soy

Jueves, 24 de diciembre de 2015

PREDICCIONES 2016

Ay, patria mia

¿Qué nos depará el año que comienza? Sin mirar la bola de cristal pero con los diarios de estos últimos días, aquí van una serie de pronósticos y sobre todo estrategias de resistencia frente al giro conservador que promete tiempos de cambios.

 Por Lohana Berkins

Panorama trans

Cual famosa curandera de pueblo norteño vislumbro en un futuro cercano, 2016 y mas allá, un panorama complicado en cuanto los derechos de las mujeres en general y las travestis en particular. Me asusta esta supuesta apertura de la muletilla “dialoguemos”. Ya lo decía Perón: “Cuando no quieran que algo avance, formen una comisión”. Esta supuesta búsqueda del consenso es traposa porque se trata de, en el mejor de los casos, poner a dialogar a gente que está en las antípodas ideológicas. ¿Y quién se imaginan que va a ganar? Mi pesimismo no brota de la nada sino de la gestión que el presidente ha llevado a cabo en la Ciudad: en 8 años no ha habido ni un avance digno de mención para nuestra comunidad. Dudo que se vaya a avanzar en el tema empleo. Se sabe que los recortes históricamente se hacen en los eslabones más débiles. Entonces, ¿qué va a pasar con los puestos de trabajo de las compañeras que hoy tienen empleo en el sector público? Porque la pérdida de ese trabajo no solo afectará sus vidas en lo individual, sino que toda la comunidad retrocede en la construcción de nuevos modelos en los que veníamos avanzando, nuevos paradigmas de travestis que demuestran que es posible acceder a una vida diferente. Me gustaría ver cuántas compañeras serán incorporadas en algún espacio en los ministerios a partir de ahora. ¿Y qué ocurrirá con la salud? Es muy probable que el acceso a la salud se garantice, con suerte, solo en los términos del binarismo normalizador al que PRO nos tiene acostumbrados. En la Ciudad, por ejemplo, nunca se cumplió con la ley de Educación Sexual Integral, probablemente a nivel nacional corramos la misma suerte. Las últimas semanas he visto la Primera Dama presentada por las tapas de las revistas como el más puro de los yogures. Lo cual me hace preguntar: ¿cuál es realmente el valor de esa señora? ¿Es esa una bajada de línea con respecto al modelito de mujeres que tendremos que ser? Me encantaría conocer cuál es la verdadera visión que tiene el partido gobernante sobre la diversidad, si es capaz de pensar en la diversidad real más allá de la idea de juntar un poco de cotillón de cada especie. Me pregunto cómo reaccionaría la Primera Dama si, por ejemplo, en una reunión de Gabinete viera a una travesti pelar la pincita de depilar para arremeter contra esos intrusos primeros pelos de la mañana. Me pregunto qué lugar va a ocupar en los años que vienen el valor crítico de la diferencia, y para responder me permito el más crudo de los escepticismos porque, hasta el momento, a las pruebas me remito.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.