Altamira y Ramal le responde al Partido Obrero
"Decidimos armar la tendencia"

"A pesar de las irregularidades no impugnamos el Congreso porque nos parecía algo demasiado grave, por eso decidimos armar la tendencia como una forma de transitar un camino menos costoso y traumático para plantear nuestras divergencias, pero no imaginamos que iban a reaccionar con un comunicado donde veladamente nos expulsan", dijo Jorge Altamira, histórico dirigente del Partido Obrero que ahora encabeza una "fracción pública" de esa agrupación política. Fue durante una conferencia de prensa que dio junto a Marcelo Ramal en el recuperado hotel Bauen.

En diálogo con Página/12, Ramal expresó: "Estamos reclamando ser una tendencia pública, no por un capricho sino porque los planteos políticos que levantamos han sido objeto de una extensa polémica en los últimos dos años en el seno del PO". Ante la consulta sobre el reciente Congreso partidario, donde Altamira y él fueron relevados de la dirección política, manifestó: "El Congreso vota una política y luego hay una unidad de acción, pero eso no puede significar nunca unidad de pensamiento, nadie puede ser obligado a pensar lo que no piensa, el centralismo democrático no es la supresión de las ideas de cada militante. El Congreso adoptó una política pero ningún congreso puede suprimir un debate, la vida política sigue produciendo hechos, que vuelven a plantear debates. El centralismo democrático es la unidad de acción que emerge de un debate colectivo, no es el principio de autoridad que la dirección ejerce sobre el conjunto del partido".

--Sin embargo, la mayoría expresa que ustedes perdieron en la votación de tal debate.

--Sí, perdimos la votación, que se dio en condiciones irregulares. Tanto a Altamira como a mí se nos limitó la participación en los debates pre congresales. Pero un Congreso y sus resoluciones no cancelan los puntos de vista que militantes o que una tendencia puede sostener.

--¿En qué medida esto afecta negativamente al Partido Obrero y a toda la izquierda durante la campaña electoral?

--Las crisis colocan a prueba a quienes se postulan como dirección del movimiento obrero, apostamos que el PO va a emerger más fuerte y más sólido para levantarse como alternativa política. La polémica política y el debate nunca debería debilitarnos, sino como algo vivo que es capaz de procesar las grandes transiciones políticas. Lo que le hace daño a la izquierda son las medidas de exclusión, de restricción en la democracia interna, la censura y la expulsión abierta o velada de compañeros que plantean el derecho de expresar sus posiciones en el marco de la pertenencia y la unidad de acción del Partido Obrero.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ