El deber cumplido

Queridos y estimados compañeros y compañeras de la cultura de nuestra ciudad: les escribo para contarles que no trabajaré más en el ámbito de la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario. Motivan mi renuncia (como subsecretaria de Industrias Culturales y Creativas) razones de índole personal y profesional, que reorientarán mi desempeño a rumbos de producción, investigación y gestión cultural.

Durante estos 26 meses de trabajo hemos propuesto, diseñado e ideado 116 proyectos de los que ejecutamos 112, ejercicio que me ha permitido dos grandes satisfacciones: el deber cumplido con la gestión pública y el goce de las relaciones humanas, que presidieron todo en nuestras conductas.

Hemos velado por nuestro patrimonio público y nuestra memoria; hemos convocado a personas expertas en diferentes especialidades; hemos basado nuestras definiciones ideológicas y acciones técnicas en el respaldo bibliográfico según normativas adecuadas vigentes y conocimientos actualizados; hemos tendido vínculos con autores, autoras y agentes de nuestra ciudad con voluntades de dar lugar a producciones culturales; hemos ofrecido cercanía a nuestras comunidades artísticas, y hemos articulado con organismos a nivel regional, nacional e internacional, así como, en lo singular, he trabajado con distintas secretarías de nuestro notable gabinete municipal.

Por último, no debe entenderse esta renuncia como un gesto de abandono a la militancia por las políticas culturales, acción que he ejercitado desde muy temprana edad; por el contrario, orientaré mis días a la ejecución de nuevos planes de inscripción disciplinar.

Siento pleno agradecimiento por la posibilidad que me ha brindado la intendenta Mónica Fein por lo compartido con los equipos de trabajo, por las experiencias que permitieron aprendizajes colectivos y por el compromiso y el rigor profesional que conformaron nuestro vínculo.

Hemos definido un nuevo paisaje cultural que ha permitido crear una matriz laxa y generosa en la que surgieron voces y agentes nuevos; confío en esta senda.

Seguramente estaremos en contacto. Un abrazo afectuoso, de los de siempre.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ