17:22 › RANELAGH

Uno de los policías detenidos recibió un llamado del celular utilizado por los captores de Bergara

El teléfono del capitán Juan Vicente Cardozo, detenido por el secuestro de Leonardo Bergara recibió un llamado realizado desde un celular que instantes después fue utilizado para comunicarse con la familia de la víctima, el mismo día que se le dio la prueba de vida.

Fuentes directamente vinculadas a la pesquisa informaron que esa es la prueba más fuerte que vincula al capitán Juan Vicente Cardozo con la causa por el secuestro, mientras que el otro policía detenido, Víctor Ariel Vega, fue acusado por su jefe de ser quien tenía su celular al momento de recibir esa llamada.

Fuentes directamente vinculadas a la pesquisa informaron que, en base a una investigación judicial y de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, se llegó a sospechar de ambos policías que, además de ser detenidos, quedaron desafectados de servicio.

Las casas de los efectivos fueron allanadas durante la madrugada y en la del oficial de policía se secuestraron seis kilos de marihuana, añadieron los informantes. En tanto, se realizaron varios allanamientos más pero en busca del hombre cautivo, de quien no se sabe nada desde hace 15 días.

Uno de esos operativos se realizó en una casa situada en Merlo 4467, de Villa Domínico, partido de Avellameda, donde la policía irrumpió en busca de Bergara (37), aunque sin éxito.

La dueña de esa vivienda dijo que el Grupo Halcón ingresó "con brutalidad" en esa casa, aunque no encontró nada.

Voceros de la investigación informaron que el policía de mayor rango detenido es el capitán Juan Cardozo, quien se desempeñaba en el área de Operaciones de la Jefatura Distrital de Berazategui, que tiene jurisdicción en la misma zona donde se cometió el secuestro y que también fue allanada.

El otro policía apresado fue identificado por las fuentes como Ariel Vega, quien trabajaba junto a Cardozo en el área de Operaciones de esa dependencia.

Las fuentes explicaron que la pesquisa llegó a los policías a raíz del entrecruzamiento de llamados telefónicos realizados en la causa.

Según los informantes, Cardozo declaró la semana pasada dos veces ante los investigadores de la DDI de Quilmes que llevan adelante la pesquisa por el secuestro de Bergara y les dijo que tenía un informante que le suministraba datos de esa captura.

Pero algunos tramos de las declaraciones del jefe policial despertaron sospechas en los investigadores, que comenzaron a profundizar la pesquisa sobre él.

Fue así que se detectaron algunos cruces telefónicos llamativos que vinculaban al capitán, con el informante y un teléfono intervenido e investigado en la causa del secuestro, añadieron las fuentes.

A partir de esas sospechas, el capitán Cardozo quedó en la mira de la Justicia y de Asuntos Internos del ministerio, que dispuso desafectarlo preventivamente de la fuerza.

Los dos policías detenidos se hallan a disposición de la fiscal Federal de Quilmes, Silvia Cavallo, y del juez federal de ese distrito, Luis Armella, a cargo de la causa.

Bergara fue secuestrado el 22 de diciembre pasado en Ranelagh y sus captores dieron una prueba de vida que consistió en hacerle escuchar a su hermano una grabación en la que la víctima relataba el hallazgo del galeón español en Puerto Madero y pedía un rescate de medio millón de dólares.

Esa prueba de vida fue aportada a la familia hace una semana, cuando los secuestradores tuvieron un contacto con Gustavo, el hermano de la víctima, encargado de negociar el rescate.

Si bien en un principio la banda exigió un millón y medio de dólares como rescate, ya bajó sus pretensiones a más de la mitad.

Bergara fue capturado pocos minutos después de las 9 del lunes 22 de diciembre cuando circulaba en su camioneta 4x4 Grand Cherokee, junto a su esposa, tras salir de su vivienda situada en la calle 315 número 889 de Ranelagh, partido de Berazategui.

Los investigadores establecieron que la pareja fue sorprendida por al menos cuatro hombres que simulaban ser policías y llevaban sus rostros ocultos y estaban armados.

Tras el asalto, los secuestradores se llevaron cautivo al matrimonio y pocos minutos después liberaron a la mujer y abandonaron la camioneta a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata, en inmediaciones al Cementerio Parque Iraola de Hudson.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.