00:09 › BUENOS AIRES

Una noche tensa en la Sala Alberdi

La policía Metropolitana desalojó y luego retrocedió de la plaza Seca del Centro Cultural General San Martín, donde un grupo de artistas y talleristas sostienen una protesta desde hace 70 días por la reapertura de la sala, cerrada desde el 2 de enero. Esta mañana, los manifestantes levantaron el acampe que realizaban en la plaza y sólo dejaron a un grupo de personas "en vigilia" a la espera de una respuesta del gobierno porteño, con el que mantienen un largo conflicto legal. "En lugar de diálogo, nos encontramos con un intento de desalojo", criticó Nicolás, integrante del espacio cultural.

El operativo de hoy fue ordenado por la fiscal de Cámara Claudia Barcia y buscaba desalojar a las cuatro personas que ocupan la sala, y a las 21 personas que mantenían la vigilia en la plaza Seca. La orden la cumplieron los efectivos de la Policía Metropolitana que retiraron a la fuerza a las personas que permanecían en la plaza y pusieron vallas para aislarlos de las numerosos manifestantes que, en la calle, esperaban la resolución del conflicto.

En tanto, unos 30 efectivos ingresaron al Teatro para retirar a las cuatro personas del sexto piso, pero diversas negociaciones realizadas por dirigentes políticos evitaron el desalojo y los policías se retiraron del lugar.

Soledad, una de las integrantes de la sala que habían sido retirados de la plaza seca, aseguró que el procedimiento "se efectuó cuando esperábamos una propuesta del secretario de Cultura del gobierno porteño, Hernán Lombardi, tras la reunión que mantuvimos el viernes con él, sobre el destino de la sala".

"Lo que sucedió aquí responde a la intención del gobierno de Mauricio Macri de atentar contra la cultura popular. Quisiera ver ahora si a Lombardi le da la cara para volver a dialogar con nosotros", apuntó Soledad.

"El conflicto comenzó en 2006, cuando el gobierno porteño envió la primera orden de desalojo para la sala", explicó Nicolás, respecto de un proyecto de larga data que los sucesivos Ejecutivos de la ciudad mantienen para reutilizar el espacio donde desde 1967 funciona la Sala Alberdi.

"En 2009, el gobierno de Macri disolvió la cooperadora que mantenía los talleres y desde entonces no muestra voluntad política para resolver el conflicto", explicó Nicolás. En 2010, estudiantes y talleristas tomaron la sala como "medida de protesta" y reabrieron las puertas con actividades gratuitas, hasta que el 2 de enero pasado se decidió cerrar el edificio y los integrantes de la Toma y Autogestión de la sala iniciaron el acampe en la plaza Seca.

Exista una orden de la jueza porteña Fabiana Schafrik para avanzar en la reubicación del espacio, pero los artistas rechazan el nuevo edificio ofrecido por el gobierno porteño, en el barrio de Chacarita, porque no cuenta con las mismas condiciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.