UNIVERSIDAD › EL ESCENARIO EN LA UNIVERSIDAD ANTE EL BALLOTTAGE

“Voto activo contra Menem”

La mayoría de los dirigentes universitarios no quiere un regreso menemista. También piden un compromiso de Kirchner con la educación.

 Por Javier Lorca

Nunca Carlos Menem: ergo, o Néstor Kirchner o el voto en blanco o el nulo. Esas son las opciones que analiza la mayoría de los dirigentes universitarios y las autoridades académicas, tras el resultado de las elecciones y a la espera de la segunda vuelta. Aunque parece predominar la oposición al ex presidente, el apoyo a Kirchner aparece condicionado a que el candidato del Frente para la Victoria explicite sus propuestas para la educación pública.
De los consultados por Página/12, los más cautos fueron los rectores universitarios. Uno de los referentes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) confió: “Salvo pocas excepciones, la mayoría estamos contra el Turco. No lo queremos otra vez. Pero también sabemos que, en cualquier caso, las restricciones económicas van a seguir. El nuevo gobierno va a necesitar emprolijar el frente externo y eso va a suponer pagar. Y va a seguir faltando plata para la educación”.
El rector de la Universidad Nacional de Rosario, Ricardo Suárez, apuntó: “Si Kirchner va a ser un continuador de la política del actual presidente, los universitarios no podemos decir que fuimos beneficiados, pero de algún modo hemos encontrado tibia respuesta a nuestros reclamos. En el caso de Menem, tendríamos inconvenientes graves si quiere sostener su proyecto neoliberal, en cuestiones como aceptar la intención de la OMC de asumir a la educación como una mercancía o seguir forzando a la universidad a buscar financiamiento alternativo, una forma de inducir al arancelamiento”. Suárez propuso que los dos candidatos que se enfrentarán en el ballottage respondan un breve cuestionario sobre sus planes para la educación.
“El objetivo sería impulsar un voto activo contra Menem. Porque corremos un serio riesgo de que vuelva al poder quien llevó adelante un gobierno neoliberal y apoya las ideas de George Bush”, planteó a este diario el presidente de la Federación Universitaria Argentina, Emiliano Yacobitti. El dirigente de Franja Morada aclaró que la postura todavía no fue tomada, pero aseguró que ésa es la tendencia. “La idea es tratar de llegar a un consenso de puntos básicos con Kirchner. Vamos a pedirle una serie de compromisos concretos para poder oponernos a Menem, porque sin un compromiso no parece haber demasiada diferencia entre Menem y el candidato de Duhalde, aunque Menem sea peor.” Los compromisos que planea exigir la dirigencia de la FUA incluyen garantías para la universidad pública y gratuita, y un aumento del presupuesto educativo hasta alcanzar, al menos, una inversión igual a la de Brasil en términos de porcentaje del PBI. Yacobitti agregó: “Votar en blanco o anular el voto sería funcional a Menem. Por eso vamos a tratar de armar un frente que condicione a Kirchner en los temas que nos parecen claves: el hambre, la desocupación, la alineación internacional”.
La conducción de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), encabezada por un frente de izquierda e independientes, no coincide con la FUA. “Aunque Kirchner y Menem no son lo mismo, son caras de una misma moneda. No sólo por ser parte del mismo partido, sino porque las medidas educativas que tomó Kirchner en su provincia, igual que Duhalde en Buenos Aires, continuaron la política de Menem. Y en el último año también hubo continuidad de los recortes y ajustes presupuestarios para la universidad -señaló Agustín Vanella (MST), presidente de la federación–. Por eso no podemos votar a ninguno de ellos, porque son una falsa opción. Posiblemente llamemos a impugnar el voto.” La dirigencia de la FUBA cree que, gane uno u otro candidato en la segunda ronda electoral, el próximo gobierno va a seguir asfixiando presupuestariamente a las universidades y va a avanzar en las políticas de arancelamiento y restricción al ingreso.
De los gremios docentes también surgió un claro rechazo a la figura menemista. “Lo que siempre tuvimos claro es que, desde la defensa de la educación pública, no se podía votar ni a Menem ni a López Murphy”, dijo Anahí Fernández, secretaria general de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu). “Ahora, después de la primera vuelta, saludamos el voto positivo y creemos que la gente expresó una voluntad de cambio. Porsupuesto, los que queremos una universidad pública y gratuita, con ingreso irrestricto, no podemos votar a Menem.” El titular del otro gremio docente (Conadu Histórica), José Luis Molina, aseguró: “De Menem ya conocemos su política educativa. Si todavía estamos reclamando un aumento de nuestros sueldos congelados desde el ‘92. Nos hemos pronunciado en contra cantidad de veces. Y del otro candidato no conocemos su propuesta para la universidad, sólo algunas ideas que nos preocupan de la ex ministra Susana Decibe. Kirchner deberá explicitar sus proyectos para la educación”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.