UNIVERSIDAD

“Ninguna universidad corre el riesgo de cerrar por falta de recursos”

El secretario de Políticas Universitarias dice que el envío de fondos mejorará este trimestre. Prevé un recorte a fin de año.

 Por Javier Lorca

Si bien la ejecución presupuestaria para las universidades mejoraría en el tercer trimestre del año, todo hace temer que el 2002 se cerrará con un nuevo recorte de hecho, como ya parece tradición. Al menos eso se desprende del diálogo que mantuvo Página/12 con el secretario de Políticas Universitarias, Juan Carlos Pugliese. El funcionario del Ministerio de Educación habló después de que la UBA reclamara el envío de fondos y la Universidad de La Plata advirtiera que está a punto de cerrar.
–¿En qué estado se encuentra la ejecución presupuestaria?
–Para entender lo que pasa, hay que recordar que este gobierno pagó, cuando asumió, los salarios de diciembre y medio aguinaldo que habían quedado adeudados. Este año giramos el pago de salarios de enero a junio, incluido medio aguinaldo, más diciembre y otro aguinaldo de 2001, más 25 millones por gastos de funcionamiento de agosto, septiembre y mitad de octubre pasados. Sumando todo, llevamos transferidos 860 millones. Estamos a mitad de año y eso es la mitad del presupuesto universitario, que es de 1800 millones. Si hubiéramos empezado de cero, la ejecución sería normal. Pero había una deuda de 72 millones, que ahora está en 46.
–Esta semana el consejo de rectores (CIN) y los gremios docentes (Conadu) acordaron eliminar el recorte del 13 por ciento a los salarios que se venía ejecutando hace un año. ¿Se podrá cumplir ese convenio?
–Lo que permitió ese acuerdo es que está prevista una ejecución bastante más amplia para el tercer trimestre. La ejecución del presupuesto depende de las asignaciones que hace Economía para cada trimestre. Para los dos primeros, fijó unos 112 millones por mes para las universidades, cuando los salarios solos se llevan 105 millones. Pero desde el tercer trimestre habría más fondos.(Nota: fuentes consultadas por este diario estimaron que la asignación mensual treparía a 130 millones.) En el presupuesto 2002 se bajó un 13 por ciento la suma afectada a salarios, pero se mantuvo igual el presupuesto global. Si ahora va a haber más fondos para gastos, las universidades van a poder compensar los salarios.
–¿Hay alguna universidad con riesgo real de tener que cerrar, como advirtió esta semana la de La Plata?
–No. Ninguna universidad corre el riesgo de cerrar por falta de recursos. Aunque algunas están peor que otras. La Universidad de La Plata es cierto que está mal. No lo tengo que decir yo, pero ahí es claro que la composición política del movimiento estudiantil y de ciertas facultades pesó mucho en la declaración de esta semana. Eso es declaracionismo estéril. Lo mismo pasó la semana pasada en Salta. Pero no hay riesgo de cierres habiéndose ejecutado la mitad del presupuesto.
–Si no se envían fondos para gastos de funcionamiento desde octubre pasado y las universidades siguen funcionando, ¿se va a terminar concluyendo que esos fondos no hacían falta?
–Para evitar eso hemos hecho resoluciones reconociendo que existe una deuda. Además, las universidades están funcionando porque no están imputando esos gastos. Se las están arreglando con diferimientos de pagos o con recursos propios. Es para felicitar a los rectores por la maravilla que están haciendo.
–¿Hay una política deliberada del Gobierno de dejar en último lugar al financiamiento universitario?
–No. En algún momento tuve el temor de que existiera esa intención, pero no es así. La subejecución se está sufriendo en todos lados. El caso más publicitado es el del PAMI. Hace poco hubo un debate en sordina, por el mismo tema, en las Fuerzas Armadas.
–Dada la actual subejecución, ¿se va a terminar produciendo un recorte de hecho a fin de año?
–Existe ese riesgo. Es lo que ha sucedido en los últimos cuatro años. Si hacemos una proyección al último trimestre de lo que se viene asignando, habría una subejecución cercana al 6 por ciento. Lo cual seríamuchísimo menos que lo subejecutado para el conjunto del presupuesto nacional.
–Los rectores y los gremios docentes abrieron una paritaria para negociar un aumento salarial. ¿Hay alguna posibilidad de lograrlo?
–No conozco la letra del acuerdo, pero las universidades tendrán que seguir el esquema de salarios del Estado.
–En la comunidad universitaria hay preocupación por el incumplimiento del Programa de Incentivos a Docentes Investigadores.
–Es cierto. Recién se pudo pagar la cuota de abril de 2001, excepto en las seis universidades más grandes. Esa discriminación se hizo por Tesorería, teniendo en cuenta los montos y la recaudación. Ahora para nosotros es una prioridad cumplir con el programa.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • “Ninguna universidad corre el riesgo de cerrar por falta de recursos”
    Por Javier Lorca

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.