EL PAíS › EVALUACION PIQUETERA DE LOS COMICIOS Y DEL FUTURO

El conflicto sigue en la calle

Algunas agrupaciones de desocupados llamaron a votar a diferentes candidatos, otras a no votar. La mayoría espera que se agudice el conflicto social independientemente de quién gane la elección.

 Por Laura Vales

Las organizaciones piqueteras hicieron lecturas divergentes del resultado de las elecciones. En general, en la mayor parte de las agrupaciones imaginan un futuro escenario de mayor conflicto social, con un gobierno débil que acordará con el FMI y encontrará a la vez una sociedad poco dispuesta a nuevos ajustes. Pero también hay referentes que evaluaron la elección como buena y llamarán a apoyar a Néstor Kirchner, esperando encontrar una gestión abierta al diálogo. Cinco dirigentes piqueteros hicieron su balance con Página/12 y dicen cómo ven los meses por venir.
- Gustavo Giménez (Movimiento Teresa Vive, llamó a votar por Izquierda Unida): “Las elecciones mostraron una dispersión del voto, ya que los que van al ballottage reúnen sólo una pequeña parte de la voluntad argentina, en una elección sin entusiasmo que apeló al voto útil. Nosotros vemos que el próximo va a ser un gobierno débil, y todo indica que va a aceptar imponer los planes del FMI. A partir de allí, nosotros vamos a llamar a no votar. El panorama que prenunciamos es el de una desilusión de la gente con el candidato que eligió pensando que solucionaría sus necesidades”.
- Luis D’Elía (Federación de Tierra y Vivienda, llamó a votar): “Para nosotros fue una elección muy buena, creemos que existió un avance en la conciencia entre los más pobres. La FTV convocó a votar para no hacerle al juego a los partidos tradicionales, recomendamos votar por Kirchner, por Carrió o por Alfredo Bravo. En segunda vuelta vamos a discutir qué hacer, aunque entre la vida y la muerte no se duda, hay un candidato que quiere dialogar y ofrece una salida en términos de consenso, independientemente de que mantengamos con él diferencias políticas, y otro que promete poner el ejército en la calle para aplastarnos. Seguro que por Menem no vamos a votar. Las elecciones pusieron en claro, por otra parte, que las visiones más dogmáticas, más sectarias, como el PO y la Izquierda Unida, si bien tuvieron un pequeño crecimiento no consiguieron adhesión”.
- Néstor Pitrola (Polo Obrero, llamó a votar por el Partido Obrero): “Como izquierda hemos tenido un voto absolutamente marginal, lo cual nos plantea un debate desde el punto de vista de cómo intervenir en el futuro en los problemas pendientes. Creo que los protagonistas del proceso de lucha no tuvieron una expresión política en estas elecciones, aparecimos fragmentados y no hemos sido un canal de expresión. Pero el voto ha mostrado también la fragmentación del PJ y del radicalismo, una fragmentación política que se expresa incluso de manera geográfica, ya que ha habido un voto de aparato en Buenos Aires, en San Luis, en las provincias del norte que le responden a Menem. La elección tradujo las divisiones de los aparatos. Ahora tenemos a la delegación del FMI esperando para acordar con el futuro gobierno, por lo que el conflicto social inevitablemente va continuar marcando la agenda política”.
- Juan Cruz D’Affuncio (Movimiento Aníbal Verón, llamó a impugnar o a no votar): “Ningún candidato superó un porcentaje mínimo, no es para que festejen tanto. Hay un 20 por ciento de la gente que no fue a votar. Nosotros no hacemos un balance positivo, hubo una fuerte campaña por el voto útil y eso tuvo efectos. Creemos que este momento va a pasar como todas las elecciones, las promesas van a volver a mostrarse vacías. Se habla de dos modelos en disputa en el ballottage, nosotros opinamos que ninguno de los dos resuelve los problemas de este país. En el campo popular no hay una organización sólida que pueda coordinar todas las luchas, pero la apatía y la bronca siguen existiendo. La elección enfrió los reclamos que se expresaron en diciembre del 2001, aunque no deberían subestimar al pueblo, porque si lo hacen les va a volver a pasar lo mismo. Este gobierno tuvo que adelantar estas elecciones por eso, cuando la mentira que intentó instalar el 26 de junio, cuando la represión en Avellaneda, les salió mal”.
- Jorge Ceballos (Barrios de Pie, llamó a no votar, votar en blanco o impugnar): “La sociedad priorizó el voto útil. El efecto cuco de Menem yla presión mediática llevó mayoritariamente a la gente a elegir por alguna de las opciones, aunque de todas maneras el porcentaje de votantes estuvo en el 77 por ciento, es decir que fue casi igual que en el 2001. Lo que bajó fue el voto en blanco y el voto nulo, es decir que el voto activo de protesta se canalizó hacia alguno de los candidatos. Nosotros no nos hacemos los distraídos ante esta situación, pero seguimos pensando que tomamos la decisión correcta con la contracampaña electoral, porque los dos candidatos del ballottage van a seguir con el ajuste, hoy ya tenemos en el país a la delegación del FMI. Me parece que lo que viene es un escenario de confrontación, cualquiera de los dos que gane va a acordar nuevos recortes”.

Compartir: 

Twitter
 

Muchas agrupaciones reconocen que el voto a la izquierda y de protesta fue menor de lo que esperaban.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.