VERANO12

Horror puro

Hasta los ocho años cumplidos, cuando su crecimiento se detiene por completo, los enanos son iguales a los demás chicos, pero ya desde los seis algo les revela que serán diferentes; son dos años de horror puro. Después se internan en el destino común de los enanos: reciben burlas, son golpeados o, al contrario, su defecto les permite eludir castigos, etcétera. La adolescencia es dura pero después el dolor se mitiga. Van a salas de baile para personas enanas donde encuentran mujer, se casan y tienen hijos normales que, pese a la diferencia inversa de tamaño, los respetarán si han sabido educarlos.

Compartir: 

Twitter
 

 
VERANO12
 indice
  • Es descuidado con sus juguetes
    Por Pedro Lipcovich

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.