El senador Mariano Recalde presentó el pedido junto a vecinos de los barrios del sur

Ecobicis: presentaron un amparo para que restituyan 20 estaciones dadas de baja

La semana pasada el gobierno porteño había dado de baja 20 estaciones del sistema de Ecobici, todas en la zona sur de la ciudad.
Imagen: Alejandro Leiva

La semana pasada, el gobierno porteño anunció el cierre en la zona sur de la Ciudad de 20 estaciones de Ecobici , el sistema público de bicicletas concesionado a la empresa brasileña Tembici. Este martes, el senador nacional por el Frente de Todos Mariano Recalde, junto a vecinos, usuarios del sistema y al presidente de la Junta Comunal Nº4, Ignacio Álvarez, presentaron un amparo para exigir el restablecimiento de las estaciones que fueron dadas de baja en las Comunas 1, 4, 7, 8 y 9. El escrito exige que se cumpla con la Ley 5.954 de Sistema de Transporte Público en Bicicleta, que establece que en los barrios del sur de la Capital Federal debe haber instaladas al menos el 10 por ciento de las terminales existentes. “Es grave porque cuando se votó la ley se puso expresamente ese piso mínimo porque el sur está desde hace muchos años abandonado y tienen un mayor déficit de transporte que el resto de las comunas”, afirmó el ex legislador porteño y actual senador nacional.

Recalde, vecino de la Comuna 4, integrada por los barrios de Barracas, La Boca, Nueva Pompeya y Parque Patricios, dijo a Página/12 que la empresa “está incumpliendo con el servicio que debe brindar y por el que cobra un canon millonario, al que suma la publicidad que puede vender. La excusa que alegan para levantar las estaciones, baja demanda y vandalismo, es irritante. Es echarle la culpa a los vecinos, que sufren la misma inseguridad”.

Por otra parte, remarcó que “el pliego de concesión no dice que se van a instalar terminales donde haya mucha demanda. Y esto es grave porque la ley busca garantizar una distribución equitativa y que por lo menos un 10 por ciento de las estaciones estén en el sur, que tiene déficit de transporte y la población con menores ingresos de la Ciudad. Hay una relación de doble sentido con estos barrios, el gobierno eligió tratar mal al sur y por eso el sur no lo vota. Y como no lo vota el gobiernó los destrata”, afirmó.

Según la información oficial, las estaciones cerradas fueron las ubicadas en: Pedro de Mendoza y Palos (Nº 179); Plaza Garay (195); Plaza José Marti (302); Del Barco Centenera 2292 (309); Eva Perón y Achaval (312); Directorio y Olivera (323); Plaza Herrera (331); Miró 1684 (333); Plaza Nueva Pompeya (340); Tilcara 3318 (341); Del Tigre 3935 (342); Pomar 4152 (343); Plaza Tupac Amaru (354); Plaza Almirante Brown (358); Plaza Don Segundo Sombra (361); Plaza Díaz Vélez (366); Crisóstomo Álvarez 2873 (367); Berg 3402 (379); Plaza José C. Paz (388); La Plata y Arbeletche (394).

Voceros del rebautizado Ministerio de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad ratificaron, sin dar números, que el cierre respondió al hecho de que muchas bicicletas fueron vandalizadas y que había una baja demanda. De todas formas, aseguraron que “esas terminales serán relocalizadas, aunque todavía no sabemos si en las mismas comunas”. Mientras tanto, explicaron que “se están instalando GPS en los rodados y cámaras de seguridad en las estaciones más conflictivas”

De acuerdo a las mismas fuentes, tras la baja de las 20 estaciones, y tres que fueron cerradas temporalmente por obras en Puerto Madero y en Agronomía, quedan activas 377 terminales del sistema Ecobici, que, aseguraron, mantiene su presencia en todos los barrios en los que estaba (desde 2019 paso de estar en 22 barrios a 39 barrios). Al mismo tiempo, explicaron que “hay instaladas y operativas 52 estaciones en la zona sur de la Ciudad, que representan aproximadamente un 14 por ciento de las existentes”.

Sin embargo, como en Argentina las estadísticas son una fuente de conflicto, los números que manejan en las comunas son otros: para ellos, de las 41 estaciones que había en la zona sur, sólo quedan 28.

En este sentido, el presidente de la Comuna 4, Ignacio Álvarez, dijo a este medio que “a nosotros nos da que las estaciones instaladas en el sur apenas superan el 7 por ciento del total”. De acuerdo al comunero, “es cierto que hay un problema de seguridad en la zona sur, la comuna 4 es la más peligrosas. Pero el abordaje lo tiene que hacer el Estado de forma integral, no castigando a los vecinos, removiendo estaciones en un sector de la Ciudad que tiene una alta dependencia de los servicios públicos y generando más desigualdad”. Como ejemplo de esa distribución desigual de los recursos remarcó que “en la Comuna 4 vivimos diez años menos que en la Comuna 2”. Por este motivo, remarcó que plantearon "la plena restitución del servicio". Y advirtió que "el gobierno de la Ciudad tiene que rever qué medidas tiene que tomar para que siga funcionando con normalidad".  

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ