11:42 › BERGMAN LANZO UNA LICITACION PARA COMPRAR COLECTIVOS ELECTRICOS

Mal ambiente por los micros

El Ministerio de Ambiente pretende adquirir 400 coches eléctricos para el metrobús. En la cartera de Transporte expresaron su sorpresa porque desconocían la licitación, aunque más tarde intentaron moderar la polémica.

Por Miguel Jorquera

El ministro de Ambiente de la Nación, el rabino Sergio Bergman, decidió atar la suerte de su gestión a la “joya” proselitista del macrismo en la Ciudad: los carriles exclusivos para colectivos que el PRO bautizó como metrobús. Su ministerio lanzó una licitación internacional para la adquisición de 400 coches eléctricos para entregar en concesión a las empresas de transporte de las líneas que recorren el área metropolitana de Buenos Aires y algunas ciudades del interior. Las características técnicas exigidas en la licitación, en la que el ministro se reserva la elección del color que llevarán los vehículos, solo podrían proveerlas compañías extranjeras. Desde el Ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, admitieron ante Página/12 su sorpresa y afirmaron que la cartera encargada del transporte público desconocía la licitación. Apuntaron que esperan el regreso de Dietrich –que acompaña al Presidente en su gira europea– para fijar postura ante la iniciativa que Bergman asumió sin consultarlos ni a ellos ni al gobierno porteño. Más tarde, voceros de Transporte intentaron bajarle el tono a la polémica.

Como reveló el Diario Z, el extenso pliego de licitación fue lanzado por el Ministerio de Ambiente de la Nación para la adquisición de 400 vehículos totalmente eléctricos –también establece la posibilidad de su ampliación– bajo el rótulo de Programa de Transporte Limpio. En las consideraciones preliminares, el pliego especifica que se constituirá una comisión interdisciplinaria conformada por representantes de los ministerios de Ambiente, de Transporte, de Producción y de Energía “para la definición del marco habilitante para su realización así como para definir el destino de las unidades”.

Sin embargo, desde el Ministerio de Transporte nacional, encargado del transporte público de pasajeros, reconocieron el desconocimiento del programa y de la licitación lanzada por Bergman, así como la sorpresa que generó la noticia. Desde esa cartera plantearon que esperarán el regreso del ministro Dietrich al país para “fijar postura” ante el tema. Más tarde moderaron la indignación: “Estamos trabajando distintos proyectos junto al resto de los ministerios para desarrollar el mejor sistema de transporte sustentable”, argumentaron voceros del Ministerio de Transporte en diálogo con Página/12, sin dar mayores detalles ni precisiones.

Guillermo Dietrich, ministro de Transporte.

El gobierno porteño tampoco conocía el programa y ni siquiera participó del anuncio realizado por Bergman, que adelantó que los colectivos eléctricos estarán destinados a la red de metrobús de la Capital y que se extenderá a las que se construirían conectando el área metropolitana con distritos del conurbano bonaerense como Morón, Lanús y Tres de Febrero, además del ya existente en Vicente López –la planificación, diseño y acuerdos están en manos del gobierno de la Ciudad–. “Es un tema de Nación”, respondieron a la consulta de Diario Z voceros de Transporte porteño.

Un entusiasta Bergman también confió que los colectivos eléctricos que adquirirá su ministerio de destinarán a otras ciudades del país. Una lista que, por ahora, incluye a Córdoba, Rosario, Neuquén y Mar del Plata: todas ciudades gobernadas por Cambiemos. El Metrobús es la nave insignia de la gestión macrista en la Ciudad y fue bandera proselitista en toda la campaña electoral presidencial de Mauricio Macri.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, hizo campaña telefónica prometiendo construir metrobuses en rutas paralelas a las redes ferroviarias del área metropolitana. En el aeropuerto de Resistencia la publicidad del gobierno porteño invita a los chaqueños a “conocer el metrobús” como atracción turística. Bergman quiere imprimirle el mismo camino a su gestión.

La primera etapa de la licitación para la compra de 400 coches establece que los mismas deberán contar con una “autonomía de hasta 250 kilómetros, incluyendo tramos en calles, avenidas, rutas y autopistas con tráfico”; una “vida útil de doce años o un millón de kilómetros, lo que ocurra primero”; “capacidad para operar entre 5 grados bajo cero y 40 grados de temperatura, y en lugares “hasta mil metros de altura” sobre el nivel del mar y “sin pérdida de potencia”, con el requisito de una “recarga completa de baterías en cinco horas” para volver a estar en servicio.

La multiplicidad de especificaciones técnicas implica, de acuerdo con el sitio especializado Auroblog (que también dio cuenta de la licitación), que sólo podrían presentarse a la licitación empresas extranjeras radicadas en el exterior. Entre ellas, Bravo Motor Company, fundada por el arquitecto argentino Miguel Angel Bravo, que después de no conseguir su reconocimiento como empresa automotriz en la Argentina radicó su firma en California, Estados Unidos. Desde allí, Bravo trabaja en tratar de llevar sus vehículos eléctricos al transporte público de ciudades estadounidenses y de otros países, en particular a distritos con un alto grado de contaminación ambiental por la emanación de gases, como la Ciudad de México (ex DF) y la china Hong-Kong.

Sólo resta saber si el proyecto que Bergman ocultó a sus pares del gGabinete nacional cuenta o no con la venia presidencial.

Compartir: 

Twitter
 

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared