Reconversión del área conocida como Puerto Norte
Un barrio sin villas ni torres ni ventajeros
El municipio envío al Concejo el proyecto para la ejecución de viviendas sociales para familias que residen en la zona, y preservación de ex bodega Tubal.
Fein promete "viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para vecinos".Fein promete "viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para vecinos".Fein promete "viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para vecinos".Fein promete "viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para vecinos".Fein promete "viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para vecinos".
Fein promete "viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para vecinos". 

La Municipalidad de Rosario envió al Concejo Municipal un proyecto de ordenanza para llevar una reconversión integral del área comprendida por las avenidas Francia y Caseros y calle Junín, en el sector conocido como Puerto Norte.La iniciativa fue adelantada por la intendenta Mónica Fein durante la apertura de las sesiones del Concejo Municipal: "Queremos terminar con la especulación de unos pocos que intentan lucrar con la necesidad de las familias y darle dignidad a quienes allí viven".

"Proponemos limitar la altura de construcción, que allí se realicen viviendas para quienes actualmente se encuentran en el lugar y se conforme un nuevo sector de parque. Entendemos que finalizadas las instancias judiciales, no puede haber más lugar para ventajeros. Ni torres ni asentamiento, viviendas para cambiarle la vida a la gente y espacio público para el resto de los rosarinos", sostuvo Fein.

La intendenta hacía mención a un sector en el cual residen alrededor de 80 familias, en su gran mayoría en condiciones de informalidad. Debido a la compleja situación habitacional de las familias asentadas en el sector comprendido por las avenidas Francia y Caseros y calle Junín, desde el municipio se pretende abordar la problemática con acciones concretas que den una solución integral, posible y definitiva a todos los que residen en dicho sector.

La propuesta incluye la ejecución de viviendas sociales, con una limitación de altura de 15 metros, para las familias que actualmente residen en el sector, que ya fueron censadas.

Además, se prevé la preservación de las instalaciones de la ex bodega Tubal, consideradas de suma importancia tanto para la memoria del barrio Refinería como también de toda la ciudad, y que dicha construcción sea preservada y destinada para uso público.

Cabe remarcar que el proceso de urbanización del área incluye apertura de nuevas calles y la ejecución de las infraestructuras de servicios, pavimentos, desagües pluviales, cloacales, forestación, alumbrado público y redes de abastecimiento de agua y energía eléctrica.

El proyecto forma parte de un plan a desarrollar sobre tierras privadas y públicas, éstas últimas propiedad del Estado Nacional, desafectadas al uso ferroviario y declaradas de interés urbanístico.

 

 

 

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ