soy

Viernes, 12 de junio de 2009

A LA VISTA

La unión hace la fuerza

La decisión del intendente de Río Cuarto (Córdoba) de dar marcha atrás con una ordenanza de Unión Civil que incluía a parejas del mismo sexo despertó iras en la comunidad lgbtti. Aquí, una encendida respuesta a la medida.

El 7 de mayo de 2009 el Concejo Deliberante de la ciudad de Río Cuarto aprobó por unanimidad un proyecto de Unión Civil de once artículos en los cuales se garantizaban derechos y beneficios similares al del matrimonio civil para las personas partes de la unión. El 29 de mayo el intendente de Río Cuarto, Juan Jure, vetó los principales artículos del proyecto de ordenanza de Unión Civil. Así, la ciudad de Río Cuarto tendrá Registro Público de Uniones Civiles, pero las partes que accedan a la Unión Civil no tendrán garantizados, ni siquiera, los paupérrimos derechos y beneficios contemplados en el proyecto original. Es vergonzoso que las mismas personas que habían impulsado la ordenanza hayan terminado dando marcha atrás por presión de los sectores más reaccionarios y conservadores de la ciudad, dejando la diversidad sexual una vez más desprotegida.

Nadie debería tener que dar cuenta de sus prácticas sexuales ni de sus vínculos afectivos. Son las Iglesias inquisidoras las que deben dar cuenta de los abusos sexuales a niñxs cometidos en miles de instituciones religiosas cada día. Son las policías provinciales y federal las que deben ser juzgadas por formar parte, proteger y lucrar de las redes de trata de personas y explotación sexual infantil, de mujeres y trans. Son los gobiernos y partidos gobernantes los que deben responder por el aval permanente a la aplicación de los Códigos de Faltas y Contravencionales.

Es por ello que exigimos que se nos reconozcan y respeten a todas las personas los mismos derechos, garantías y beneficios, y con los mismos nombres. Exigimos que se reconozca y respete nuestro derecho a existir, a ser y amar como y a quienes queramos. Somos humanxs, somos personas, somos ciudadanos y ciudadanas. Exigimos la aprobación inmediata de una ley de identidad de género que respete la autodeterminación de las personas a disponer y modificar su cuerpo sin la intermediación y autorización de especialistas (médicos, psicólogos, psiquiatras, etc.). Exigimos leyes que garanticen los derechos de las parejas sexualmente diversas.

¡No somos locos, no somos enfermos, no somos monstruos! ¡Somos humanxs, personas y ciudadanxs! ¡Autodeterminación sexual! ¡No a la división sexual del trabajo! ¡No a la cosificación y mercantilización de nuestros cuerpos! ¡Abajo la hipocresía pederasta de las sotanas que persiguen a las lesbianas! ¡Abajo la dictadura del capital que reprime la diversidad sexual! ¡Rebelión en las camas, en las casas, en las calles, en las plazas, en las aulas! ¡Sin subversión sexual no hay revolución social!

ENCUENTRO POR LA DIVERSIDAD EN CORDOBA [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.