Procesados y con preventiva

Los policías procesados trabajaban en la DDI de La Matanza.Los policías procesados trabajaban en la DDI de La Matanza.Los policías procesados trabajaban en la DDI de La Matanza.Los policías procesados trabajaban en la DDI de La Matanza.Los policías procesados trabajaban en la DDI de La Matanza.
Los policías procesados trabajaban en la DDI de La Matanza. 

La Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento y prisión preventiva de dos policías bonaerenses acusados de simular un allanamiento en el barrio porteño de Parque Chacabuco para quedarse con droga y dinero del narcotráfico, y ordenó profundizar la investigación para deteminar si hay más efectivos implicados. La Cámara fijó además embargos de 7.500.000 pesos para cada acusado.

"No existió orden judicial ni mediaron las condiciones legales de excepción para prescindir de ella", concluyó el Tribunal de Apelaciones al confirmar el procesamiento a los policías de la DDI de La Matanza, Rubén Mujica y Héctor Luna.

Ambos efectivos fueron detenidos cuando realizaban un operativo sin orden judicial en un taller mecánico de Parque Chacabuco en el que luego se encontraron nueve kilos de cocaína, con el presunto fin de quedarse con droga y dólares que pensaban que había en el lugar.

Además los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens remarcaron en su fallo la "imperiosa necesidad de profundizar a la brevedad la pesquisa a los fines de clarificar las circunstancias" que rodearon lo ocurrido en la DDI de La Matanza.

"Existen conversaciones y testimonios que aludirían a un grupo mayor de personas que se hallarían involucradas" en particular "la especial mención que efectúa uno de los imputados sobre el comisario Alfredo Rodríguez --jefe de la mencionada dirección-- de quien recibía las instrucciones", sostiene la resolución.

La investigación está a cargo del juez federal Sebastián Casanello, quien procesó con prisión preventiva a los policías por "allanamiento ilegal, abuso de autoridad, tentativa de extorsión y tenencia de estupefacientes para comercalización", agravado por pertenecer a una fuerza de seguridad.

En la misma causa están procesados por comercio de estupefacientes las víctimas de ese allanamiento del 7 de junio último, que, según dio por probado la Cámara, se hizo sin orden judicial pese a que su existencia fue invocada por los policías cuando fueron interrogados por efectivos de la Policía de la Ciudad que llegaron al lugar tras un llamado al 911.

El Tribunal de Apelaciones descartó argumentos de las defensas vinculados a que el allanamiento se hizo sin orden judicial por tratarse de un delito en "flagrancia", al tener en cuenta que los policías montaron guardia en el lugar en un vehículo sin patente, desde mucho antes de ingresar. Ante ello concluyeron que tuvieron tiempo suficiente para tramitar la orden judicial.

"Me la olvidé, me la olvidé", declaró uno de los efectivos de la Policía de la Ciudad que le respondió uno de los detenidos al preguntarle por la orden de allanamiento, que el día de los hechos sostuvo tener firmada por un juzgado federal de Morón, algo que nunca sucedió, según la causa.

Además, sus defensas sostuvieron que actuaron bajo una "obediencia debida" a sus superiores o " por creer que se encontraban habilitados por ellos para proceder"

"En cuanto al agravio referido a una supuesta 'obediencia debida' que introduce una de las partes --más allá que advertir que dicho planteo contradice el alegado desconocimiento sobre la ilegalidad de procedimiento--, corresponde descartarlo de plano", advirtió la Cámara.

"No sólo porque dicha circunstancias jamás puede justificar la comisión de un delito sino porque, también, resulta inaplicable al caso", en base al "largo período de tiempo que llevan ambos imputados en la fuerza policial --mayor a diez años-- y que, tal como lo declararon, estaban al tanto de que todo allanamiento se realiza con una orden judicial", concluyó la Cámara.

Los dos detenidos ingresaron al taller mecánico vestidos de civil, con barbijos negros y gorras, y por eso quienes estaban en el lugar creyeron en principio estar ante un asalto, según declararon en el caso.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ