soy

Viernes, 13 de mayo de 2016

MUSICA

LA CARNE QUE RIE Y CANTA

 Por Dolores Curia

Como una versión degenerada de los Pimpinela, para quienes todo queda en familia y se cantan al oído aunque digan que no pasa nada, los Bife (Ivanna Colonna Olsen y Diego Fantín) van más allá, van al punto y pregonan el sexo no obligatorio entre amigues, entre compinches, entre todes. Se declaran también hijos más o menos reconocidos de Leo Maslíah, Liliana Felipe y hasta de Los Auténticos Decadentes. No son hermanas pero sí hay en la historia de la gestación de Bife algo de “separados al nacer” que se reencuentran: borrachas en un bar cantando tangos de madrugada, cruzaron miradas y voces en un ritual de hermandad a primera vista, que en verdad fue mucho menos espontáneo de lo que suena: ya se venían stalkeando mutuamente hace rato en redes sociales. Desde entonces, hay sintonía, camaradería, hay culo, hay calzón, hay canto a capela y hasta una complementariedad en la irreverencia del vestuario, que ha ido surgiendo casi sin mediar palabra. No se pusieron de acuerdo para que ella llevara el bigote y él, el rouge y la minifalda.

Y, ahora, el colmo: para presentar su segundo disco TODA, los Bife se casan… ¿es pantalla? ¿es un matrimonio igualitario de apuro? ¿Se casan a los bifes? Las madrinas de la boda van a ser Karen Bennett y Susy Shock y ya confirmaron asistencia al evento, que cae un viernes 13, colegas que aportaron lo suyo a TODA, como Valeria Cini, El Remolón, Mariana Bugallo, Chocolate Remix, entre muchxs otrxs. Serán en total treinta y dos artistas invitadxs sobre el escenario. Habrá además pista de baile en el centro del teatro, carnaval carioca y unas cuantas sorpresas innombrables.

Sin rollos

Las de BIFE son canciones a corazón abierto a lo múltiple. Sin contratos, sin el lastre de la exclusividad, sin tanto rollo. TODA está en contradicción consigo mismo desde la tapa: la media naranja solitaria contradice con su imagen la pretensión de completud del título del disco. Hay temas dedicados al socorro de las redes de mujeres que luchan por el derecho al aborto legal como “Rosa Rosa”, a las novias/camionero (“Con mi viejo pegó onda en un asado / mis amigos me miran medio raro/ y mi vieja me pregunta: ¿quién es quién?”). Hay cumbias intelectuales, tangos a contramano y hasta chacareras que hacen apología de la zoofilia (“Me enamoré de mi gato”) y la dendrofilia, en el tema en el que le declaran amor a un potus. Hay peluches que hacen cucharita pero alertan sobre las trampas mágicas del amor romántico, eterno, monolítico. En clave de desacato TODA va dejando a su paso, en el transcurso de los temas, armas de autodefensa contra San Valentín. El corazón de Bife es un músculo poliamoroso que se expande para dejarlos entrar a todos. O casi todos. TODA lamenta la aparente inmortalidad de Mirtha Legrand y a veces se contrae para pegarle a unos cuantos: al Padre argentino de todas las derrotas, a EDESUR (cuando avisa en “Sin luz” las consecuencias que los cortes tienen para la vida sexoafectiva de aquellxs que en verano se quedan sin Internet), a la transfobia de Jorge Lanata (inspirados en sus dichos compusieron una trova pedagógica), a la elaboradísima argumentación del actual Presidente de la Nación en defensa del acoso callejero (“a todas las mujeres les gusta que les digan un piropo/ que te digan qué lindo culo tenés/ ta’ todo bien…”).

¿Por qué le pusieron Toda al disco?

Ivanna Colonna Olsen: El tema de los nombres es muy poco racional para nosotras, es intuitivo: los decimos y vemos cómo reaccionamos nosotras dos, cuánta risa nos causan, cuánta emoción. Y los dejamos estar un tiempo. Si zafan, quedan. Con este disco barajamos un par de nombres (menos que para el anterior que fue mucho más difícil, quizás por ser el primer disco, quizás es que se nos va afilando la intuición, quizás nos vamos poniendo más conformistas, quizás tuvimos suerte esta vez). El otro nombre que teníamos pensado era “Besitos ahí”. Iba a ser un disco doble. Al final entraron los veintisiete tracks en un cd y TODA surgió como una denominación indudable, inamovible: TODA.

¡Tan inclusivo es TODA que hasta hay un tema para Lanata!

Diego Fantín: Ni lo dudamos antes de hacerlo, pero tampoco es que el tema está dedicado a cierto nefasto personaje en particular, como si fuera una carta de amor, o un regalo de navidad, no. “Porque no quiero hablarte, pero me importa mucho/ saltar cuando es injusto y destructivo lo que escucho.” En todo caso la canción es más una reacción ante la impunidad en el uso de los medios de información, y el estribillo es textual la definición que da la Wikipedia cuando buscás qué es la “nata”.

I.C.O: Cuando un discurso es imbécil no pasa nada, pero cuando ese discurso imbécil tiene difusión y aceptación masiva, no queda más remedio que generar otro discurso que lo contrarreste. Pero ¿cómo escapar a la lógica según la cual lo contrario de una idea estúpida es otra idea estúpida? Ni idea, nosotrxs hicimos todo lo posible, pero hay que ver si lo logramos.

¿Por qué armaron la presentación de TODA como si fuera una fiesta de casamiento?

I.C.O: ¿Qué es un casamiento? Un evento importante, una celebración social, contarle a les demás algo a la vez íntimo y público, legal, económico, contractual... lo más parecido que nos pasa a nosotras es que sacamos un disco nuevo. Un disco enorme, el producto de nuestro trabajo y cariño de dos años. ¿Es para toda la vida? No ¿Es divertido? Sí. Queremos presentar el próximo disco haciendo tremenda fiesta de divorcio, y la única manera de llegar a eso es antes hacer un casamiento. Además re lindo entrar en semejante teatro como es el Xirgu vestidos de traje negro y corbata brillante, de vestido blanco y velo de tul…

La propuesta de un amor no posesivo, que es muy clara en “Libre de mí”, está muy presente en todo el disco…

I.C.O: El Amor es uno de los dispositivos de opresión más fuertes que hay. Pasa con esa palabra lo que alguna vez pasó con la palabra Dios, hay que confesarse devotos de él o está todo mal. Se supone que es algo bueno y que le da sentido a la vida y sin eso no somos nada (lo dice la Biblia y todas las películas) pero nadie sabe bien qué es, no sabemos si realmente lo conocemos… y lo peor son las cosas que se justifican en Su Nombre.

¿Han hecho muchas pavadas en Su nombre?

D.F: Todas las que te puedas imaginar. Nos da vergüenza enumerarlas. Pero con decirte que me casé y soy divorciadx, y que Ivanna se endeudó hasta las bombachas… Muchas, muchas cosas más hondamente imbéciles.

Dice “Magia”: “Las preguntas te alejan del amor/ sin el amor no sos nada / deja que la magia entre a tu vida / la revolución de la alegría.”

D.F: Si vas a comprar un cuarto de pan con cien pesos y te devuelven cinco pesos no lo aceptás, protestás, no tiene sentido. Pero a veces “por amor” aceptamos cosas mucho peores, maltratos, angustias, locuras que nos hacen tanto daño… pero “bueno, viste cómo es el Amor”. No va.

I.C.O: Puede que te den ganas de decir “te amo”, pero también puede estar bueno un “no me ames, tratame bien”. El pensamiento fascista se filtra a través de multitud de símbolos, comportamientos. En la medida en que subjetivamente no nos podamos desprender de tiranías que nos arruinan y que nosotrxs mismxs elegimos, difícilmente como sociedad vamos a poder saber elegir un bienestar real, una alegría que no sea puro humo venenoso.

Bife presenta TODA: viernes a las 21, Xirgu Espacio Untref, Chacabuco 875

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sebastián Freire
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared