SOY recomienda: literatura en gel

Algo no funciona. Cicatrices del silencio: el abuso en primera persona

Algo no funciona es el primer libro de poesía de clau bidegainAlgo no funciona es el primer libro de poesía de clau bidegainAlgo no funciona es el primer libro de poesía de clau bidegainAlgo no funciona es el primer libro de poesía de clau bidegainAlgo no funciona es el primer libro de poesía de clau bidegain
Algo no funciona es el primer libro de poesía de clau bidegain 

En la novela Por qué volvías cada verano (Madreselva), de Belén López Peiró, su autora relata el abuso padecido en su adolescencia en manos de un tío poderoso. Este libro acompañó y fue un apoyo clave para que Thelma Fardin, en diciembre de 2018, hiciera pública la denuncia por violación contra Juan Darthes. A clau bidegain esta época le interpeló, y entre otros tantísimos pilares más, le invitó a ponerle voz también a su historia. Clau es un poeta no binarie. En Algo no funciona. Cicatrices del silencio, su primer libro de poesía, cuenta, literaturiza, su propia experiencia.

La editorial cooperativa Muchas Nueces lo hizo otra vez; publicó esta autobiografía escrita en clave poética, enunciada por una voz sexogenérica disidente desde dos registros posibles: el de la crudeza, pero también el de la ternura. Son seis capítulos atravesados por tres mundos íntimamente ligados: el pasado traumático, el presente del aquí y del ahora, el del momento exacto de la enunciación, y la proyección del futuro.

Este libro de textos poéticos vuelve a sacar a la intemperie de nuestra humanidad la denuncia de todas las épocas: los abusos sexuales contra las infancias y las adolescencias, “(ahora hasta los muertos/ confirman que/ esa intrusión fue violencia).” Su autor, clau bidegain, vive en la Patagoniaes docente, activista de la disidencia sexogenéricx y militante de la Educación Sexual Integral con perspectiva transfeminista y cuir. 

Dirá clau que todo lo que venía leyendo del abuso sexual en la infancia y adolescencia era escrito desde el puño de feminidades y que no había dado con la voz de un niño abusado. Le pareció que tenía justamente eso para aportar: sobre su niño de 12 años hasta su adolescente de 19 años abusado: “¿tendré que agradecer?/ por los años de terapia que necesité y necesito/ y por la posibilidad que tuve de repensarme desde el deseo/ desde las ganas de morir y las ganas de matar”.

Fueron ocho años de producción y sanación literaria. Por eso quizás quedan registrados en la poesía de clau bidegain las señales de una historia como ejercicio metafórico de su biografía. El ph de Liniers que se caía a pedazos, el viaje hacia Lugano 1 y 2 en el colectivo 114, los pebetes carísimos y la educación pública. Será también la narración de sus otros instantes lo que marquen el ritmo, la métrica de una vida inagotablemente en posición de búsqueda.

Junto con Hojarascas de Susy Shock y Travesti. Una teoría lo suficientemente buena de Marlene Wayar, este libro de clau bidegain forma parte de la colección “Urgente” que compila la editorial Muchas Nueces. Son todos textos producidos en la vigilia de este tiempo, lecturas que conmueven lo rígido y mortuorio del mundo en la urgencia de poder abrazar a las infancias sin tanta hipocresía.

Este libro es el ejercicio político y poético de la denuncia. Estos textos le ponen voz a un proyecto de escritura que fue una de otras tantas formas de sanar. Esta publicación que ya gira entre nosotrxs es la colectivización de una lucha. “Por los hombres/ referentes de mi vida,/ durante mi infancia y adolescencia/ hoy puedo decir que/ no”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ