El sector turístico privado anuncia pérdidas millonarias para la provincia 
Contra la restricción de ómnibus en el centro salteño
La Cámara de Turismo pidió al intendente Gustavo Sáenz que vete la ordenanza que prohíbe el ingreso de colectivos de gran porte en el centro de la ciudad 
Carlos Eckhardt, de la Cámara de TurismoCarlos Eckhardt, de la Cámara de TurismoCarlos Eckhardt, de la Cámara de TurismoCarlos Eckhardt, de la Cámara de TurismoCarlos Eckhardt, de la Cámara de Turismo
Carlos Eckhardt, de la Cámara de Turismo 

El presidente de la Cámara de Turismo de Salta, Carlos Eckhardt, se pronunció contra la normativa que votaron los concejales para restringir la circulación y estacionamiento de ómnibus semi y doble piso a la zona céntrica. Requirió al intendente Gustavo Sáenz que la vete y que reciba al sector privado. Por su parte, el presidente de la Asociación Salteña de Agencias de Turismo (ASAT), Gustavo Di Mecola, anunció pérdidas de 50 millones mensuales para la provincia. 

 Eckhardt criticó la ordenanza que se aprobó por iniciativa de los concejales Ernesto Alvarado y Alberto Castillo. Afirmó que las restricciones impuestas para el ingreso de colectivos al centro provocarán que los turistas dejen de visitar Salta y opten por otros destinos. La complicación para los visitantes será que no podrán bajar cerca de los hoteles. De este modo, la Cámara de Turismo quiere que siga vigente la ordenanza 14.190, que regula pero no prohíbe la circulación y a la que aseguraron, le faltó reglamentación. 

 “Si dejaran de llegar los colectivos que históricamente están viniendo, el impacto económico sería negativamente de unos 50 millones de pesos mensuales que dejaría de recibir la provincia. Por los traslados en vehículos aumentaría el costo, dejaríamos de ser competitivos y los buses se irían a otras provincias como Jujuy o Tucumán”, dijo Di Mecola a Salta 12. 

Agregó que por eso piden que “se vete la ordenanza o se modifique y los ómnibus puedan entrar controlados en determinados horarios en las calles transversales para que los hoteles queden solo a media cuadra o a una”. Especificó que dentro de los cuadrantes en los que se restringe el acceso hay alrededor de cien hoteles: “Ni siquiera tenemos el parque automotor necesario para trasladar a la gente, será imposible llegar a brindar un buen servicio”, insistió. “En el Casco Histórico que son dos cuadras, ahí sí coincidimos en que los buses no entren. Solo hay cinco hoteles y se puede ayudar para que puedan llegar los visitantes”.

 Eckhardt sostuvo que el turismo aporta el 10 por ciento del PBI de la provincia. “Tenemos 45 mil puestos de trabajo, 120 mil puestos indirectos. Trabajamos de la Puna a las Yungas, generando con responsabilidad social empresaria un aporte a la comunidad. Donde no llega el trabajo formal, el turismo hace que la gente tenga un trabajo digno”, dijo. 

El presidente de la Cámara de Turismo resaltó que Salta está posicionada tercera en el rubro a nivel país y para eso “se ha hecho una tarea gigante”. Expuso además que hubo 1.800.000 visitantes en 2018, y se quejó de que ese crecimiento turístico no estuvo acompañado por el Estado. “Nos falta infraestructura, señalética, voluntad política para resolver los temas de control, sancionar las imprudencias de la gente que carece de sentido común o le da lo mismo el resultado porque hacer las cosas bien o mal no tiene consecuencias. Para nosotros sí las tiene”, indicó. 

 Eckhardt expresó que pese a que participaron de una comisión ad hoc, no los tuvieron en cuenta, ni los invitaron al momento de tratar y votar la nueva normativa municipal. “El sector no va a ser carne de cañón de una situación de orden político”, dijo y subrayó que los concejales no se guiaron por un enfoque técnico. 

 Ante la posibilidad de que la terminal de ómnibus se use como lugar de transferencia, que fue debatida en el Concejo, Eckhardt planteó que “no está en condiciones en este momento” para esa función, “ni para recibir el parque móvil que hoy está limitado en sus accesos. Si pongo un ómnibus en una dársena de 60 butacas y debo transferirlo a 3 minibuses estoy complicado. La terminal por exceso de peso ha tenido hundimientos, ha estado clausurada”, agregó. 

 “El sector tiene absoluta voluntad de resolver el problema de fondo, trabajar en la información, en la instrucción, en la colaboración y en comprometer a los visitantes”, afirmó Eckhardt. 

 La nueva ordenanza

 La ordenanza que se aprobó por mayoría prohíbe la circulación en el primer cuadrante entre las avenidas Belgrano, Sarmiento, Jujuy, San Martín y Bicentenario. Estableció solo una restricción horaria desde las doce de la noche hasta las siete de la mañana en un segundo cuadrante delimitado entre: Rioja, Hipólito Irigoyen, Gurruchaga, Uruguay, Ibazeta, Laprida y Entre Ríos. La medida se estableció para colectivos de doble piso, articulados y de larga distancia, sean de circulación nacional, provincial o municipal y dependan del ámbito público o privado. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ