Tras la masiva compra de Estados Unidos de Remdesivir

Rusia ofrece a América latina su propio medicamento contra el coronavirus 

El medicamento se probó en pacientes rusos. El medicamento se probó en pacientes rusos. El medicamento se probó en pacientes rusos. El medicamento se probó en pacientes rusos. El medicamento se probó en pacientes rusos. 
El medicamento se probó en pacientes rusos.  
Imagen: Twitter

Luego de que Estados Unidos comprara toda la producción existente del fármaco Remdesivir en una polémica medida acaparadora y egoísta, que generó altísima preocupación a nivel mundial, no sólo porque tal acopio deja sin posibilidad de adquirir el remedio a otros países del mundo, sino porque se teme un comportamiento similar por parte de la administración Trump cuando se encuentre una vacuna, Rusia hizo un anuncio de vital importancia. 

Hoy presentó en Guatemala su exitoso antiviral contra la Covid-19. Se trata de un fármaco utilizado con éxito en 30 mil pacientes de 51 regiones de Rusia, según informó el fabricante. 

A fines de mayo, el Avifavir recibió el certificado de registro de las autoridades sanitarias de Rusia. Es el primer medicamento contra la Covid-19 en el mundo que contiene favipiravir como ingrediente activo. Pocos días más tarde, el medicamento fue incluido en el listado oficial de pautas para la prevención, diagnóstico y tratamiento del coronavirus en territorio ruso.

De acuerdo con lo informado por el gobierno ruso, el fármaco se basa en el antiviral favipiravir, y ”demostró una alta eficiencia" en la primera etapa de los ensayos clínicos. Durante los primeros cuatro días de tratamiento, el 65 por ciento de los 40 pacientes que probaron la droga dieron negativo el análisis de Covid-19. Al décimo día, el porcentaje había subido al 90 por ciento.

En rigor, no es un producto totalmente ruso, dado que el favipiravir se usaba en Japón desde 2014 para tratar la gripe. A partir de ahora lo pueden fabricar no solo las compañías que contaban con la patente, sino todas las demás, algo que aprovecharon los científicos rusos.

El fabricante de Avifavir manifestó que en los ensayos clínicos el medicamento demostró una gran capacidad de interrumpir los mecanismos de replicación del coronavirus. No obstante, la baja cantidad de participantes en la primera etapa de la investigación no es indicador de eficacia y por eso la investigación sigue su curso. Se estima continuar con las pruebas hasta fin de año y contar con 390 participantes.

Mientras, el Ministerio de Industria y Comercio de Rusia ya recibió pedidos de suministro del medicamento de parte de países de Europa, América latina y el sudeste asiático. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ