La tercera edición del Festival Ahora se realizará hoy en el Konex
La hora del empoderamiento femenino
Barbi Recanati y Marilina Bertoldi encabezan este encuentro, del que también formarán parte otras artistas mujeres. “Empujamos al mercado a que tenga conciencia”, dicen los organizadores.
“Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia”, dicen las artistas del Festival Ahora.“Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia”, dicen las artistas del Festival Ahora.“Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia”, dicen las artistas del Festival Ahora.“Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia”, dicen las artistas del Festival Ahora.“Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia”, dicen las artistas del Festival Ahora.
“Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia”, dicen las artistas del Festival Ahora. 

Para su tercera edición, el Festival Ahora, que se celebrará hoy en la Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131), a partir de las 16 hs, preparó una programación especial inspirada en esta época, en la que la mujer celebra su empoderamiento, no sólo en la Argentina sino también en buena parte de la sociedad occidental. Por eso, afín a esa identidad que empezó a moldear en sus realizaciones de 2015 y del año pasado, el encuentro tendrá una grilla sustentada por las artistas que se convirtieron en referentes actuales de la escena musical independiente local. Además de Marilina Bertoldi, quien brindará un solo set, y de Barbi Recanati en calidad de cabeza de cartel, esta comunión sonora, que dialogará con otras manifestaciones del arte, contará con las participaciones de Violeta Castillo, Potra, Sof Tot, La Femme D’Argent, Victoria Bernardi, Jimena López Chaplin, Jazmín Esquivel, la novel rapera Dakillah y Chita, la flamante revelación del R&B local. También serán de la partida la cantautora mendocina Mariana Päraway y su colega uruguaya Alfonsina.  

“Cuando hay un festival conformado únicamente por varones, a nadie le llama la atención. Está naturalizado. Pero si se trata de una grilla de todas mujeres, hay sorpresa o dicen ‘Cómo se soportan entre sí”, afirma Jazmín Esquivel. “Está bueno generar este espacio y hacer visible su existencia para que en otros festivales musicales haya algo más equitativo entre ambos sexos, así lo volvemos más cotidiano”. La cantautora, quien este año lanzó su nuevo álbum, Púrpura, producido por Lucy Patané, también hace alusión sobre el momento en el que aparece una propuesta como ésta. “Personalmente, me pasa que escucho mucha música de mujeres y no porque me lo imponga, sino porque me sale. Hace diez años, esta idea había empezado a gestarse. Comencé a tocar en parte gracias a Sofi Viola, porque hacía cosas que pensé que las mujeres no podíamos hacer, como tomarse permisos en el escenario o componer canciones que moralmente te sorprenden desde donde están cantadas. A partir de entonces, no me dieron más ganas de cantar susurrando”.  

Ideado por la productora Damasco, el festival, antes que tornarse en una acción oportunista, pretende ser un reflejo de este tiempo. “En este momento lo que está vigente es el movimiento de las pibas, y decidimos hacer declaraciones fuertes y totalmente femeninas”, explica Mauricio Tovar, productor ejecutivo del Ahora. “Empujamos al mercado a que tenga conciencia”. En cuanto la curaduría musical, el organizador, que a causa de la suba del dólar no pudo concretar la participación de figuras internacionales como Javiera Mena, justifica: “Siempre tratamos de invitar a un artista que sea convocante, que nos guste y que sea de nuestro agrado, y en base a eso construimos el resto de la programación. Cuando empezamos a armar un boceto de la grilla, en algunos casos nos escribieron bandas que sólo tenían a una sola integrante, por lo que no encuadraban dentro del concepto. Al momento de llamar a las chicas que están en el festival, se coparon al enterarse de quiénes estaban. De hecho, hicimos una producción de fotos, y fue una situación fue muy linda”.

Si bien las anteriores edición del festival –que cuenta con una curadora para el segmento de artes visuales, Juana Repetti–, estuvieron enmarcadas en el rock, el pop y el indie, en esta ocasión también le dará cancha al trap al incluir a una de sus mayores exponentes locales: Dakillah, que con apenas 17 años no sólo ya es parte de un sello multinacional, sino que también estuvo en la mira de Babasónicos y del Grammy. “La verdad, me desborda un poco lo que me pasa”, confiesa la artista. “Pero esto es como ponerse una peluca: si no la sabés usar, sacátela”. A pesar de que aún sigue girando el estereotipo misógino en torno a la música urbana alternativa, la trapera, que comenzó su carrera improvisando letras de rap en la calle, aclara: “Aunque antes pudo ser así, en las nuevas generaciones ya no sucede. Los chicos siempre me reciben con la mejor y les gusta cuando las chicas rapean. Ese festival es una manera de demostrar nuestro poder. No hace falta decir que no lo tenemos. Y en el caso de que así fuera, podemos hacer algo al respecto”.

Barbi Recanati llega al evento mientras afina su carrera solista. Y es que la cantautora anunció en 2017 la separación de su otrora grupo, Utopians, poco después de que pesara sobre su guitarrista una denuncia por acoso sexual. Eso se sumó a la lista de casos en las que se vieron envueltos algunos músicos e incluso grupos reconocidos del rock argentino. “El escrache y la denuncia es la única defensa, al menos por ahora, que encontraron las mujeres contra un abuso muy extremo de poder de género”, asegura la cantautora. “Una cosa es cuando te enfrentás al poder de un jefe o de un millonario, y otra es poder decirle que no a un pibe en una habitación, y que eso no sea suficiente”. Sin embargo, advierte: “El enojo contra una denuncia falsa, cuando hay muchas que son de verdad, lo que hace es asustar a mujeres que estaban a punto de denunciar o a darle herramientas a personas que sí abusaron para deslegitimarla. Lo que creo que es importante es tratar de no poner el foco ahí, sino en las que sí sabemos que necesitan de nuestra ayuda”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ