Por paritarias y la industria nacional
La UOM salió a la calle
El gremio que conduce Antonio Caló reclamó la actualización salarial. El próximo lunes habrá una última reunión. Si no hay acuerdo harán paro y marcharán a Plaza de Mayo.
La UOM marchó hacia el Congreso luego de que se frenó la negociación paritaria.La UOM marchó hacia el Congreso luego de que se frenó la negociación paritaria.La UOM marchó hacia el Congreso luego de que se frenó la negociación paritaria.La UOM marchó hacia el Congreso luego de que se frenó la negociación paritaria.La UOM marchó hacia el Congreso luego de que se frenó la negociación paritaria.
La UOM marchó hacia el Congreso luego de que se frenó la negociación paritaria. 

“Lo que estamos pidiendo es que los trabajadores puedan vivir dignamente”, aseguró el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, durante la marcha que realizaron frente al Congreso Nacional en reclamo un aumento salarial que no logran acordar con las cámaras empresarias. El gremio anunció que si el próximo lunes no se logra una actualización de los salarios convocarán a un paro y movilización a Plaza de Mayo para el miércoles 12 de diciembre.

La movilización reemplazó al paro que tenía previsto el sindicato porque el Ministerio de Producción y Trabajo los citó para una nueva mesa de negociación prevista para la semana que viene. En el gremio advirtieron que la marcha de ayer también se realizó en las principales ciudades del país. 

El acuerdo paritario que la UOM había rubricado en marzo pasado preveía la revisión de lo pactado en diciembre. Hasta ese momento la suba acordada era del 24,5 por ciento pero el proceso inflacionario de este año diluyó ese aumento. Entonces Caló pidió que se aplique la cláusula de revisión y se reanudó la negociación que para el veterano líder se vino dilatando más de la cuenta ante la negativa de las empresas de mejorar las condiciones salariales a pesar de que reconocen el atraso que sufren los sueldos.

En esta semana hubo reuniones desde el lunes pero la UOM se encontró con una permanente negativa y si bien tenían previsto un paro nacional para ayer jueves, decidieron hacer una movilización ya que la Secretaría de Trabajo convocó a las partes para el próximo lunes. Todo indica que ese día es la fecha límite para la UOM.

Caló aseguró que el sueldo mínimo de los metalúrgicos es de 16 mil pesos y advirtió que esa cantidad “no alcanza para cubrir las necesidades básicas” de los trabajadores. A su turno, Francisco “Barba” Gutiérrez advirtió a PáginaI12 que si el lunes no hay acuerdo “entonces habrá paro y movilización hacia Plaza de Mayo porque no sólo defendemos nuestro trabajo sino también la industria nacional”.

La UOM pretende que hacia fines de marzo, cuando finaliza la paritaria 2018, la recomposición del salario de los metalúrgicos ascienda al 40,5 por ciento. Para lograrlo pidieron un incremento remunerativo escalonado hasta marzo de 2019 que representará un 16 por ciento más de lo que hoy cobran los empleados metalúrgicos. Saben que la inflación estará por encima de ese porcentaje pero entienden que habrán reducido el daño a los sueldos pero tampoco ahogaron a las pequeñas y medianas empresas metalúrgicas. En ese sentido, la dirigencia metalúrgica mantuvo reuniones con el ministro de la Producción, Dante Sica, para que aplique medidas que protejan e impidan el cierre de fábricas. No tienen ninguna garantía de que Sica se preocupe por esta situación pero aún así decidieron realizar la gestión.

“Reconozco el problema de las industrias, lo vemos día a día, algunas trabajan cuatro días a la semana. Pero ellos también tienen que entenderme a mí, que estoy pidiendo un mínimo reconocimiento para que los trabajadores vivan dignamente, lleguen a fin de mes y puedan mandar a sus chicos al colegio”, indicó Caló durante la movilización.

La cita con la secretaría de Trabajo es el lunes a las 15. Ese día la UOM planea movilizar a sus cuerpos de delegados para hacer oír el reclamo y la necesidad de un acuerdo. “La discusión que estamos teniendo son 2 pesos con cincuenta por hora y que nosotros queremos que sea en marzo y ellos en abril. Esperemos que los empresarios reflexionen”, finalizó Caló.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ