UNIVERSIDAD › LOS PROFESORES RECLAMAN EL TRATAMIENTO DEL RéGIMEN ESPECIAL

La jubilación que no llega

El proyecto de ley jubilatoria para los docentes universitarios podría sufrir nuevos cambios en las comisiones de Diputados. Los gremios advierten que se restringiría el universo de beneficiarios. Piden que se apruebe antes de fin de año.

 Por Julián Bruschtein

El proyecto de ley de jubilación especial para los docentes universitarios sufrió un nuevo parate en la Cámara de Diputados. Después del acuerdo en comisiones, un mes atrás, ahora se plantearon diferencias entre los legisladores en torno de los requisitos que los profesores deberán acreditar para acceder al haber jubilatorio. Entre los gremios del sector ya se encendió el alerta. La Conadu Histórica acusó al gobierno nacional de “presionar a diputados para cambiar el proyecto consensuado”. La Fedun planteó que apoya la propuesta aprobada en las comisiones. Dirigentes de Conadu señalaron que “aparentemente hay modificaciones, pero hasta ahora no existe nada oficial. Lo que necesitamos es que sea aprobado antes de fin de año”.

El proyecto de ley, presentado por el ex ministro de Educación Daniel Filmus, está en tratamiento desde el año pasado. En octubre último, las comisiones de Educación y de Previsión de Diputados se habían puesto de acuerdo para aprobar en dictamen unánime algunas modificaciones que cerraban la estadía del proyecto por casi diez meses en la Cámara. Desde entonces falta el dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Sergio Zaninelli, dirigente de Conadu Histórica, denunció que “hubo una injerencia del Gobierno para cercenar la posibilidad de que sea aprobado el proyecto consensuado”. Según pudo saber Página/12, entre funcionarios y senadores existe la idea de que el proyecto original era “el mejor” y al que se intentará volver, aunque aceptarían algunos de los puntos introducidos durante el trabajo en comisiones.

Según advierten los profesores, se podría sancionar una ley con restricciones “en cuanto al universo de docentes que pueden acceder al beneficio. En el dictamen consensuado se proponía que el docente debía acreditar al momento del cese definitivo una antigüedad de dos años en el cargo. La nueva propuesta exige cinco años”, dijo Zaninelli. Entre otras diferencias importantes, en la nueva letra legislativa no se tomarían en cuenta para el haber todos los cargos que desempeñó el docente, sino uno solo.

“El proyecto tiene que ser aprobado este año porque podría perder estado parlamentario. Hasta ahora sólo tenemos versiones extraoficiales de los cambios, pero en principio el proyecto se trataría el próximo 15 de diciembre”, aseguró el secretario adjunto de Conadu, Pedro Sanllorenti. Daniel Ricci, titular de Fedun, estimó que el sindicato “respalda el proyecto de ley que contempla el acuerdo de todos los bloques”. Argumentó que “los docentes que tienen una dedicación simple (20 horas semanales) tienen mucha variación en sus cargos, lo que los hace discontinuos. Si se exigen dos o cinco años continuos, hay muchos que no van a poder acceder a la jubilación especial”.

El proyecto elaborado por Filmus tenía el apoyo del sindicato Conadu y había obtenido la media sanción del Senado, a fines del año pasado. En Diputados, el proyecto permaneció sin tratamiento por más de nueve meses. El trabajo de los representantes sindicales junto a los legisladores introdujo algunas modificaciones y finalmente logró el acuerdo de todos los bloques y gremios del sector, que se concretó en el despacho unánime de las comisiones. Allí se asentaba que el cálculo para medir el haber jubilatorio saldría del 82 por ciento del mejor cargo ejercido durante 24 meses por el docente. Además, se garantizaba el derecho a la jubilación por invalidez sin importar la edad, por incapacidad física y/o intelectual, y se establecía el acceso a una pensión para los derechohabientes.

Una vez que Diputados apruebe el proyecto, éste deberá volver a la Cámara alta. El grupo de senadores que impulsó la propuesta el año pasado tiene “la voluntad de tratar y aprobar este año el proyecto. Lo que sucedió con el dictamen es que establece desequilibrios en el sistema y hay que corregirlos”, dijo la senadora Blanca Osuna (FpV). Por lo pronto, la Conadu Histórica ya se declaró en “estado de alerta y movilización” por el nuevo freno de la ley.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • LOS PROFESORES RECLAMAN EL TRATAMIENTO DEL RéGIMEN ESPECIAL
    La jubilación que no llega
    Por Julián Bruschtein
  • Agenda

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.