Este miércoles reduce su circulación

El transporte, un servicio que sobrevive gracias a los subsidios 

El titular SAETA aseguró que a pesar de la caída en la venta de boletos, se mantienen por los subsidios que llegan de Nación y Provincia. 

El presidente de la Sociedad Anónima del Estado de Transporte Automotor (SAETA), Claudio Mohr, sostuvo que no son la excepción en esta pandemia y que el impacto en la recaudación se sintió “de manera muy fuerte” en la economía de las prestatarias del servicio del transporte público de la ciudad de Salta y aledaños.

“Hemos tenido que reducir muchas unidades y muchos kilómetros recorridos”, dijo Mohr ante la consulta de Salta/12. Explicó que el sistema paga de acuerdo al kilometraje realizado. A eso le sumó la caída en la venta de boletos de estos casi cuatro meses, pero reconoció que “eso ha impactado muy fuerte a nivel subsidio en las arcas de la provincia”.

Señaló que desde que comenzó la pandemia, el servicio se redujo a un 15% de los kilómetros recorridos porque se bajaron las frecuencias, y que hoy recuperaron un 60%, aunque cree que con las nuevas medidas anunciadas por el gobernador, deberán reducir al menos un 15% más.

Según Mohr, el aporte que realiza el Estado ronda el 50% del presupuesto mensual que necesita SAETA, “por eso estamos haciendo una administración más finita para controlar todos los gastos que podamos reducir”.

Manifestó que con las restricciones para cumplir con los protocolos se desplomó la recaudación, “sin embargo, no se ha planteado en ningún momento la posibilidad de aumentar el pasaje, porque afectaría directamente a los más necesitados y a los trabajadores”.

También aseguró que ningún trabajador sufrió descuentos ni cesantías, “como ha pasado en Jujuy o Tucumán, que están implosionadas en cuanto a su sistema de transporte”.

Con respecto a los aportes que realiza la Nación, contó que a fin de año consiguieron una “fuerte mejora con la nueva gestión”, pero aclaró que “aún así, un coche en Salta recibe una séptima parte de lo que recibe uno del área metropolitana de la provincia de Buenos Aires”.

Por otro lado, el presidente de Ahynarca, Walter Pérez, indicó que están subsistiendo “como todas las empresas del país, gracias a los subsidios que llegan de Nación y Provincia y que Saeta nos traslada”. Ahynarca es una de las empresas que realiza el recorrido del Corredor 8 en zona sur de la ciudad. 

Si bien el empresario sostuvo que apenas sobreviven, reconoció que están mejor que otros rubros y zonas a las que no le llegó un subsidio local como el que dispuso el gobierno salteño para garantizar los recorridos.

Pérez agradeció que siguen trabajando y que no están perdiendo dinero en la proporción que lo hacen en otras ciudades “que tienen todo parado”.

Explicó que al principio de la cuarentena, el servicio se redujo a solo el 20%, “después subimos al 40% y llegamos al 50%” y que a partir del miércoles, tras las nuevas medidas adoptadas por el Ejecutivo provincial retrocederán hasta tener una prestación del 30%.

De todas maneras, destacó que al tener los sueldos garantizados “los coches parados no gastan gasoil, entonces no tenemos grandes pérdidas”.

“Pensábamos que en agosto esto ya iba a estar funcionado con el 100% del servicio”, confesó, y añadió que para seguir sosteniendo sus estructuras accedieron al préstamo que otorgó el banco Macro para todo el sector a una tasa del 24% anual, “en función de eso estamos aguantando hasta que llegue una mejor época”.

En cuanto a la concesión del servicio, sostuvo que tienen contrato con el Estado hasta el 31 de julio, “después evaluaremos los pliegos y condiciones nuevas para saber si nos presentamos o no”.

“Consideramos que no estamos en París, sino en un país totalmente destruido, donde el transporte está muy mal, y si las exigencias están en función de lo que está pasando, seguramente acompañaremos, pero si hay exigencias nuevas le dejaremos el lugar a otro”, agregó el titular del corredor 8.

El miércoles habrá menos coches

A partir de las medidas anunciadas por el gobernador Gustavo Sáenz, desde este miércoles 15 de julio SAETA realizará una reducción en la cantidad de coches en circulación en todo el sistema de transporte metropolitano de pasajeros.

La empresa informó que la baja en el volumen de servicio se cumplirá en razón de que también se observará una merma de la cantidad de pasajeros, ya que las oficinas públicas contarán únicamente con el personal esencial que garantice su funcionamiento.

A su vez aclaró que sólo pueden acceder al servicio las personas que concurran o regresen de sus lugares de trabajo y cuenten con su permiso de circulación, jubilados y pensionados los días en que deben cobrar sus haberes por ventanilla (según el cronograma de la ANSeS), o quienes deban recibir atención médica o realizar un trámite bancario, para lo cual deberán presentar el turno correspondiente (virtual o impreso) y se mantiene la prohibición de menores de edad en las unidades.

La disposición del Ejecutivo provincial a través del Comité Operativo de Emergencia, establece que hasta el 31 de julio próximo se dispensa a los agentes de la administración pública centralizada, descentralizada, organismos autárquicos del Poder Ejecutivo y sociedades del Estado, de concurrir a los lugares de trabajo.

El Poder Judicial, el Ministerio Público Fiscal y varios municipios, entre ellos La Caldera, Vaqueros y San Lorenzo, ya adhirieron a la resolución provincial. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ