centros de salud públicos que dependen de la Nación.

El Estado provee en forma gratuita la medicación a través de la Dirección Nacional de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación, y lo hace a todxs lxs pacientes que se atienden en los hospitales y centros de salud públicos de todo el país. Ahora el alerta partió de una persona que estaba sin Ritonavir, a quien su médico le había dicho que existían más casos relacionados a OSDE (que ya ha tenido denuncias por este tema y por negar cirugías a personas trans).

Desde mediados de la década de 1990, tanto las obras sociales del sistema nacional como la medicina prepaga están obligadas por ley a cubrir todos los tratamientos de las personas con VIH/sida. Sin embargo, muchas veces retrasan la entrega de la medicación argumentando “problemas de gestión del sector privado”, que en ocasiones son producto de cuestiones financieras y simple burocracia.

Los laboratorios que priorizan sus ganancias por sobre la salud de las personas son los máximos responsables. Pero en esta escala de responsabilidades hay lugar para muchxs. La tarea del Programa Nacional de Sida ha sido muy buena en los últimos años y no han surgido inconvenientes con la entrega de medicamentos.

Sin embargo, un alto porcentaje de las personas que vivimos con VIH-sida (y que utilizamos medicación) tenemos obra social o medicina prepaga, por lo tanto no usamos los hospitales y centros de salud públicos. De este sector vienen las denuncias. Nuestra calidad de vida, nuestra adherencia a la medicación y nuestra salud no debe quedar en manos de la burocracia administrativa ni de las especulaciones financieras de los laboratorios. Tampoco de excusas políticas.

Si te falta medicación, podés hacer una denuncia en:

Si persiste la demora en la entrega, podés ir a la Dirección Nacional de Sida con copia de la denuncia y de la receta médica; así evitás la interrupción de tu tratamiento.

www.msal.gov.ar/sida

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared