Las asambleas exigen la derogación de la nueva ley

Megaminería en Mendoza: el reclamo seguirá en marcha

El anuncio del gobernador no satisfizo a los asambleístas.El anuncio del gobernador no satisfizo a los asambleístas.El anuncio del gobernador no satisfizo a los asambleístas.El anuncio del gobernador no satisfizo a los asambleístas.El anuncio del gobernador no satisfizo a los asambleístas.
El anuncio del gobernador no satisfizo a los asambleístas. 
Imagen: NA

Las asambleas mendocinas por el Agua tienen claro que el anuncio del gobernador Rodolfo Suárez está lejos de responder al reclamo popular porque la ley 9209, que habilita el uso de químicos tóxicos para el desarrollo de la megaminería, "sigue vigente". Desde las asambleas saben que el lobby minero no fue afectado con el anuncio y que el estudio de los proyectos de explotación ya están en marcha. El plan de las asambleas será continuar en las calles, como ocurrió este jueves en toda la provincia, exigir la derogación de la ley vía Legislatura e iniciar el camino judicial para que la norma sea declarada inconstitucional. 

"La conferencia de prensa fue un circo armado para desmontar las protestas, para disuadir las movilizaciones, pero nuestro plan de lucha va a seguir", aseguró Federico Soria, integrante de la Asamblea por el Agua de Uspallata. Tras la conferencia de prensa de Suárez —en la que dijo que la modificación a la 7722 "aparentemente no tendría la legitimidad del pueblo"—, los asambleístas debatieron en las plazas, realizaron ruidazos, cortes de ruta informativos, acampes y talleres a lo largo y ancho de la provincia. 

Las promesas de Suárez de no avanzar en la aplicación de ley promulgada en vísperas de nochebuena no altera el eje del reclamo: la derogación de la 9209. "No van a lograr avanzar con los proyectos mineros porque estamos organizados y vamos a utilizar las herramientas legales para acompañar la movilización popular", aseguró Julieta Lavarello, abogada de la Asamblea por el Agua de Mendoza capital y una de las detenidas durante la represión del lunes. 

Derogación 

Lavarello calificó de "vergonzosa" la decisión tomada por Suárez y resaltó que lejos de tratarse de una cuestión legal se trata de una movida política para que la gente "confíe en que no se va poner en vigencia y después hacer lo que quiera". La abogada afirmó a PáginaI12 que el articulado de la 9209 no precisa de su reglamentación para ponerse en marcha, en particular, porque la Secretaría de Ambiente cuenta con el poder de aprobar los proyectos mineros de forma unilateral y "lleva años incumpliendo la ley ambiental".  

La abogada ambientalista indicó que la nueva norma, ya promulgada, seguirá vigente hasta que la Legislatura no vote una nueva ley que la derogue y reponga la 7722. Precisamente, un grupo de legisladores de todo el arco político —peronistas, aliados de cambiemos e independientes— que votaron en contra de la norma presentaron ayer un proyecto en ese sentido. En tanto, desde el PJ de Mendoza, que votó mayoritariamente a favor, se emitió un comunicado replicando el pedido de derogación. "Se va a pagar un alto costo político", aseguró Soria. 

De todas maneras, el camino legislativo favorece al oficialismo porque las sesiones ordinarias finalizaron y solo Suárez podría poner en la agenda de sesiones extraordinarias —la Legislatura aún debe tratar el Presupuesto— el proyecto de derogación. Caso contrario debería esperarse hasta marzo o mayo. "La idea del Gobierno es ganar tiempo para una campaña" en contra de la 7722 insistió Soria.

Como ejemplo cabal de la vigencia de la norma, Soria, que es además de asambleísta técnico en conservación de la naturaleza y licenciado en turismo, señaló que el Gobierno de Cambia Mendoza oficializó, antes de la conferencia de Suárez, que la Secretaría de Ambiente ya revisa el proyecto San Jorge, que busca explotar cobre, plata y oro en Uspallata, departamento de Las Heras. Ese proyecto fue rechazado en 2011 por la Legislatura mendocina, una atributo que la ley 9209 quitó. 

Cultura del agua 

"Las acciones legales no las va a iniciar ni el gobernador ni las empresas mineras, que está siendo beneficiadas. Las acciones legales que sí se van a llevar adelante son las acciones de las asambleas intentando recuperar la vigencia de la 7722", advirtió Lavarello, respecto de los pedidos de inconstitucionalidad que presentarán los asambleístas. 

Las asambleas de toda la provincia se reunirán en los próximos días para decidir un camino común que, adelantan, será rechazar el supuesto diálogo si no está sobre la mesa la derogación y el análisis de los modelos alternativos a la megaminería, que muchas asambleas ya transformaron en realidad, las áreas protegidas. De los cerca de 20 proyecto en estudio, la mayoría están dentro de esas áreas o en zonas periglaciar. 

Les asambleístas confiaron en la capacidad de movilización para continuar reclamando hasta recuperar la 7722, apoyados en la "cultura del agua" que existe en la provincia reflejada en dichos populares como "por las venas de los mendocinos corre agua". 

   


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ